¿Por qué no formalizar el estudio de la economía?

Estudio_economiaCada vez hay más gente que dedica cientos o de horas al año al estudio informal de la ciencia económica. Aparecen en blogs, abren los propios, compran los últimos libros y hasta dedican tiempo a leer las últimas revistas científicas. Buscan literatura contradictoria, van a las raíces de la disciplina indagando en la historia del pensamiento económico, se preocupan por conocer lo que dicen las distintas tradiciones de pensamiento, se animan a cruzar la barrera formal de la disciplina y leen también de filosofía, derecho, historia, ciencias políticas y hasta antropología. Incluso abren su mente y acceden a autores que bajo los estudios formales no tendrían acceso. Mi impresión es que en muchos casos se convierten en mejores economistas que otros que han elegido el camino formal.

Pero mi pregunta a todos ellos es por qué no “formalizan” esos estudios. Si saben que el estudio de esta ciencia los apasiona y si van a seguir dedicando recursos a estos estudios, por qué no obtienen los títulos correspondientes para luego poder ejercer la docencia y la investigación formal. Pienso que de esa manera, el cambio que ejercerán será mucho mayor. Me gustaría conocer la opinión de nuestros lectores.

30 pensamientos en “¿Por qué no formalizar el estudio de la economía?

  1. Adrian, siempre había pensado lo que tu expones, ¿por que no formalizar los estudios en economía?. Creo que muchos de los que estudiamos la ciencia económica lo hacemos autodidactamente. Es apasionante aprender la metodología Austriaca por ejemplo y aplicarlo a la ciencia jurídica, en muchos casos lo que lo realizamos somos abogados, que no tenemos el titulo de economista, pero pasamos mas tiempo estudiando esta escuela del pensamiento que una en el derecho, llámese: positivismo, realismo jurídico, neoconstitucionalismo etc… Pero en cierto caso estoy de acuerdo contigo en que se deba al menos algún día formalizar este saber, pero creo que conocer poco a poco sobre esta escuela nos hacer adentrar mas sobre el estudio de la economía, y que sobre todo por que es completa, algo que las otras no tienen, por que mezcla no solo economía, sino también derecho, filosofía, antropología, sociología liberal… Todo conectado en un solo sentido y eso es lo interesante. Por eso me gusta y cada vez tiene mas adeptos en el mundo y sobre todo en latinoamerica Saludos! Ate. Mario

    Me gusta

    • Coincido plenamente con usted Mario. Al menos yo también me acerqué a la economía en general y a la escuela austriaca en particular con el afán complementar mis estudios en Derecho. Así, alterno entre cosmovisiones aparentemente contrarias como el análisis jurídico-sistemático desde el neoconstitucionalismo para contrastarlo con las aportaciones de la Ciencia Económica. Es realmente enriquecedor para los abogados.

      Me gusta

  2. Me parece que es porque muchos a los que nos gusta la economía irónicamente no es porque vayamos detrás del dinero. Si alguien busca un ascenso o mejores oportunidades de empleo en una oficina mejor estudia un MBA. Por otro lado, la profesión de economista está relativamente poco regulada (afortunadamente). Para ser abogado o contador hace falta contar con un diploma de una universidad autorizada por el gobierno de nuestro país. Para algunos tiene, entonces, más sentido estudiar contaduría o derecho que, digamos, ciencias políticas o economía.

    Me gusta

    • Se me olvidó aclarar que estudian una de esas profesiones reguladas formalmente y estudian economía de forma informal.

      Me gusta

      • Tiene razón Edgar! La economía no emite un título “habilitante”, y por ello podemos estudiarla de manera informal. Pero yo pienso que dado que la economía austriaca no se aprende formalmente, la mayoría de los austriacos son informales, auto-didactas, y esta tradición necesita que sus seguidores formalicen sus estudios para ocupar las aulas que hasta ahora son predominantemente ocupadas por marxistas y keynesianos. De ahí que para mí sea tan importante la inclusión de los autodidactas al proceso formal de enseñanza.

        Me gusta

  3. Yo si soy estudiante de economía, y apasionado de la escuela austriaca y de la economía liberal en general, pero te respondo algo sencillo: La mayoría de las universidades actuales en Latinoamérica son positivistas/post-keynesianas y en el mejor de los casos monetaristas. Es muy frustrante ver lo cerrados que son los docentes – al menos los míos – ya que consideran al capitalismo, como ese monstruo que hay que ‘domesticar’ con la amigable dirección del Estado.

