“El viaje de Dujovne debe leerse como una nueva negación al ajuste”: Entrevista con La Gaceta de Tucumán

Adrián Ravier está convencido de que el mercado le puso un límite a la gestión del presidente Mauricio Macri. Por esa razón, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tuvo que viajar a Washington a formalizar el pedido de crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI). “El dilema que se le presentaba al Gobierno era claro: ajuste o FMI”, dice el doctor en Economía Aplicada, especializado en teoría monetaria, en una entrevista concedida a LA GACETA.

– ¿Qué está ocurriendo?

– Las turbulencias de la semana pasada han dejado muestras de la débil situación económica que tiene la Argentina, después de florearse el último año con un “exitoso” gradualismo que permitió en 2017 mostrar recuperación económica, baja de la inflación y también de la pobreza. De “tribuneros”, los liberales pasaron al centro de la escena política, pues fueron los únicos que advirtieron de la necesidad de equilibrar las cuentas públicas. Lo cierto es que esta semana ha dejado una desaceleración en el crecimiento económico, expectativas de inflación mayores y un dólar más alto.

– ¿Es conveniente o no endeudarse con el FMI? ¿Era necesario?

– Henry Hazlitt lo dijo muy claro hace varias décadas. “Si no existiese la ayuda exterior, los gobiernos que hoy la reciben encontrarían aconsejable tratar de atraer la inversión privada extranjera. Para hacerlo, tendrían que abandonar la política socialista e inflacionaria, el control de cambios y las prohibiciones de sacar dinero del país; renunciar a la continua presión sobre los negocios privados, a la legislación laboral restrictiva y a los impuestos discriminatorios, y dar seguridades contra la nacionalización, la expropiación y la confiscación (La Conquista de la Pobreza, p. 194)”. El dilema es claro: ¿ajuste o FMI? Si ajustan el gasto, no necesitamos endeudamiento. Entonces el FMI se retira del país. Pero si tomamos deuda, el FMI ofrece mejores condiciones. Consciente de la desaceleración que generaría en la actividad el endeudamiento local, y de la restricción política que implica hacer un ajuste sobre el gasto público, el endeudamiento externo parece la única salida. El viaje de Dujovne a Washington debe leerse como una nueva negación del oficialismo a hacer el ajuste.

– ¿Cómo impactará esa decisión en la economía? ¿Cuál es el costo para la gestión?

– En términos sociales, la sola mención del FMI nos remite al noventismo. Eso no es una buena noticia. En términos políticos, el gobierno puede pagar cara la presencia del FMI en el país. Macri ya viene perdiendo confianza entre los argentinos, y esto contribuirá a pronunciar su caída. En términos económicos, el programa económico sigue siendo inviable, aunque se gane tiempo.

¿Qué puede hacer el gobierno con el crédito stand by?

– Esto requiere un análisis más profundo, pero este nivel de deuda permite afrontar el pago de intereses por vencimientos de deuda sin perder reservas. Inicialmente se creía que la deuda contraída en el año anterior permitiría afrontar este costo, pero la fuga de capitales y la pérdida de reservas para defender la cotización vigente llevó al Banco Central a notar que las reservas pueden ser insuficientes.

– ¿Cómo impacta en la emisión monetaria, la inflación y el crédito?

– Hasta ahora los dólares que entraban al Tesoro eran adquiridos por el Banco Central a cambio de pesos. Luego, para que esos pesos no generaran una inflación mayor por aumento de circulante, el Banco Central los cambiaba por bonos (Lebac). Si el proceso continúa con la misma dinámica, sí, podría continuar el aumento de circulante y generar mayor inflación. Pero si los dólares que llegan al Tesoro son utilizados para pagar deuda externa, entonces no incrementan el circulante y no hay efecto inflacionario. Por otro lado, tomar crédito interno genera lo que los economistas llamamos “efecto crowding out” o “efecto desplazamiento”, en la medida que el oficialismo absorbe el crédito disponible como una aspiradora y lo encarece para las empresas locales. El crédito interno reduce el ritmo de crecimiento de la actividad económica.

– ¿Y el externo?

