Una crítica socialista al Gulag de Corea del Norte

Recomiendo este post de Rolando Astarita sobre el Gulag de Corea del Norte. Luego de una descripción de las atrocidades que ocurren en este país, el profesor Astarita concluye:

Pero la mayoría de la izquierda a nivel mundial mira para otro lado y se mantiene en silencio. Más grave incluso, Fidel Castro y Hugo Chávez apoyan abiertamente al régimen de Pyongyang y los Kim. Alguna vez Marx dijo que el comunismo “tosco”, que negaba la personalidad del ser humano, era la negación abstracta de la civilización y la cultura, y el retorno al hombre pobre y carente de necesidades (Manuscritos económicos-filosóficos de 1844). El régimen de Corea del Norte parece superar en vileza y barbarie todo lo que podía haber imaginado Marx. Tal vez solo sea comparable con lo que establecieron en los 1970 los Khmers rojos en Camboya. No solo hay que acabar con el gigantesco y oculto gulag norcoreano, sino también hay que preguntarse por qué y cómo es que desde tantos sectores de la izquierda se siguen defendiendo estas atrocidades. No habrá reconstrucción política e ideológica de las fuerzas socialistas en tanto estos problemas no se encaren de frente, y hasta la raíz. Este modelo de sociedad no es alternativa para ningún ser humano. Nunca más apropiado para recordar aquella divisa de Marx, de “nada de lo humano me es ajeno”. Nadie en la izquierda, o en el pensamiento simplemente progresista, debería ser indiferente a lo que sucede en Corea del Norte. Algunos dirán que lo mío es “propaganda imperialista”. Conozco este tipo de razonamiento del stalinista típico, e incorregible. Pero en esto no hay que ceder a la opinión de la izquierda “políticamente correcta”,  nacional y popular, que está acostumbrada a avalar cualquier porquería. Defender al régimen de los Kim no es defender al socialismo, sino todo lo contrario.

9 pensamientos en “Una crítica socialista al Gulag de Corea del Norte

  1. Es una correcta narración de la situación lamentable que vive Corea del Norte. Es muy triste saber que hoy en día y luego de toda la historia que ha recorrido la humanidad sigan existiendo este tipo de dictaduras, y mucho mas triste es que existan lideres políticos extranjeros como Chavez y Fidel castro que lo avalen.
    El año pasado cuando decidí leer a Marx, no con una actitud escéptica, si no tratando de entenderlo me dije “pobre, si viera las dictaduras que han nacido bajo el lema marxista y a lo que se ha llegado por sus teorías, se volvería a morir”.

    Me gusta

  2. Una de las grandes discusiones a las que aun no le encuentro respuesta es si el resto de los países deben hacer algo ante este tipo de situaciones. Alguna vez discutí esto en torno al caso cubano. Pero la pregunta es más general: ¿Debe EEUU y otros países desarrollados utilizar su poder económico, político y militar para cambiar las cosas en Cuba, Irak o Corea del Norte?

    Me gusta

  3. En The Economist aparece esta nota: http://www.economist.com/node/21553029 que describe algunos detalles sobre las atrocidades que se comenten en ese pais. Resaltan que a pesar de estarse violando la mayoría de derechos humanos, las intervenciones de el mundo no han estado centradas en estas sino en el programa nuclear.

    “The North Korean gulag has persisted for twice as long as its Soviet counterpart did. Yet the world looks away. The United States expends its diplomatic energies in negotiations over the regime’s tinpot nuclear and missile programme, with little to show for the effort. South Korean brethren have other things on their minds—the political left wants better relations with the North, while others just wish it was not there. As for China, an ally, it forcibly repatriates North Koreans who have fled across the border, even though they face execution. […] Rarely does the gulag intrude. Perhaps the scale of the atrocity numbs moral outrage. ”

    No soy muy partidario de pedirle a ningún gobierno que intervenga en la forma que otro gobierno maneja las cosas dentro de su territorio. Sin embargo, coincido con Gabriel, nadie (gobierno, gobernantes, individuos) debe seguir callado ante todo esto.

    Me gusta

  4. La intervención es un problema muy difícil. Choca con ideas nacionalistas y de concepciones distintas de derecho. Sin duda, no mirar para otro lado y no dejar de mencionar estas atrocidades es un aspecto fundamental. Si el país X desea ayudar a alguna de estas naciones no debe hacerlo con cuestiones políticas o militares, sino mostrando al mundo lo que este tipo de líderes hacen a sus ciudadanos.

    Por otro lado, este pasaje me hizo acordar a lo importantes que es diferenciar socialismo de tiranías, como lo es de diferencia capitalismo (libre mercado) de “crony capitalism.” La distinción, y por lo tanto la crítica, debe ser cuidados desde ambos lados del debate; después de todo el liberal y el socialista buscan el mismo fin, una mejor calidad de vida.

    Me gusta

  5. Yo tengo una idea para la “intervención” que evitaría la intervención… no sé si tendría que meditarla mejor pero sería que esos países interesados o preocupados por la situación de los perseguidos y oprimidos y torturados por tales regímenes abran totalmente sus fronteras a la inmigración…. tal vez lo que hace EEUU con Cuba, no?

    Bueno, en lugar de pensar en intervenir directamente, que parece muy delicado, por lo menos “abrir las puertas” y luego esperar que sean muchos los que logren escapar….

    Me gusta

  6. Apoyaría tu propuesta Iván! Pero mi duda continúa. Si no dejan salir a los cubamos de la Isla, ¿alguien debe hacer algo? No cabe dudas que si hay rehenes dentro de un país, el gobierno hará algo. Si un país tiene de rehenes a muchos de sus habitantes, ¿no habría que hacer algo también? Coincido en que la experiencia muestra que cuando un gobierno de un país intercede militarmente en otro, los problemas son mayores. Pero hay buenos argumentos para sugerir que el resto del mundo deba intervenir en Corea del Norte. Es un debate que me parece continúa abierto y, de hecho, resulta central en la política internacional americana.

    Me gusta

    • Sí de verdad que ese es un gran tema. Además, en CdN podés escapar a Corea del Sur -aunque no creo que sea nada fácil- y luego a dónde? En ese sentido parece que no sería suficiente abrir las puertas de otros países…. Creo que el problema de la invasión extranjera es 1) dónde está el límite (invadir hoy Corea y mañana invado un país que “no se lo merece”, digamos) y 2) por qué con los impuestos del grupo A vas a salvar a un supuesto grupo B…. tal vez algún tipo de organización voluntaria…. pero difícilmente una organización voluntaria pueda hacer frente al ejército de CdN… muuuuy complejo la verdad…. y muy duro el relato de Astarita. Hace poco leí la historia de Eugenia Ginzburg que fue una comunista acusada durante las purgas de Stalin. Las historias son muy similares, aunque parece aún peor en Corea….

      Me gusta

  7. Es un tema muy controversial, considero que lo único que hace sobrevivir al socialismo en la actualidad es tener rehenes como han comentado…. ya que como dijo Tocqueville “El socialismo es una nueva forma de esclavitud”

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.