    Cuando empecé a estudiar esta carrera no tenía ni idea de la escuela austriaca, pero poco a poco fuí averiguando por inciativa propia, y me percaté que es primordialmente filosófica (o por lo menos yo nunca he visto libros gruesos con gráficos y cálculos con datos rebuscados), y contraria a cualquier forma de positivismo. Me encantó la forma en que aborda la economía y la realidad humana que por más que los economistas del mainstream quieran hacer ver, no es cuantificable.

    Quien después de estudiar y empaparse en la escuela austriaca y quiera estudiar economía, lo hará para sentarse cinco años a escuchar sobre modelos macroeconómicos/microeconómicos/econométricos/estadísticos y política populista hasta decir no más.

    A pesar de estudiar economía no me apasiona ejercer la profesión, pero me encantaría seguir leyendo más y más libros de autores liberales.

    Saludos.

    Me gusta

  4. A mi me encantaria,me siento identificado con lo que escribis,Veo que se estan abriendo posgrados a distancia, en lo personal me interesan,una contra que se cobran en dolares y no es necesario explicar lo volatil del mismo en Argentina,de solucionar ese tema haria el esfuerzo.Cuando averigue el dolar estaba a 6,luego vino el recargo de la tarjeta y ahora esta en 8,20 ,todo eso en dos meses.No es una queja si una realidad

    Me gusta

    • Muy cierto Pablo! Pero quizás puedas acceder a programas locales, incluso “gratuito” en la UBA. Puede ser muy divertido discutir con los profesores de cada materia si tenes un buen background austriaco.

      Me gusta

  5. En el caso de México tenemos, afortunadamente, la posibilidad de obtener, como autodidactas, un título avalado por la misma Secretaría de Educación Pública, mediante una evaluación, tanto oral como escrita, para lo cual te dan una guía con los temas que abarca el examen. Yo en lo personal espero poder hacer este trámite en este año.

    Me gusta

  6. Influye en mucho, como se dice en los posts anteriores, en los programas de economía.

    Si tuviera que empezar de nuevo a estudiar: el estructuralismo, marxismo, keynesianismo super simplificado, etc, tendría dos consecuencias:

    1) Hartazgo y desazón… por ende abandono de la carrera.
    2) Pérdida de tiempo valiosísimo (a cierta edad es más que evidente).

    Por consiguiente, quienes tenemos cierta edad (arriba de los 30 y monedas) es “marginal” obtener el título y más valioso usar el tiempo para identificar variables representativas para identificar la realidad.

    Me gusta

  7. Interesante tu post Adrián. Mi opinión es que básicamente existen otras profesiones que otorga mayores beneficios. El economista si no ejerce en la docencia e investigación probablemente sólo lo hará en el sector público. A esto se suma que en muchos países latinoamericanos la cultura de investigación es muy baja y la docencia en muchos casos es mal pagada (como en mi país).

    Me gusta

    • Cuanta razón profesor Ravier. Te sigo y leo siempre y esta publicación tuya es el empujón animico que necesitaba, es hora de formalizar nuestro estudio de la economía y demoler el estéril punto de vista metologico neoclasico positivista que impera en nuestras Universidades. Saludo afectuoso desde Asunción- Paraguay.

      Me gusta

    • No estoy de acuerdo Omar! La salida laboral del economista va mucho más allá que el meramente académico y el del sector público. Los economistas son muy demandados en las gerencias de las empresas privadas, si se complementa la licenciatura con un MBA. También se demanda en forma creciente su trabajo de consultoría, que no necesariamente va asociado al sector público. En el mercado de valores también pueden jugar un rol importane. Por último, hay un lugar creciente en los medios para los periodistas económicos.

      A quienes estudian ciencias económicas yo siempre les aconsejo primero completar la licenciatura en economía, y sólo después especializarse hacia la administración (con un MBA), las finanzas (con un Master en Finanzas), o lo que es estrictamente economía (con un Master y un Doctorado en Economía, según el caso).

      Aprovecho para difundir unos consejos para jóvenes economistas que están disponibles en la web, especialmente los de Jorge Avila.
      https://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2012/02/10/consejos-para-jovenes-economistas/

      Me gusta

      • Entiendo y concuerdo tu punto, pero tal como has planteado, primero hay que hacer la licenciatura para luego especializarse. Precisamente las áreas de especialización que mencionas pueden ser también ser desarrolladas por otras profesiones.