– El crédito externo, por su parte, da algo de aire al gobierno para evitar que se resienta la actividad económica, aunque compromete a generaciones futuras. La medida se justifica si en el cortísimo plazo se emprende un camino acelerado hacia el equilibrio fiscal, pero será costoso si este “aire” que recibe el gobierno le permite descansar sobre ese colchón de deuda sin hacer ningún ajuste. En pocas palabras, ya se han perdido dos años y medio con inacción fiscal y el mercado está poniendo un límite.

Publicado originalmente en La Gaceta, viernes 11 de mayo de 2018.

Crisis cambiaria en Argentina – Entrevista en Radio Libertad

Comparto mi análisis sobre lo que ha ocurrido en la última semana en el mundo y en la Argentina. Crisis cambiaria, dólar, déficit fiscal, suba de tasas son algunos de los temas tratados.

Acceda aquí a la entrevista completa en FM Libertad 97.5.

 

Un tipo de cambio real alto para la transición

infobaeEl nuevo equipo económico avanza en el cumplimiento de sus promesas de campaña. Primero, redujo retenciones de exportaciones a cero para todos los cereales —e incluso para la industria—, excepto la soja, que bajó de 35 a 30 por ciento. Segundo, eliminó el cepo cambiario, estabilizó su valor oficial en torno a 13,90 pesos. Algunos analistas esperaban que su valor fuera un poco más elevado, pero eso obligaría al Banco Central a desembolsar mayor cantidad de pesos por la excesiva —y quizás fraudulenta— venta del dólar futuro durante la gestión de Alejandro Vanoli.

Argentina inició, con estas y otras medidas, un proceso de cambio de modelo económico que todavía necesita definir en sus aspectos fundamentales. Uno de ellos trata acerca de la integración comercial global, a través del mantenimiento de las relaciones con el Mercosur y con China, pero también de la integración con Estados Unidos y Europa, aspecto que se comenzará a profundizar en la cumbre del Mercosur en Paraguay. No estoy en la mesa chica del PRO, pero creo que la ambición de pertenecer al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) o generar acuerdos bilaterales con Europa y el Primer Mundo es una de las intenciones del nuevo Gobierno.

Sigue leyendo

Salir del cepo, o bajar la inflación, subiendo tasa de interes: Demanda y Oferta

A los pocos días de asumir, el gobierno de Mauricio Macri eliminó las restricciones a la compra de USD (cepo cambiario.) Parte de la salida del cepo, según ha trascendido, consistiría en elevar las tasas de interés (en pesos). A la par, varios economistas sugieren que el tipo del cambio al cual se salió del cepo se queda corto, la devaluación debería haber sido mayor.

Las operaciones financieras pueden ser confusas. Quiero, primero, aclarar el peligro de salir del cepo elevando tasas de interés con un sencillo uso del gráfico de demanda y oferta. En segundo lugar, referirme a una interpretación alternativa: que subir las tasas de interés es para contener la inflación, no al tipo de cambio.

Sigue leyendo

Nicolás Cachanosky en el RAE, Vol. 27, Issue 3 (Septiembre de 2014)

RAEThe Review of Austrian Economics publicó un nuevo ejemplar de su revista, en este caso el volumen 27, Issue 3, correspondiente a septiembre de 2014. Este ejemplar fue destinado especialmente a homenajear la obra de Israel M. Kirzner, con contribuciones de Mario J. Rizzo, Peter J. Boettke, Henry G. Manne, Peter G. Klein y Per L. Bylund.

La revista incluye también otras contribuciones, entre las que se destaca el aporte de Nicolás Cachanosky sobre la teoría del ciclo económico de Mises-Hayek, la que fuera referenciada antes en el blog (Ver aquí). Nicolás nos recuerda que la teoría del ciclo económico de estos dos autores fue elaborada bajo un contexto de patrón mercancía o patrón oro, y considerando a la economía global como una única economía. Una versión moderna de la teoría austriaca del ciclo económico, sin embargo, necesita cumplir el desafío de extender la teoría hacia economías abiertas con distintas monedas fiat, cambiando el concepto de paridad por el de tipos de cambio.

Este trabajo es parte de la tesis doctoral del autor.

