Acerca de Nicolas Cachanosky

Associate Professor of Economics | Metropolitan State University of Denver

Día mediático

Comparto dos notas en los medios del día de hoy. Una en Infobae donde hablo de Argentina como el país de las oportunidades perdidas. Otra en Perfil donde comento sobre el contrapunto entre Guzmán y su par Brasileño (la economía como mano invisible versus ingeniería social).

Infobae. El país de las oportunidades perdidas

Se suele decir que toda crisis es una oportunidad. Si es así y a pesar de todos sus problemas, flor de oportunidad le ha dado a Argentina el COVID-19. Sin embargo, fiel a su historia, el país se encamina a que esta sea otra oportunidad perdida. A medida que las economías desarrolladas avanzan con sus planes de vacunación comienza a verse una luz al final del túnel. Un regreso a una nueva normalidad con mínimas restricciones a la actividad económica. La economía mundial se encamina a un gran rebote que Argentina va a mirar desde abajo, dejando pasar nuevas oportunidades en la economía postpandemia.

Argentina es como el amateur que quiere entrar a la cancha a jugar con los profesionales. Cuando hay un lugar y los profesionales invitan al país a jugar, Argentina les da la espalda y luego les hecha la culpa por su baja performance. Las oportunidades hay que tomarlas, sus beneficios no se materializan por arte de magia.

Seguir leyendo en Infobae.

Perfil. Chicago boys vs Columbia boys: la ingeniería social vs la “mano invisible”

Existen dos maneras diferentes de ver la economía. Por un lado, la economía es un proceso espontáneo, con vida propia que se autorregula. A esta visión se la suele asociar a la famosa “mano invisible” de Adam Smith. Para este punto de vista la mano invisible no es perfecta, pero sí es mejor que una economía fuertemente regulada.

Por el otro lado, la economía es vista como un problema de ingeniería social. Con raíces en Marx (explotación) y Keynes (irracionalidad), el estado debe controlar, regular, e incluso salvar a la economía de sus propias crisis.

Los Ministros de Economía Martín Guzmán (Argentina) y Paulo Guedes (Brasil) fueron protagonistas de este contrapunto. Ante la afirmación de Guzmán, de que “la mano invisible de Adam Smith es invisible porque no existe”, su par brasileño le recordó que la mitad de los Nobel de Economía fueron para economistas de la tradición de la Escuela de Chicago.

Seguir leyendo en Perfil.

LIBERTAS Vol. 6, Num. 1

El Volumen 6, Número 1 de LIBERTAS: Segunda Época está dedicado al 150 aniversario de la Escuela Austriaca.

Contenido

[1] Introducción al número especial: 150 Aniversario de la Escuela Austriaca
Wenceslao Giménez Bonet

[2] The Austrian School: 150 Years
Nicolás Cachanosky

[3] Introduction to Juan C. Cachanosky’s The Great Depression
Peter Lewin

[4] The Great Depression
Juan C. Cachanosky

[5] Capital: Three-Dimensionally Speaking
Peter Lewin and Nicolás Cachanosky

[6] Uber y la Economía Colaborativa: Un Caso de Regulación Cautiva
Facundo Guadagno y Santiago Ferraro

Acceder al sitio del Journal.

Perfil: Cómo frenar la inflación

Marzo dejó una alta tasa de inflación, 4.8%, lo cual da un 75.5% anualizado. Es la tasa más elevada desde septiembre del 2019. Una aceleración de la inflación era esperable tarde o temprano. La expansión de la base monetaria llegó a un 83% en septiembre del año pasado.

Como es sabido, la expansión monetaria afecta los precios con rezago, no de manera inmediata. Con nuevos picos de inflación resurge la pregunta de qué debe hacer el gobierno para controlar la misma. Las respuestas siguen siendo las mismas de siempre: atacar el problema de fondo en lugar de esconderlo detrás de argumentos multicausales.

