6° Conferencia Anual de Economía UTDT y BCRA

El Departamento de Economía de la Universidad Torcuato Di Tella se complace en anunciar la 6° Conferencia Anual de Economía UTDT, organizada en conjunto con el Banco Central de la República Argentina. La conferencia tiene como objetivo reunir a destacados académicos locales e internacionales para debatir los recientes avances en materia económica.

El evento se llevará a cabo los días 20 y 21 de diciembre en el BCRA y UTDT, respectivamente. Pueden realizar su inscripción aquí .

Programa:

 

. 10.30-11.30: Price Rigidities and the Relative PPP Puzzle

Javier Cravino (Stanford University)

.11.30-12.30:  A Theory of Liquidity Traps

Sebastian Di Tella (Stanford University)

.12.30-14.00: Receso

.14.00-15.00: Trading and Asset Pricing in a Monetary Economy

Ricardo Lagos (NYU)

.16.00-16.30: Receso

.16.30-17.30: Regulatory Competition

Flavio Toxvaerd (University of Cambridge)

 

 . 10.30-11.30: On the Risk of Leaving the Euro

Manuel Macera (UTDT)

.11.30-12.30:  Inovation and Diffusion with Limited Appropriability

Hugo Hopenhayn (UCLA)

.12.30-14.00: Receso

.14.00-15.00: On the Optimal Speed of Sovereign Deleveraging with Precautionary Savings

Francisco Roldán (NYU)

.16.00-16.00: Sowing the Seeds of Financial Crises: Endogenous Asset Creation and Adverse Selection.

Nicolás Caramp (UC Davis)

.16.00-16.30: Receso

.16.30-17.30: Trading Costs and Informational Efficiency

Cecilia Parlatore (NYU Stern)

LA ECONOMIA Y LA POLÍTICA: ¿RIVALES O SOCIOS? – Por Alberto Benegas Lynch (h)

En esta oportunidad centro mi atención en una cuestión que estimo es muy de fondo respecto a una aparente tensión entre los procesos de mercado y la legislación. En este sentido se dice que no es cierto que los recursos que destina el gobierno fuera de sus misiones específicas necesariamente van en dirección distinta de la que hubiera elegido la gente libremente. Se continúa diciendo que para eso está el proceso electoral, precisamente para que la gente exprese lo que quiere.

Esto constituye un fenomenal mal entendido. La estructura gubernamental se concibió desde los Fueros de Toledo de 1085, las leyes leonesas de 1188, la Carta Magna de 1215, los juicios de manifestación aragoneses, el habeas corpus, los principios constitucionales estadounidenses, la declaración de derechos de la Revolución Francesa antes de la contrarrevolución y las Cortes de Cádiz, se concibieron decimos para limitar las atribuciones del monopolio de la fuerza a proteger derechos y la legislatura para administrar el presupuesto y ejercer la prudencia en materia tributaria.

Sigue leyendo

¿Por qué no formalizar el estudio de la economía?

Estudio_economiaCada vez hay más gente que dedica cientos o de horas al año al estudio informal de la ciencia económica. Aparecen en blogs, abren los propios, compran los últimos libros y hasta dedican tiempo a leer las últimas revistas científicas. Buscan literatura contradictoria, van a las raíces de la disciplina indagando en la historia del pensamiento económico, se preocupan por conocer lo que dicen las distintas tradiciones de pensamiento, se animan a cruzar la barrera formal de la disciplina y leen también de filosofía, derecho, historia, ciencias políticas y hasta antropología. Incluso abren su mente y acceden a autores que bajo los estudios formales no tendrían acceso. Mi impresión es que en muchos casos se convierten en mejores economistas que otros que han elegido el camino formal.

Pero mi pregunta a todos ellos es por qué no “formalizan” esos estudios. Si saben que el estudio de esta ciencia los apasiona y si van a seguir dedicando recursos a estos estudios, por qué no obtienen los títulos correspondientes para luego poder ejercer la docencia y la investigación formal. Pienso que de esa manera, el cambio que ejercerán será mucho mayor. Me gustaría conocer la opinión de nuestros lectores.

La Economía de la Escuela Austriaca no es pseudociencia – Parte I

José Luis Ferreira ha escrito un libro en el que relaciona la economía y la pseudociencia. En los últimos días, tomó un extracto del libro y lo subió a un blog incluyendo una breve referencia crítica a la Escuela Austriaca de Economía que copio a continuación.

“Con la escuela austriaca se encienden muchas señales de alarma que nos previenen contra la pseudociencia: ¿dónde están los avances de esta escuela? ¿Cuándo han corregido un error? ¿Cuándo han descartado una hipótesis por encontrar otra mejor? ¿Dónde publican? ¿A quién convencen? ¿Qué datos necesitan para invalidar alguna de sus hipótesis? … En realidad no es de extrañar que esta escuela no presente avances puesto que, como decía Friedrich Hayek, su postura no es consecuencialista. Para ellos la aceptación de la libertad de mercado es un fin en sí mismo como parte de la libertad humana.”