Abstract

This paper extends the Mises-Hayek business cycle theory to open economies with fiat currencies. I explore: (1) the problem of domestic versus international monetary policy with fiat currencies in an international setting. (2) How the feedback effects between central banks in the context of an expansionary monetary contributes to extend and transmit a Mises-Hayek business cycle from big economies to small financially integrated economies. I find that a lengthening of the period of production is not the only effect produced on the capital structure, but also a misallocation of capital goods between the production of tradable and non-tradable goods and services and that business cycles can become more severe when there are open economies with fiat currencies.

Acceda aquí al artículo.

Acceda aquí al número completo de RAE.

Game Over! (por JCC)

JCCCompartimos un post de Juan C. Cachanosky sobre la economía Argentina. El título habla por sí sólo. Sin una innecesaria introducción, Game Over:

Game Over (por Juan C. Cachanosky)

El pensamiento Mercantilista parece ser el más arraigado en el mundo, y en especial en Argentina. Mucho más que las ideas socialistas. Lo normal es que la gente crea que un saldo positivo del comercio internacional es bueno para el país y uno negativo es malo.

Sigue leyendo

Infobae: Mirando el Balance del BCRA

En esta nota de Infobae observo cuatro variables del balances del BCRA (Banco Central de la República Argentina) en el período kirchnerista. La evolución de de las reservas, el tipo de cambio, los adelantos transitorios al gobierno nacional, y la evolución de la base monetaria.

El BCRA ha sido noticia en los últimos meses del 2013. Motivos no faltan: viene perdiendo reservas a un ritmo acelerado, ha incrementado el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial y posee una dudosa política de adelantos transitorios al tesoro que alientan la alta inflación que el gobierno insiste en negar. ¿Qué se observa si miramos el balance del BCRA, no sólo los últimos meses, sino enfocándonos en todo el período K? ¿Cuál es el monto de reservas “propias” y qué otras cosas nos deja ver el balance del BCRA?

Seguir leyendo en Infobae.

Tres Problemas con el Cepo Cambiario

Comparto mi último comentarios sobre “Tres Problemas con el Cepo Cambiario” Esta nato salió en Economía Para Todos y en Infobae.

La acelerara pérdida de reservas por parte del BCRA ha puesto en el centro del escenario el problema del cepo cambiario. Si bien queda poco para que termine el 2013, en lo que va del año el BCRA ya perdió más reservas que el 2011 y el 2012 juntos. Incluso se estima que terminará el año perdiendo alrededor de 12.000 millones. Estos números pueden ser peores si además se tiene en cuenta préstamos que recibe el BCRA que hacen “ver” que las reservas propias son más de la reales. Ni hablar del patrimonio en el balance si se toman las letras intransferibles del Tesoro a valor de mercado en lugar de valor libro. ¿Cuál es el punto de tener un cepo cambiario si el BCRA es incapaz de controlar sus propias reservas?

Seguir leyendo en EPT.

Seguir leyendo en Infobae.

Tipos de cambio y ciclos internacionales

En este post quiere retomar un punto que quedó pendiente en mis anteriores comentarios sobre la transmisión internacional de ciclos económicos. ¿Qué sucede con el crecimiento y volatilidad de países que deciden flotar o fijar sus tipos de cambio ante un exceso internacional de liquidez que eventualmente genera una crisis? ¿Ven los países que siguen uno u otro tipo de cambio una mejor performance en su nivel de producto?

Sigue leyendo

Is Inflation in Argentina Above 100%?

A few days ago Lars Christensen posted at The Market Monetarist an interest post commenting whether or not Argentina could be facing a real inflation above the 100% threshold.

Officially inflation in Argentina is around 11%. However, anybody who has just a minimum of knowledge about the Argentine economy knows that the Argentine inflation numbers are as real as Mickey Mouse. Inflation in Argentina is not 11%, but much higher.

Lars thinks the inflation may be even worse than that of the so-called Congressional Index (around 25%). Given the presence of price controls and Mickey Mouse official estimations, how can we proxy what inflation could really be in Argentina? The problem with estimations like that of the Congressional Index is twofold: (1) lack of resources for a comprehensive estimation and (2) it captures changes in prices under a price control environment, not changes in free prices.

When the post was uploaded I was travelling, and couldn’t get into it until a couple of days ago.

Sigue leyendo