¿Venezuela capitalista?: Una nueva discusión con el Profesor Astarita

VenezuelaEn octubre de 2011 iniciamos una primera discusión con el profesor Rolando Astarita acerca de la enseñanza de la economía. Un mes más tarde, la discusión giró en torno a la crisis de la macroeconomía. Derivado de estas discusiones, el profesor Astarita respondió críticamente el análisis que Juan Carlos Cachanosky desarrolló sobre las teorías del valor y del precio, y en particular la sección dedicada a Marx.

Esta semana, junto a Nicolás y Martín nos introdujimos en un nuevo debate, ahora en torno al Capitalismo en Venezuela (?), que más tarde se extendió a otras discusiones en torno a las diferencias entre propiedad privada y propiedad comunal.

Imagino que los lectores estarán interesados en este intercambio de ideas, con quien puede ser hoy el máximo experto en el pensamiento de Marx en nuestro país.

¿Qué dice la izquierda sobre la economía kirchnerista?

Uno podría imaginar que toda la izquierda argentina apoya el modelo kichnerista, pero esto sería un error. Aquí tenemos a Rolando Astarita, que hace tiempo viene mostrando críticas al gobierno y a su política económica. Comparto gran parte de su análisis de coyuntura, el que animo a leer a los lectores, pues se puede aprender mucho de él. El análisis desmitifica muchas de los denominados “éxitos” del modelo K.

Economía Argentina, Coyuntura y Largo Plazo, por Rolando Astarita.

Una crítica socialista al Gulag de Corea del Norte

Recomiendo este post de Rolando Astarita sobre el Gulag de Corea del Norte. Luego de una descripción de las atrocidades que ocurren en este país, el profesor Astarita concluye:

Pero la mayoría de la izquierda a nivel mundial mira para otro lado y se mantiene en silencio. Más grave incluso, Fidel Castro y Hugo Chávez apoyan abiertamente al régimen de Pyongyang y los Kim. Alguna vez Marx dijo que el comunismo “tosco”, que negaba la personalidad del ser humano, era la negación abstracta de la civilización y la cultura, y el retorno al hombre pobre y carente de necesidades (Manuscritos económicos-filosóficos de 1844). El régimen de Corea del Norte parece superar en vileza y barbarie todo lo que podía haber imaginado Marx. Tal vez solo sea comparable con lo que establecieron en los 1970 los Khmers rojos en Camboya. No solo hay que acabar con el gigantesco y oculto gulag norcoreano, sino también hay que preguntarse por qué y cómo es que desde tantos sectores de la izquierda se siguen defendiendo estas atrocidades. No habrá reconstrucción política e ideológica de las fuerzas socialistas en tanto estos problemas no se encaren de frente, y hasta la raíz. Este modelo de sociedad no es alternativa para ningún ser humano. Nunca más apropiado para recordar aquella divisa de Marx, de “nada de lo humano me es ajeno”. Nadie en la izquierda, o en el pensamiento simplemente progresista, debería ser indiferente a lo que sucede en Corea del Norte. Algunos dirán que lo mío es “propaganda imperialista”. Conozco este tipo de razonamiento del stalinista típico, e incorregible. Pero en esto no hay que ceder a la opinión de la izquierda “políticamente correcta”,  nacional y popular, que está acostumbrada a avalar cualquier porquería. Defender al régimen de los Kim no es defender al socialismo, sino todo lo contrario.

Utilidad marginal y determinación del precio en la Escuela Austriaca

Hace un tiempo surgió un debate con Rolando Astarita -quien es especialista en la obra de Marx y Keynes- en el cual quedaron claras muchas de las diferencias entre Escuela Austriaca y Marx. A medida que se avanzó en el debate los participantes coincidimos que el primer punto al que había que prestarle atención es la confrontación entre la “teoría del valor trabajo” de Marx, y la teoría de la utilidad marginal, de Menger.

Es por ello que remitimos al profesor Astarita el artículo de Juan Carlos Cachanosky sobre la “Historia de las Teorías del Valor y del Precio” (Parte I y II), el que leyó atentamente y al que ofreció respuesta.

Nicolás Cachanosky respondió a las críticas, pero luego de algunos intercambios, el debate se interrumpió. El diálogo fue cordial hasta un punto donde las diferencias no se resuelven y entonces se pierde la paciencia. Pero no es mala voluntad, o esquivar los argumentos, sino la lógica (o paradigma) que está en la mente de cada uno la que nos lleva a no ver con precisión lo que el otro intenta decir.

Quisiera destinar este post a explicar de modo sencillo cómo es que los austriacos explican la ley de utilidad marginal, y la determinación de los precios. Pienso que de este modo, los interesados en este debate pueden encontrar un mejor entendimiento de la posición austriaca, la que -a su vez- ayudará a una mejor comprensión mutua del debate.

Sigue leyendo

Aclarando Algunos Puntos sobre la Banca Libre

Como menciona Adrián en uno de los posts anteriores, esta semana tuvimos un interesante intercambio en el blog del Profesor Astarita. Un debate largo en el que se hace difícil seguir todos los puntos en formato blog, además de la falta de tiempo de todos los participantes. Entre los comentarios surgieron cuestiones de la banca libre. Sin tocar todos los puntos que el Profesor Astarita menciona, uno de sus comentarios es una buena oportunidad para tratar algunos puntos que a veces no se interpretan de manera clara del sistema de banca libre.

Sigue leyendo

Macroeconomía del mainstream y crisis

Estimados lectores, en estos últimos días, junto a Nicolás Cachanosky hemos estado participando en un debate en el blog de Rolando Astarita, quien es profesor de la Universidad de Quilmes. Su conocimiento de la literatura keynesiana y marxista es realmente de interés para nosotros. Quizás estén interesados en visitar el blog, o bien, leer los debates de este último post titulado “Macroeconomía del mainstream y crisis“.

La economía heterodoxa y la enseñanza de economía

Amado Boudou, actual Ministro de Economía de la República Argentina y desde mañana Vice-Presidente del mismo país, ha participado de un Encuentro de Jóvenes Economistas Heterodoxos que se realizó la noche del lunes en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), donde dejó el siguiente mensaje:

Las fórmulas académicas intelectuales pueden ser útiles para un concurso de vanidades, pero no sirven para hacer una sociedad más justa. De eso deben tratarse las ciencias económicas.

Es un absurdo intelectual que una universidad pública se convierta en un cofre donde no se pueden discutir visiones alternativas

Sin dudas, en estos ocho años los argentinos, los trabajadores, los empresarios y docentes recibieron recursos del Estado nacional y suena extraño que las universidades le cierren las puertas a la política.

[P]ara que la ciencia de verdad dé respuestas, hay que enseñar la economía de otro modo.

Es necesario empezar por ver que la economía es una ciencia social que comprende las relaciones de fuerza y de poder entre diferentes actores. Una sociedad no crea valor, no crece, ni es sustentable si no crea empleo formal constantemente.

[Los planes de estudio y los tópicos que se enseñan] son parte de herramientas de dominación para que el pueblo no piense por sí mismo y compre recetas del Fondo Monetario Internacional, y a algunos argentinos les da miedo que otros argentinos piensen. Les molesta que el país se pueda repensar a sí mismo y muchas veces los factores que buscan imponer el consenso de Washington están en nuestros propios centros de estudio y no afuera.

Sigue leyendo