La crítica ha generado una fuerte reacción en los círculos austriacos, y es quizás por eso que me animo a escribir esta nota, básicamente para calmar las aguas y pedir comprensión de un lado y del otro del debate.

A los austriacos les digo que Ferreira no es un improvisado. Es profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y se define a sí mismo como un economista de amplia formación, experto en Teoría de Juegos, Microeconomía, Economía Experimental y Metodología, temas sobre los que dirige proyectos de investigación y publica regularmente artículos en las revistas académicas internacionales.

Les diré además que esta crítica no es nueva, sino que representa precisamente el modo en que la corriente principal, el mainstream, ve a la tradición austriaca.

Incluso diré que parte de la tradición austriaca –y no daré nombres- cae en los vicios que Ferreira señala. Sí, lo confirmo, dentro de la Escuela Austriaca hay autores que contaminan sus investigaciones con sesgos ideológicos.

Pero también le diré a Ferreira que esos sesgos no son sólo un problema en la tradición austriaca. Rallo lo dice claramente en su réplica. No puede desestimarse a toda la tradición por la mala praxis de unos pocos. De otro modo, ¡qué quedaría de la profesión!

Intentaré entonces convencer a Ferreira que hay una Escuela Austriaca a la que vale la pena dedicarle tiempo, y que va mucho más allá de Mises y Hayek.

Sigue leyendo

Al rescate del científico social

SabinoEn esta presentación, Carlos Sabino ofrece respuestas a una pregunta esencial: Es la Historia, ¿ciencia o arte?

Propongo tomar esta presentación como punto de partida para intentar responder también a otras preguntas. ¿Qué relación existe entre la teoría y la historia? ¿Puede haber historia sin teoría previa? ¿Debe el historiador formarse en filosofía, antropología, economía, política, derecho o puede trabajar de forma independiente de esas y otras ciencias sociales? Lo mismo cabe decir de estas otras ciencias. ¿Debe el economista formarse en historia? ¿Debe el politólogo estudiar derecho? Yo creo que sí.

Mi impresión es que el historiador, el politólogo o el economista, no harán un trabajo profundo y responsable si no se forman hasta cierto punto en las otras disciplinas. Las ciencias sociales gradualmente crecen en complejidad, y esto lleva a los profesionales a la especialización, pero con ello, se va perdiendo al “científico social” capaz de ver más allá de las fronteras de esas disciplinas, y con ello, lamentablemente se está perdiendo al verdadero profesional capaz de ayudarnos a entender la problemática social.

Los economistas del siglo XVIII y XIX no son Licenciados en Economía. Son más bien, filósofos sociales. Muchos han señalado que entonces, no había economistas. Yo creo que al contrario, hoy no tenemos economistas, y que “economistas” eran los de antes.

¿Cuánto saben de historia, derecho y política, los economistas modernos? ¿Cuánto saben de economía, derecho y ciencias políticas, los historiadores modernos? ¿Cuánto saben de derecho, economía e historia los politólogos?

Lo que vengo pensando desde hace algún tiempo es que quizás se debería formar a un científico social con una base común, pero interdisciplinaria, y luego cada uno profundizará, quizás con estudios de posgrado en la filosofía del derecho, en la economía, en las ciencias políticas, o en la práctica de la historia, pero con ese tronco común e interdisciplinario que le permitirá comprender mejor la realidad social. Visto así, la especialización sólo puede venir después de un estudio general de las ciencias sociales, del que hoy carecen la mayor parte de los profesionales.

Desde luego hay otras carreras más prácticas, como abogacía o contador público, que siguen siendo necesarias bajo la estructura actual. Pero cuando el abogado abandona la práctica jurídica y estudia la filosofía del derecho, no siempre cruza de vereda para estudiar las otras ciencias sociales. Y lo mismo ocurre con las otras profesiones.

Esto es tan sólo una reflexión. Invito a los lectores a ofrecer las suyas.

Reflexión de domingo: “Un argumento moral para defender la economía de mercado”

SiricoEn un tiempo en el que la actual crisis económica global está causando que los expertos en la materia vuelvan a considerar las nociones vinculadas a la teoría económica, el último libro del padre Robert Sirico, Defending the Free Market: The Moral Case for a Free Economy (2012), defiende la tesis de que la economía de libre mercado es capaz de armonizar dos principios: el de la satisfacción de las necesidades materiales de la sociedad, al tiempo que puede ser un vínculo para promover la justicia y el florecimiento moral de las personas.

El Acton Institute for the Study of Religion and Liberty, del que el P. Sirico es cofundador, es un think tank cuya principal iniciativa consiste en en el estudio de la economía de libre mercado, en un contexto informadado por la fe religiosa y la convicción de la existencia de verdades morales objetivas.

Con posterioridad a una conferencia con periodistas en la sede del Acton Institute en Rorma, y ello con motivo de la presentación de su último libro, el P. Sirico tuvo una entrevista con ZENIT acerca de su libro Defending the Free Market, en donde se presenta una perspectiva en la que la economía de mercado puede ser positivamente entendida desde el punto de vista de la teología católica.

Sigue leyendo