TEORÍAS ANTIGUAS Y MODERNAS SOBRE EL INTERÉS – Frank A. Fetter (Libertas No. 3 – ESEADE – octubre de 1985)

La teoría abstracta, siempre de fundamental importancia, tiene, al igual que las polÌticas prácticas, sus propios temas del día, y en la actualidad el debate sobre el problema del interés ha cobrado especial vigencia. Entre los artÌculos recientes podemos destacar los de los profesores H. R. Seager, Irving Fisher y H. G. Brown.1

Las simples diferencias de opinión no nos preocupan demasiado, pero hay determinadas imparcialidades impersonales de algunos otros estudiantes de economía con respecto al problema del interés, que si se encuentran implicadas, pues en los recientes debates se introducen de manera equitativa la antigua y la nueva concepción del problema del interés.2 Y, sin embargo, la opinión más actualizada parecería estar a punto de perderse frente al jurado de la opinión económica. Entonces, constituye un deber intentar una mejor afirmación de las verdades olvidadas. Las opiniones rivales podrían caracterizarse como la teoría del interés tecnológico3 y la psicológica. Durante más de una década la teoría psicológica ha ido ganando adherentes en Estados Unidos de Norteamérica. Pero también ha habido una crítica adversa en algunos pocos analistas de libros y en ocasionales notas de pie de página; no obstante, en general, la oposición ha sido de carácter simplemente negativo, ya que la mayoría de los economistas ha dejado de tomarla en cuenta y ha decidido apoyar la antigua teoría.

Seguir leyendo aquí.

La Curva de Phillips y la tasa de interés

La autoridad monetaria se debate desde hace meses si subir o bajar la tasa de interés. El debate está en el premio que le vamos a dar a los agentes por mantener sus activos pesificados. Subir la tasa, contribuye a pesificar la economía; Bajar la tasa, contribuye a dolarizarla. La demanda de dinero en pesos resultante es una de las claves para contener la inflación.

Otro modo de ver la cuestión es si privilegiar la lucha contra la inflación o la actividad económica, lo que nos conduce, en definitiva, a la lógica de la Curva de Phillips. Phillips planteó un trabajo empírico en 1958 donde mostraba la relación inversa que existe entre inflación y desempleo. En términos prácticos, si Argentina decide acelerar su lucha contra la inflación, por ejemplo subiendo las tasas, tendrá que aceptar en el corto plazo un nivel de actividad menor, con impacto negativo sobre el empleo. Si decide postergar esta lucha para otro momento bajando las tasas, entonces puede recalentar la economía, pero el costo será una mayor inflación.

Desde mi punto de vista la autoridad monetaria debería privilegiar el objetivo de tener una moneda sana, lo que sólo se puede conseguir limitando la asistencia que el BCRA le ofrece al Tesoro. Esto, a su vez, tiene dos soluciones, o se eleva la tasa de interés lo suficiente, o bien, se controla los agregados monetarios (una propuesta que viene ganando adherentes).

Probados hechos hay en la historia económica que sólo una moneda sana fomenta el ahorro, la inversión, la formación de capital, la generación de empleo, el aumento de productividad, los mejores salarios reales y el aumento en el bienestar. Sólo de ese modo se soluciona el problema de la inflación, y se fomenta actividad económica y empleo.

El gobierno, sin embargo, decide priorizar recurrentemente el nivel de actividad y empleo, poniendo el carro delante del caballo. Lo más grave es que el margen de acción se acorta porque las elecciones se acercan, y entonces ya no hay opción para bajar a tiempo la inflación y que en 2019 la actividad económica y el empleo despeguen fortalecidos. Son los costos del gradualismo, y nadie puede decir que los economistas no lo hemos advertido.

Publicado originalmente en La Gaceta, el 16 de febrero de 2018.

Salir del cepo, o bajar la inflación, subiendo tasa de interes: Demanda y Oferta

A los pocos días de asumir, el gobierno de Mauricio Macri eliminó las restricciones a la compra de USD (cepo cambiario.) Parte de la salida del cepo, según ha trascendido, consistiría en elevar las tasas de interés (en pesos). A la par, varios economistas sugieren que el tipo del cambio al cual se salió del cepo se queda corto, la devaluación debería haber sido mayor.

Las operaciones financieras pueden ser confusas. Quiero, primero, aclarar el peligro de salir del cepo elevando tasas de interés con un sencillo uso del gráfico de demanda y oferta. En segundo lugar, referirme a una interpretación alternativa: que subir las tasas de interés es para contener la inflación, no al tipo de cambio.

Sigue leyendo

4 razones que explican por qué la Reserva Federal no subió la tasa de interés

Tras la crisis supbrime y la “gran recesión” de 2008, la Reserva Federal de los Estados Unidos decidió bajar la tasa de interés nominal de corto plazo al 0 por ciento. Ben Bernanke, el Presidente de la Fed en aquel momento y artífice de la recuperación económica de los años siguientes, afirmaba que la tasa de interés permanecería en esos niveles hasta que el nivel de desempleo -que había tocado el 10 % en 2009-, volviera a valores inferiores al 6 %.

