Acerca de la ortodoxia: una nota – Por Alberto Benegas Lynch (h)

Hay quienes todavía, a pesar de los progresos de la ciencia, insisten en utilizar el calificativo de ortodoxos a quienes se estima están empecinados en mantener ideas distintas a las generalmente expuestas, como si pudiera existir esa categoría en el ámbito del conocimiento. No parecen percatarse que la ortodoxia es en todo caso una característica exclusiva de ámbitos religiosos en los que se cumple a pie juntillas con dogmas que se consideran indiscutibles.


En la ciencia, la ortodoxia y el dogma constituyen insultos de cierta envergadura (para no decir estupideces mayúsculas) puesto que la apertura mental y la modificación frente a refutaciones se traducen en la quintaesencia del conocimiento científico. El debate abierto y el cuestionamiento a lo establecido son los pilares básicos para el desmoronamiento de telarañas mentales al efecto de progresar en la ciencia, cualquiera sea el terreno en el que se instale.

Sigue leyendo

KICILLOF ES IMPREDECIBLE

Kicillos_econoimstasAxel Kicillof, el principal asesor económico de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, quien hoy es además Ministro de Economía, acaba de señalar orgullosamente que los economistas no aciertan en sus predicciones respecto de las variables fundamentales de la economía argentina. Esto sorprende, por supuesto, a quienes creemos que la certidumbre sería el escenario más deseable.
Lo cierto es que hace algunos años los economistas en general predecimos dificultades económicas crecientes que hoy se manifiestan con claridad en desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios, los que a su vez tienen como consecuencia lógica la recesión –especialmente en la industria que acumula 20 meses de caída continua según el Estimador Mensual Industrial del INDEC-, la inflación –que sigue en niveles elevados, aun cuando haya disminuido un poco producto de la misma recesión- y un nivel de desempleo y pobreza en aumento –que él mismo se niega a medir, pero que alcanzaría a más de un cuarto de la población-. Un balance real de la gestión de Kicillof que acompañó el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner entre 2011 y 2015 mostraría las consecuencias lógicas de las políticas implementadas.
El único aspecto en el que los economistas han fallado es en lo que hace a la política cambiaria, pues muchos estimábamos que durante el verano evitaría el atraso cambiario y devaluaría, como de hecho ya había hecho a comienzos de 2014. Kicillof decidió no devaluar y con ello profundizar la recesión comentada, con su impacto negativo en la industria y en la generación de empleo.

Sigue leyendo

La crisis de la ciencia económica y la reforma de los programas de estudio

Página 12 abre el debate:

Los planes de estudio en las principales facultades de Economía están siendo revisados. La crisis en las potencias mundiales cuestiona la corriente de pensamiento neoclásica, redefinida ortodoxa o neoliberal, predominante en esa carrera universitaria.

Sigue leyendo