LA CIENCIA DE LA LIBERTAD: ENTREVISTA A MURRAY N. ROTHBARD

La_EA_desde_AdentroMurray N. Rothbard (1926-1995), profesor de economía en la Universidad de Nevada, Las Vegas y vice presidente de asuntos académicos del Ludwig von Mises Institute, se encuentra entre los grandes pensadores de la Escuela Austriaca. Fue responsable de llevar la tradición de la Escuela Austriaca desde los últimos años de Mises hasta las presentes generaciones, extendiendo de manera dramática esta tradición hacia nuevas áreas de la historia y la teoría política. Es autor de 15 libros, incluyendo MES (1962), America’s Great Depression (1963), y An Austrian Perspective on the History of Economic Thought. Rothbard fue entrevistado por la Austrian Economic Newsletter durante el verano de 1990.

AEN: ¿Algún pensamiento reciente sobre la hermenéutica?

MNR: Esa es una pregunta de historia del pensamiento, dado que la hermenéutica ha sido destruida por Hans-Hermann Hoppe y David Gordon. Parte de su crítica es que la hermenéutica fue incapaz de demostrar en términos concretos como este nuevo “giro” podría mejorar nuestro entendimiento de la economía. Pero si no hubiesen sido desafiados, podrían haber continuado por años.

AEN: La principal atracción a la hermenéutica fue un vínculo de Mises con ciertos fenomenologistas racionales. ¿Qué partes de este vínculo le gustan y cuáles le disgustan?

MNR: El vínculo fue Alfred Schütz. El era un fenomenologista que creía en el libre mercado y fue anti-positivista. Hizo un excelente trabajo atacando a los positivistas y dejando de lado mentes a favor de los experimentos. Luego marcaría que se necesitan mentes para conducir y verificar los experimentos. Antes que esto, Brentano se encontraba bastante próximo a Menger y los Austríacos. Los Brentanoistas enseñaban lógica, razón, la ciencia de la acción humana, afirmaban que los valores existían, y perseguían un análisis objetivo de la subjetividad. Mises siempre fue claro: sus partidarios no comprenden economía. Las enseñanzas de Dilthey, Windelbrand, Ricket, y Weber son útiles para el análisis histórico, pero no para la teoría económica—Verstehen no Vergiefen. En la búsqueda del subjetivismo, no se puede dispensar de la ciencia y la razón. Con pocas excepciones, del modo en que la fenomenología se desarrolló se volvió irracional y colectivista.

Una buena parte de la fenomenología ya es parte de la tradición Austriaca, como he mencionado en mi artículo sobre praxeología para los volúmenes Nathanson, Phenomenology and the Social Sciences. El otro economista, John O’Neill, quien también escribió para el volumen produjo una palabrería puramente irracional. Y no había mucho más de utilidad en esos dos volúmenes. A Kirzner también se lo invitó a contribuir en este volumen, pero rechazó la propuesta, opinando que los Misianos no tienen nada que ver con la fenomenología. Supongo que yo estaba tratando de ir más allá. Sigue leyendo

Peter Boettke: The Methodology of Austrian Economics as a Sophisticated, Rather than Naive, Philosophy of Economics

Este es el título de la introducción que Peter Boettke hace al mini-simposio en el último número del Journal of the History of Economic Thought. El mini-simposio consiste en dos papers sobre la epistemología en la Escuela Austriaca. Tema controversial si lo hay en la economía.

El simposio consiste en un paper de Scott Scheall (Duke University) titulado “Hayek the Apriorist?” donde compara las posturas epistemológicas de Mises y Hayek y el paper junto a Gabriel Zanotti “The Implications of Machlup’s Interpretation of Mises’s Epistemology.”

Sigue leyendo

INCONSISTENCIAS E INCONSISTENCIAS (Sobre el extremo apriorismo de Rothbard).

Mises_Hayek_RothbardNicolás Cachanosky y yo hemos dicho que Rothbard es inconsistente sobre el tema de su extremo apriorismo y las hipótesis auxiliares. Por un lado critica a Machlup por la importancia que este último les da, pero por el otro lado él mismo las acepta[1]. ¿Entonces?

El punto central de esta pequeña aclaración o in-sistencia en nuestro punto es justificar nuestra “acusación de inconsistencia”. ¿Acaso no hemos “perdonado” las inconsistencias o “tensiones” en tantos autores? Yo mismo he dicho que Mises y Popper presentan ambivalencias en sus escritos[2] y sin embargo he defendido el núcleo central de su pensamiento (la praxeología en el primero y el método conjetural en el segundo). Entonces, ¿por qué no puedo pasar por alto este tema en Rothbard?

