Perfil: ¿Por qué la dolarización no es necesariamente una mala idea?

Es natural que, tras más de una década de alta inflación, reflote el tema de la dolarización. Los justificados temores de un potencial salto inflacionario y de una nueva crisis cambiaria dan renovado interés el tema.

Es curioso que, si bien con más de 100 casos de dolarización a lo largo y ancho de la historia económica, la discusión sobre la dolarización se base en argumentos especulativos.

Hay dos explicaciones que se repiten para sostener que la dolarización es una mala idea. El primero es que el país queda desprotegido ante potenciales shocks nominales externos. El segundo es que la dolarización deja de hacer falta si se hacen las reformas necesarias para que la dolarización funcione. Veamos cada uno de ellos.

Seguir leyendo en Perfil.

WP: 20 Years of Dollarization in Ecuador (A SCA Analysis)

A paper co-authores with one of MSU Denver students, on the 20-year mark of dollarization in Ecuador.

Abstract

This paper uses a Synthetic Control Analysis to examine the economic effectiveness of dollarization in Ecuador. We address common concerns surrounding the adoption of dollarization as a policy and provide several solutions to those concerns. We find that dollarization resulted in significant higher levels of income without clear evidence of worsening in social health variables such as infant mortality, poverty, and income distribution.

Download paper from SSRN.

Control Sintético de la Dolarización en Ecuador: Algunos Resultados Preliminares

Introducción: Contexto

Este año se cumplen 20 años de dolarización en Ecuador. El aniversario ha sido motivo de re-evaluar los resultados de esta reforma monetaria en Ecuador (aquí y aquí mis posts luego de mi visita al país en Enero). Larry White también ha escrito recientemente sobre este tema. Pareciera ser que hay algo de romantización del pasado; se sobrevalora la economía bajo el Sucre y se subvalora la economía dolarizada.

Si bien se pueden contar 100+ casos de dolarización, es difícil aplicar un típico análisis econométrico. Por lo tanto, la literatura sobre dolarización se divide en (1) análisis especulativos, (2) casos de estudio (análisis empírico sin econometría) y (3) narrativa analítica. El tema de dolarización fue relevante a fines de los 90 y principios de los 2000s (las compilaciones de Levi-Yeyati y Sturzenegger y de Salvatore, Dean y Willet son una buena muestra inicial de la diversidad de autores que han tocado el tema). Es una interesante perspectiva ver un número de autores que no consideran a la dolarización una idea “local”. Como es moneda corriente en economía, depende de como se valores los trade-offs.

John Ramseur, senior student en Metropolitan State University of Denver, aplicó un control sintético (SCA por sus siglas en inglés) sobre la dolarización de Ecuador. Junto a John estamos trabajando en darle forma a este paper. Por el momento, compartimos resultados preliminares. El objetivo principal es comparar la evolución del PBI per cápita real de Ecuador dolarizado con un hipotético Ecuador sin dolarización. Si la dolarización es tan mala idea, entonces deberíamos ver que un Ecuador sin dolarización tiene mayores ingresos (reales) que un Ecuador dolarizado (especialmente con un shock externo como el del 2008). El resultado muestra, sin embargo, que Ecuador dolarizado posee un ingreso per cápita de hasta casi un 20% mayor a Ecuador sin dolarización. Para estar a tono con la literatura de SCA, también estimamos resultados sintéticos deotras variables como la participación de las exportaciones sobre el PBI y al mortalidad infantil (x1000) como medida de salud y bienestar general.

Sigue leyendo

20 años de dolarización en Ecuador

Estoy en Ecuador por el aniversario de los 20 años de dolarización. El IEEP y la Sociedad Bastiat de Guayquil y con el apoyo del American Economic Institute for Economic Research (AIER) entre otros instituto han organizado una serie de eventos. El IEEP, Fundando por Dora “Dorita” de Ampuero fue uno de los institutos claves en promover y defender la dolarización en Ecuador, así como explicar la misma a la sociedad luego de llevar adelante dicha reforma monetaria.

El listado de expositores fue bastante interesante. Ademas de la presencia de Lawrence W. Reed (Presidente de la histórica FEE) y profesores universitarios locales, también estuvieron presentes Carlos E. Gonzales para habla de la experiencia Panameña y Manuel Hinds, “Padre” de la dolarización en El Salvador. Tuvimos la oportunidad de interactuar con varios medios locales, institutos, y hasta con miembros de la Cámara de Comercio de Guayaquil. Entiendo que la experiencia puede ser “acotada” y no representativa de todo Ecuador, no obstante comparto algunas impresiones de este evento.

Sigue leyendo

Dos comentarios sobre la dolarización en Argentina

A diferencia de varias expresiones que se han dado desde el exterior a favor de considerar una dolarización en Argentina, la idea a ha recibido notable oposición entre los economistas que se encuentra dentro del país.

La oposición resta en lo que se llama el “conventional knowledge”. Principalmente en que al dolarizarse la economía se pierde la posibilidad de realizar política monetaria que permita contrarestar shocks monetarios externos (por ejemplo, es relevante en una area monetaria comun si los países miembros enfrentan shocks simétricos o asimétricos).

Sigue leyendo

Internacionalización Monetaria y Bancaria – Propuesta de Jorge Avila

Abstract: The paper combines a brief review of basic monetary theory, a discussion of the critical monetary and banking experience undergone by Argentina between 1980 and 2002, an essay on the stability of velocity of circulation and a proposal for reform. Our thesis is that after a hyperinflation episode (or under currency substitution), when velocity of circulation stops being a parameter to become a very volatile magnitude, an independent or active monetary policy (a floating exchange-rate regime) becomes a high-risk policy. After reviewing some proposals for monetary and banking reform by well-known international economists, all of them doing without a national central bank, we advance the proposal to substitute a reserve currency (dollar, euro) for the national currency, and an offshore banking system that works under the jurisdiction of the issuers of reserve currencies for the present onshore banking system. The whole point is to import from the “islands of stability of the world” basic economic institutions with very high reversion costs to provide the country with the widest possible stability horizon.

Seguir leyendo aquí.

Cada vez más voces piden la dolarización de la economía argentina

El Wall Street Journal se suma a las voces críticas del Banco Central argentino. Hay que “terminar con la miseria causada por el peso”, resalta la publicación estadounidense.

… si el Gobierno de Mauricio Macri se decidiera en esta dirección, “bajaría la tasa de interés, caería el riesgo país, se alcanzaría la estabilidad monetaria, se le daría más certidumbre al mercado y se ampliarían las posibilidades de atracción de capitales”.

Leer aquí la nota completa.

Infobae: Sobre Algunas Objeciones a la Dolarización

Nuevamente comienza a discutirse la idea de dolarizar la economía argentina. Si bien no es la primera vez en la historia argentina que se habla de dolarización, el tema aún genera posiciones encontradas. Para unos los beneficios son obvios. Para otros los costos son obvios. Si bien las propuestas de dolarización se enfrentan a numerosas críticas, varias de ellas son infundadas o improcedentes. A continuación algunos problemas con algunas objeciones a las propuestas de dolarizar la economía argentina.
Falacia de Nirvana
Quizás la objeción más curiosa sea que, de cerrar el BCRA, Argentina no tendría un banco central para mitigar shocks externos y llevar adelante una buena política monetaria. Esta objeción es una versión de lo que en economía se conoce como falacia de Nirvana, que consiste en comparar una situación real e imperfecta con una situación irreal pero perfecta. Digo curiosa porque esta objeción se basa en un BCRA que podemos imaginar, pero que la historia nos muestra que no podemos tener.

Seguir leyendo en Infobae.