Seguir leyendo en Perfil.

¿Nos tiene que vacunar Chile?

No es novedad, los hermanos de Chile tienen un plan de vacunación mucho más eficiente que el de Argentina, donde las noticias sobre el tema giran en torno al escándalo de las vacunas VIP. Como muestra el siguiente gráfico, los datos son claros. Uruguay también es motivo de sana envidia. La ineficiencia no sorprende. Los K nunca se han caracterizado ni por eficiencia ni por transparencia.

El gobierno trata al tema Covid-19 como terminal (aunque en los hechos le preocupe más una reforma judicial). Si es cierto que Covid-19 es un tema terminal, quizás habría que haber cerrado el Ministerio de Salud y contratar a Chile para que administre las vacunas en el país. Más allá de un gesto de grandeza política, sería una manera más eficiente y rápida de inmunizar a la población para poder volver a la normalidad.

El punto no es hacer un comentario controversial, el punto es mostrar que lo controversial debería ser tema de poca relevancia dada la importancia que el mismo gobierno dice dar a la pandemia.

Hace falta mayor flexibilidad laboral

Según un reciente estudio del FMI, Argentina fue uno de los países más afectados por la pandemia en términos de pérdida de puestos de trabajo. Como ya es costumbre, hay que aclarar que los efectos en la economía no responden sólo al COVID-19, también responden a las decisiones de cuarentena y obligaciones de suspender actividades comerciales. Según el FMI, en Argentina se destruyó un 9% de los puestos de trabajo, por encima de países como México, Brasil, Estados Unidos, Canadá y España. Es decir, la cuarentena en Argentina pegó más fuerte a la economía que en otros países. Además, el número argentino se encuentra maquillado por medidas como prohibiciones de despidos. La capacidad de recupero en una economía postpandemia depende de la flexibilidad que tenga la economía para recuperarse y adaptarse a las nuevas condiciones de mercado.

Es de esperar que la salida de la pandemia sea un contexto de alta incertidumbre. No sabemos a ciencia cierta que tan rápida va a ser la recuperación de la economía mundial. O qué sectores se van a recuperar más rápido y cuáles más lento. Si contratar empleados es altamente costoso y riesgoso, entonces es de esperar una recuperación más lenta, así como un menor crecimiento a mediano y largo plazo. Todos entendemos este principio, aunque más no sea de manera intuitiva. Por ejemplo, las citas a ciegas desaparecerían si todo encuentro de esta naturaleza implica la obligación de contraer matrimonio. Un mercado laboral flexible ayuda a los trabajadores, dado que implica mayor predisposición por parte de los empleadores a contratar personal.

Seguir leyendo en Infobae.

El libro de Macri: ¿Censura y boicot?

El ex-presidente Macri escribió un libro, Primer Tiempo. Las noticias de los últimos días, sin embargo, no fueron en torno al contenido del libro, sino a la polémica desatada porque algunas librerías se han negado a vender el libro. Varios días después, la polémica continúa, incluso con notas al respecto en los medios. Las sueltas acusaciones de censura y pedidos de boicot no se hicieron esperar.

Negarse a vender un best seller puede ser racional

Parece ser que una ideología K (anti-Macri) lleva a ciertos libreros a cometer un error: No vender un best seller. Sin embargo, es posible que la decisión sea racional e incluso hasta la correcta desde un punto de vista comercial.

Sigue leyendo

La Nación: El kirchnerismo contra los molinos de viento

En su clásico Don Quijote de la Mancha, Cervantes cuenta como Don Quijote pelea contra enemigos imaginarios, los molinos de viento. Viendo el comportamiento reciente del Gobierno en materia de política económica, uno no puede dejar de ver la analogía. El Gobierno se ha embarcado en una cruzada contra molinos de viento. El gobierno también tiene sus Sanchos Panza, aquellos que en el fondo no caen presa del mundo imaginario K pero acompañan el proyecto por promesas de poder o cargos públicos.