Precisamente, porque esta inconsistencia es el núcleo central de su extremo apriorismo. Este último, según el mismo Rothbard, tiene las siguientes cuatro características: 1) el axioma fundamental y las premisas de la economía son absolutamente verdaderos; 2) los teoremas y conclusiones deducidos por las leyes de la lógica a partir de esos postulados son por tanto absolutamente verdaderos; 3) en consecuencia, no hay necesidad de testeo empírico, ni de las premisas ni de las conclusiones; 4) los teoremas deducidos no podrían ser testeados, aun cuando ello fuera deseable.

Sigue leyendo

Zanotti en el V Congreso Internacional La EA en el S. XXI

Gabriel Zanotti fue el primer expositor en el V Congreso Internacional “La Escuela Austriaca en el Siglo XXI.” Su ponencia fue sobre el rol de hipótesis auxiliares (en Mises) y ofrecer aclaraciones sobre el paper que escribimos el año pasado.

Luego de circular el borrador de aquel paper recibimos ciertas críticas de varios Rothbardianos. Por ejemplo David Gordon en esta columna (aquí nuestra respuesta.) Las críticas se pueden resumen en los siguientes dos puntos:

  1. Que Rothbard sí reconocía el rol de las hipótesis auxiliares,
  2. Que negábamos la certeza del axioma central praxeológico.

Nuestras respuestas a estos dos puntos fueron las siguientes:

Sigue leyendo

Naturaleza, Límites y Funcionamiento Interno de las Empresas

CoaseComparto un ensayo que escribí acerca de la “Naturaleza, límites y funcionamiento interno de las empresas“. El artículo cuenta con 30 páginas donde se intenta resumir e integrar las aportaciones de variados economistas como Joseph Schumpeter, Frank Knight, Ludwig von Mises, Friedrich Hayek, Ronald Coase, Israel M. Kirzner, Murray N. Rothbard, Peter Klein, Nicolai J. Foss, Richard Langlois, Victor Vanberg y Peter Lewin, entre otros.

El trabajo se pudo desarrollar gracias a una beca de investigación que recibí de ESEADE, y es parte del material que utilizo para la materia “El Contexto Económico y Social de la Empresa” del Doctorado en Administración que imparte este Instituto Universitario.

Definimos la empresa como una “ficción legal” que relaciona contractualmente a distintas personas con el objetivo de obtener beneficios empresariales. La empresa se estructura con un marco de reglas, aunque dentro suyo surgen órdenes espontáneos que le dan vida a la organización, a la vez que la transforman. La empresa puede expandir sus fronteras precisamente sobre la base del conocimiento que logren desarrollar y acumular sus miembros, sin embargo el crecimiento de las actividades de la empresa encuentra un límite. Demostramos que nunca será posible que una única empresa monopolice el proceso de producción de toda la estructura productiva.

Acceda aquí al artículo completo.

 

Las Leyes Económicas en la Historia del Pensamiento Económico

Quisiera compartir aquí mi última contribución, en este caso en el campo de la epistemología de la economía. Hay tres cuadros en el ensayo que entiendo pueden ser de interés para los lectores de este blog.

¿Qué tratamiento reciben las leyes económicas en la historia del pensamiento económico? ¿Es posible formular leyes económicas? En caso de que la respuesta sea afirmativa, ¿cómo podemos clasificar las leyes económicas? En el reciente homenaje a Joseph Keckeissen escribí un ensayo en el que sintetizo la respuesta de este autor elaborada en su tesis doctoral. El cuadro No. 1 es ilustrativo respecto de su clasificación.

Leyes_Economicas Sigue leyendo

¿De donde viene el “apriori” en economia?

El apriorismo de Mises es ciertamente controvertido. A sus exposiciones no siempre claras se suma el “apriorismo extremo” de Rothbard, postura que invita a una crítica fácil en el plano epistemológico. Si Mises no fue claro, Rothbard dista de aportar claridad al tema.

Mises, sin embargo, no se inventó el apriori yendo a contracorriente de la disciplina. Por el contrario, estaba metido e influenciado por pensadores anteriories a él como J. S. Mill y N. Senior. La búsqueda de los fundamentos aprioristicos de la economía distan de larga data. Algunos autores consideraban que “lo apriori” era resultado de convención en la disciplina. Otros consideraban que había un punto de partida “necesariamente cierto” y no una mera convención lo que fundamenta la ciencia económica.

Es en este debate por definir cuál es el punto de partida de la ciencia económica donde Mises realiza quizás uno de sus aportes menos difundidos y entendidos como importante. Es en el “acto voluntario” [purposeful behavior] donde Mises se para para definir cuál ese apriori de la ciencia económica.