        Es por eso mi putno que si uno quiere ser economista sólo le quedan la docencia e investigación o sector público (ejemplo banco central). En caso que un economista gerencia una empresa no se desarrolla como economista, sino como administrador.

        Me gusta

  8. Muy interesante tu post Adrián. Es muy válido tu llamado a formalizar los estudios de economía. Creo que este llamado es para gente joven, el título de economista y sus especializaciones le abre las puertas al mundo laboral, aparte de ser una de las disciplinas más apasionantes y retadoras de las ciencias sociales. Si yo tuviera 20 años no dudaría en dedicarme a obtener un Ph.D en economía. My Ph.D es en matemáticas a la que le dediqué 40 años con mucha pasión. A mi edad obtener títulos académicos ya no tiene ningún significado. Entiendo y aplaudo tu exhortación y espero que sea escuchada.

    Saludos

    Me gusta

  9. Es interesante lo que plantea Adrián, en particular para hacerle frente al mainstream desde las aulas. Sin embargo, por ejemplo yo que estudio Derecho, y aunque no me molestaría hacer la Titulación en Economía para “formalizar” lo poco que conozco en la materia, encuentro más valioso seguir mis estudios de posgrado antes que iniciar otra carrera, por ejemplo en áreas relacionadas con el Derecho empresarial o en temáticas como las consecuencias económicas de los derechos constitucionales, su restricción o protección efectiva, etcétera.

    Quizá afianzando un poco más los métodos de estudio a distancia o similares se pueda complementar el interés autodidacta con los estudios principales. Por ahí tal vez deben ir los derroteros, me parece.

    Un saludo.

    Me gusta

  10. Primero: tiene que ser a distancia
    Segundo: tiene que ser una institución acreditada por el Estado
    Tercero: no quiero algo solo austríaco. Quiero ver todas las escuelas principales con cierta profundidad, además de la austríaca.

    Me gusta

    • Eugenio, el problema es que ese programa -hasta donde conozco- hoy no lo ofrece ninguna universidad en el mundo. Mi sugerencia es desarrollar una licenciatura en economía en la universidad acreditada por el gobierno. Luego sí, puedes obtener maestrías o especializaciones en los enfoques que faltaron en la formación inicial.

      Me gusta

  11. Economía: Bajo mí humilde punto de vista es gastar menos de lo que ganas en cualquier sentido y órdenes de la vida. A mí madre le fue muy bien así y por ende a toda la familia. Las cosas si se quiere son fáciles. Con la ingeniería en ésta materia siempre habrá alguien que sufra severas consecuencias. Quizás muchos.

    Me gusta

  12. Hola Adrián. En primer lugar te felicito por el post. en segundo lugar he tenido la suerte de que hayas sido uno de mis profes, cuando decidí “formalizar” mis estudios en ESEADE. Y apara algunos que piensan que ello es merecedor solo para gente joven les diré que yo no lo soy tanto (aunque me siento un pibe). Aclaro que lo que voy a referir no es catarsis. Siempre me he dedicado a la gestión y administración de servicios y políticas de salud, pero percibía “que me faltaba algo” y comencé a estudiar por mi cuenta (un poco desordenadamente: “picando aquí y allá) hasta que descubrí – inquieto – la Esc. Austríaca de Economía, que me impactó, por varios motivos que Uds. han descripto antes. Y es por ello que busque hasta que encontré una forma de “formalizar” el estudio de la economía en conjunción con las ciencias políticas. La maestría en ESEADE me ha resultado de mucha utilidad. ¿Porqué? porque veo ahora con mucha mayor claridad muchos aspectos que antes apenas sospechaba. Me dedico a la investigación (en Políticas Públicas) y soy docente universitario. En ambos campos los conocimientos aprendidos me han enriquecido y puedo transmitir con más y mejores argumentos. Y sigo estudiando y leyendo con avidez. Como ven – lo que he contado es solo un ejemplo – los campos de aplicación son muchos más que los que han mencionado,.. y coincido con Adrián en que habría que encontrar la forma de llegar a más gente, para que encuentren un camino de estudio y aprendizaje formal, que yo encontré buscando pero pudo no haber sucedido. Gracias Adrián (con gusto re-publico muchos de tus artículos). Saludos a todos. Eduardo Filgueira Lima