Las diferencias entre el kirchnerismo y la economía no son ideológicas, son fundamentales. La doctrina económica K se contradice con lo que cualquiera manual de introducción a la economía escrito utilizado en cualquier universidad sostiene sobre temas fundamentales. ¿Quién tiene razón, la minoría heterodoxa en el gobierno (¿los Sancho Panza?) o los manuales de economía que se usan hace décadas en el resto del mundo? Algunos ejemplos. La inflación no es un problema ni de puja distributiva ni multicausal. Mucho menos se combate con controles de precios. El comercio internacional es amigo, no enemigo. Un mercado laboral flexible facilita mayor empleo, menor pobreza, y mayores inversiones (por más que quite poder a los sindicatos). El libre mercado genera riqueza, no pobreza. Podemos seguir con los ejemplos por largo rato, pero el punto se entiende. ¿Cómo se explica tal desconexión entre el Gobierno y los fundamentos de una economía sana?

Seguir leyendo en La Nación.

Modern Monetary Theory: Nothing New Under the Sun

What is Modern Monetary Theory?

The term “modern” in Modern Monetary Theory (MMT) is probably not the best choice of words, since it implies there is something new in MMT. As many MMT critics point out, looking for something new in MMT is a pointless excercise. There is nothing new to be found. Paul Krugman,1 Lawrence H. Summers,2 and Kenneth Rogoff3 are three renowned economists who did not pull their punches when evaluating MMT. Still, the lack of novelty and the strong adverse reactions have not stopped MMT’s rising popularity, especially among progressive-leaning policymakers. How so?

To understand this situation, it is important first to clarify what MMT is and is not. At least as I understand this theory, the term “modern” in MMT does not refer to something new or novel but to the modern-world way of doing monetary policy. Namely, the term modern refers to the epoch that starts with the abandonment of the remaining remnants of the gold standard 1971. “Modern” refers to the full adoption of fiat money; it is not a reference to a new model or theory. We can agree that the adoption of fiat money is a gamechanger in policymaking but disagree on the implications of such monetary regime change.

Continue reading at Econlib.

150 años de la Escuela Austriaca: Timeline de principales obras

Este año se cumple el 150 aniversario de la publicación de Principles of Economics de Carl Menger, marcando así el 150 aniversario de la Escuela Austriaca (EA). Siglo y medio es mucho tiempo. Es fácil perder noción de las contribuciones que han tenido lugar de 1871 a la fecha por esta escuela de pensamiento. Una línea de tiempo ayuda a tomar distancia y ver la evolución de las publicaciones de esta tradición de pensamiento. El gráfico que acompaña este post incluye en la parte superior las principales publicaciones de la EA, y en la parte inferior principales publicaciones “mainstream”. Es difícil aún evaluar cuales son los trabajos más influyentes de los últimos años, por lo que el gráfico no incluye muchas obras recientemente publicadas.

Sigue leyendo

SMP: Galbraith Offers a Poor Defense of MMT

Modern Monetary Theory (MMT), which claims that a country issuing debt denominated in its own currency can finance a large amount of government spending by issuing debt or printing money without worrying much about a debt crisis or high inflation rates, has grown in popularity on the political left in recent years. But it has failed to gain much support in the economics profession. That is largely due, in my view, to problems with the theory. But the poor defense routinely offered by its more prominent advocates also contributes. James K. Galbraith’s recent article serves to illustrate.

“As anyone who has ever been responsible for legislative oversight of central bankers knows,” Galbraith begins, “they do not like to have their authority challenged. Most of all, they will defend their mystique – that magical aura that hovers over their words, shrouding a slushy mix of banality and baloney in a mist of power and jargon.” Their negative reactions to MMT can be dismissed, he implies, as self-serving efforts to maintain control. After all, MMT represents what central bankers fear: a “popular, accessible, and democratic” theory.

Continue reading at AIER.