En Caminos Abiertos, Gabriel Zanotti hace un recorrido de este camino de idas y venidas entre distintos autores sobre esta interesante problemática de la ciencia económica. Gracias a Unión Editoria, esta lectura obligada se encuentra nuevamente disponible.

Hannah Arendt – por Alberto Benegas Lynch (h)

indexEn 1968 cuando fuí becado por la Foundation for Economic Education en New York, en uno de los seminarios de Murray Rothbard, paralelos a los regulares, nos recomendó a los asistentes una obra de una persona que hasta el momento no había escuchado nombrar. Se trataba de The Origins of Totalitarianism de Hannah Arendt. Una intelectual alemana que trabajó su tesis doctoral con Jaspers (a quien se refiere con admiración en “Karl Jaspers: A Laudiatio” incluido en su Men in Dark Times), amante de Martín Heidegger (que se volvió nazi) y finalmente, después de un breve matrimonio terminado en divorcio, casada con el filósofo-poeta marxista Heinrich Blücher. Luego de largos e intensos estudios, Arent se trasladó a Estados Unidos donde enseñó en las universidades de Princeton, Chicago,Columbia, Berkley y Yale.

El libro mencionado básicamente trata de las características comunes de los sistemas impuestos por Stalin y por Hitler (uno se alzó con el poder después de la revolución bolchevique y el otro a través del proceso electoral). La autora muestra las ideas y políticas comunes de estos dos monstruos del siglo XX: la infernal maquinaria de propaganda, las mentiras más descaradas, el terror, la eliminación de opiniones disidentes, la necesidad de fabricar enemigos externos e internos para aglutinar y enfervorizar a las masas, el extermino de toda manifestación de individualidad en aras de lo colectivo, el antisemitismo, el estatismo rampante y las extendidas y sistemáticas purgas, torturas y matanzas.

Sigue leyendo

Rejoinder to David Gordon

Over at Mises Daily, David Gordon offers a critique of my paper with Gabriel Zanotti, The Epistemological Implications of Machlup’s Interpretation of Mises’s Epistemology. We are certainly grateful for Gordon to take the time to not only read our paper, but also to write his critical remarks. We think, however, that his critique is as well intended as is misplaced. We just don’t hold the position that is target of Gordon’s criticisms. We should clarify a few key misconceptions as well as offer some replies to his arguments.

First, a few clarifications about our paper:

  • As we explicitly state in the title of our paper, our work is not about Machlup’s position on epistemology. Our paper is about Machlup’s intepretation of Mises’s apriorism, which may or may not be the same position than the one Machlup holds. Any criticism aimed at Machlup’s own position misses the target.
  • The matter of fact is that Rothbard reacts directly and explicitly to Machlup’s interpretation of Mises. There is, then, two of Mises’s students arguing that Mises hold an a priori position, but they differ on how this should be interpreted. We think is fair to put both at the same level of initial plausibility and go back to Mises’s work and see which one of these authors were closer to Mises’s own position (The reasons why we think this history of though exercise is valuable should be clear as we approach the conclusions in the paper.) We focus on Machlup’s paper because it offers a good initial bridge to modern epistemology in Austrian economics (something that we think is needed.) Again, it is not that Machlup’s paper has not received the attention it actually did. And is not Machlup’s own position, but his interpretation of Mises what is the focus of our paper. Little is gained by criticizing Machlup per Machlup.
  • No one here, not Rothbard, not Machlup, and certainly not us, question the a priori in Mises epistemology. We are not questioning the certainty of the praxeological axiom.

It is to avoid these confusions that in the introduction we say that “[o]ur argument is not that Machlup’s (1955) presentation is at face value a representation of Mises’s position, but that Mises was not an extreme aprioristic thinker and that Machlup’s work offers a bridge between Mises and Lakatos that has been unexplored.”

Sigue leyendo

Prólogo a “Las primeras burbujas especulativas”, de Douglas E. French

FrenchLos hechos históricos se leerán de manera diferente, mientras los marcos teóricos que utilicen los analistas o historiadores sean diferentes. La gran depresión de los años 1930 suele ser un claro ejemplo de esto:
1. El marco analítico keynesiano comprende su naturaleza a través de la inestabilidad del capitalismo.[1]
2. El marco analítico monetarista comprende que hubo fallos de la Reserva Federal en gestionar la política monetaria, apuntando especialmente a la contracción del período 1929-1933.[2]
3. El marco analítico austriaco, por el contrario, comprende que hubo una política crediticia expansiva en el período previo, de 1924 a 1929, que gestó los gérmenes de la crisis al abrir una fase de mala-inversión que se liquidó en el período posterior.[3]

Sigue leyendo