El gráfico No. 1 muestra la continua y persistente baja en el desempleo desde enero de 2010 a la fecha, con un último dato alentador en la tasa de desempleo en el 5,3 %.

Seguir leyendo en Fortuna Web.

 

Escenario Economía Global 2016: ¿Subirá La Reserva Federal La Tasa De Interés?

La Facultad de Ciencias Económicas de la UCA acaba de publicar el Informe de Economía e Instituciones de junio de 2015 con un artículo donde analizo la posibilidad de que la Reserva Federal suba los tipos de interés de corto plazo en los próximos meses.

Dice el resumen ejecutivo del Informe:

En la segunda columna Escenario Economía Global 2016: ¿Subirá La Reserva Federal La Tasa De Interés?, el autor describe el contexto financiero en el plano internacional. Para eso, realiza una síntesis de cómo se comportó la tasa de interés de los EEUU a lo largo de lo que va del presente siglo, y cuáles fueron las políticas tomadas por la Reserva Federal. En los últimos años, se ha establecido como política monetaria tener una tasa de interés en 0%, y en los próximos meses, se espera que habrá un alza de ella. Frente a esto, el columnista enumera alguna de los posibles impactos en la región. De esta manera, se puede observar cómo la decisión que tome la institución pueda afectar el curso de la economía regional e internacional.

Acceda aquí al informe completo.

WP: The International Effects of Monetary Policy in the Capital Structure of Production: The Cases of Colombia and Panama (2002 – 2007)

Comparto un borrador sobre contagio internacional de los desequilibrios en la estructura de capital discutidos por la teoría austriaca del ciclo económico ilustrado con los países de Colombia y Panamá para el período 2002-2007. Este es el paper del Don Lavoie prize que Adrián comentaba en un post pasado.

El borrador del artículo ya se encuentra disponible en este link.

Abstract

I study the economies of Colombia (floating exchange rate) and Panama (dollarized) to illustrate how the monetary policy of a large economy can export capital structure distortions to small open economies that follow a different exchange rate regime. If these distortions bear enough weight, then economies with different exchange rate regimes include a common factor that causes their business cycles to appear similar, despite the conventional prediction which focuses on exchange rate as a transmission mechanism or moderator of a monetary shock.

Catarsis #143.556.367.347 + 1: El interes no es el precio del dinero…

Todos los semestres tienen un día especial marcado en la agenda. El día que, en el curso de principios de macro, tengo que cubrir el capitulo de banca y dinero que dice que el interés es el precio del dinero (o se lo expone de manera tan sugestiva que no hay manera que el alumno no caiga en el error, incluido compañeros míos del doctorado). Cada vez que paso por este capítulo recuerdo la imagen de Robin Williams rompiendo un libro en la Sociedad de los Poetas Muertos… aunque dudo que de intentar imitarlo obtenga el mismo resultado… las clases no son un ejercicio controlado como un set de filmación. Pero el mayor dilema siempre es qué tanto explicar este problema y complicar la vida a alumnos recién ingresados a la universidad que no tienen en sus planes volverse economistas, sino que toman el curso porque se encuentra entre sus asignaciones obligatorias.

Más allá de este dilema, ¿de dónde viene este error? ¿Por qué el manual gráfica crédito y dinero contra interés, siendo que no son lo mismo? El interés no puede ser el precio de dos cosas a la misma vez. El interés ni siquiera es un fenómeno monetario. Bien puedo prestar 10 manzanas al autor del manual (edición 2012) contra la entrega de 11 manzanas (10% de interés) dentro de un año. El interés es el precio del crédito (tiempo) que puede o no ser en forma de dinero.

Sigue leyendo

Tasas de Interés y Tipos de Cambio, Jugando con los Triángulos de Hayek

Desde que Garrison popularizó el uso del Triángulo Hayekiano, el mismo se ha vuelto una herramienta que intenta capturar aspectos centrales de la teoría del ciclo: Cómo es que se distorsiona la estructura de producción. El modelo de Garrison es una las contribuciones contemporáneas a la teoría del ciclo. Otra área de investigación puede ser actualizar el supuesto de patrón oro por dinero fiat en un contexto internacional; es decir, con varios bancos centrales y zonas de curso forzoso.

Sigue leyendo

¿Es el Interés un Fenómeno Monetario?

En temas de banca y dinero las cosas a veces parecen estar dadas vuelta. El monopolio, en cualquier otro caso considerado ineficiente y necesitado de regulación, no sólo se vuelve conveniente en la figura de un banco central, sino que además debe ser estatal (caso omiso al problema de Public Choice). Ante ciertos eventos, como las burbujas financieras, la explicación de agentes irracionales es aceptada sin pestañar, casi como si fuese algo normal, mientras que en otras ramas de la economía la racionalidad no se discute. Incluso problemas más complejos como las instituciones aceptan explicaciones racionales a través de juegos repetidos, pero cuando el dinero entra en escena los agentes se vuelven masivamente incapaces de razonar como el modelo le exige. Entre las diversas confusiones en torno al dinero está la idea de que el interés es un fenómeno monetario.

Sigue leyendo