    Me gusta

      • Por supuesto Adrián. Se que son elecciones personales y así es como las respeto. Lo mío fue un comentario y nada más que eso,.. en todo caso la intención fue promover un estímulo y decir que es posible,. y que la educación formal “ordena” (en el sentido que “organiza”) el conocimiento y por ello es útil. También yo difiero con Joaquín,.. por lo menos me siento lejos de ser un curandero (a los que igual respeto en sus prácticas)! Ja,..Un abrazo. Eduardo

        Me gusta

  13. Formalizar los estudios es una pérdida de tiempo.

    Es como si estamos en el siglo XVIII, tenemos vocación de ser médicos, aprendemos de forma independiente siguiendo a los pioneros que sentaron las bases de la medicina científica del siglo XIX, pero deseamos formalizar los estudios y vamos a las universidades oficiales. Ahí te enseñan los humores del cuerpo, las virtudes de las sanguijuelas, del mercurio, de las perforaciones craneales, del agua salada para curar el escorbuto y del aceite hirviendo para tratar heridas.

    Lo que enseñan como economía, hoy en día en las aulas, es a la ciencia económica lo que el curandeismo del siglo XVIII es a la medicina. No merece la pena.

    Me gusta

    • Difiero con Joaquín. No pienso que los contenidos de la carrera formal sean inútiles. Hay cosas que se pueden mejorar, pero la economía formal tiene mucho para aportar a los economistas austriacos que se forman de modo autodidacta.

      Me gusta

  14. Yo creo que soy un caso típico, me apasiona la economía, leo todo cuanto puedo y me gustaría tener el doble de tiempo para hacerlo. Cuando tenía edad de hacerlo, pensaba estudiar economía, pero había algo que no me “cerraba”. Con el tiempo, me di cuenta de que yo hubiera sufrido mucho en la universidad porque no podría soportar la enseñanza de una disciplina que pretende encasillar la conducta humana en gráficos y fórmulas matemáticas. Intuitivamente, yo me daba cuenta de eso y creo que fue por eso que no estudié. La vida me fue llevando por otros caminos, sin que nunca me olvidara de mi interés por la economía. Siempre seguí reflexionando sobre el tema, mientras me dedicaba a otras actividades. De vez en cuando, leía algún libro sobre economía… Un día, decidí escribir un libro para explicar lo que a mí me parecía que un libro de divulgación sobre economía debía decir, y salió EL ESPÍRITU DEL MERCADO. Entonces, fue cuando sentí el deseo y además fue cuando me animé a dedicarme a leer sobre economía. Ahora creo que entiendo mucho más, creo que sobre muchos temas tengo ideas propias formadas, y espero escribir bastante más sobre el tema. ¿Por qué no formalizar mis estudios? Sinceramente, porque me gusta estudiar por mi cuenta, buscar autores, recorrer bibliotecas, comprar libros usados, me fascina el proceso de autoformación en sí mismo. Pero además, voy a seminarios, conferencias, debates, etc. Y también creo que en alguna medida la enseñanza formal me limitaría. Yo siento que me cuesta mucho lograr que los demás aprecien mis ideas. Y creo que en una universidad, sería aún más difícil… Estoy conforme con lo que he hecho. Me gustaría sentirme más valorado. Pero estoy bien, pese a todo. Y tengo reconocimientos. En el taller que coordina Daniel Heymann, me han invitado a coordinar la clase sobre Mises, en un lugar como la UBA, donde obviamente Mises no es el ídolo de nadie. Y no es que yo sea un experto sobre Mises, pero al menos lo he estudiado, algo que casi nadie ahí ha hecho. En definitiva, no creo que me hubiera ido mejor si hubiese estudiado en una universidad. Digamos que me dejo llevar por el orden espontáneo y voy desarrollando un proceso de descubrimiento. No creo que hubiera podido hacer lo mismo si tuviera que cumplir con un programa formal… Es cierto que a veces me gustaría tener un poco más de orden en mis conocimientos. Pero a cambio de eso, creo que tengo una originalidad y una amplitud que de otra forma no tendría. Más o menos, esa es mi historia…Ahhh, y lo más importante, cada día descubro cosas nuevas sobre la base de la lectura y la reflexión, eso es lo que más me apasiona.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.