SMP: Sterlingization in Scotland

Escocia está en proceso de votar su independencia del Reino Unido. No estoy siguiendo el caso de cerca, aparentemente las encuestas se estarían inclinando hacia un resultado positivo. Entre varias cuestiones, una potencial independencia de Escocia abre la pregunta de qué sucederá con su sistema monetario.

En este post del Sound Money Project comento un brief paper de Sam Bowman (Adam Smith Institute) sobre una propuesta para Escocia basada en la misma idea que la propuesta de reforma monetaria para Argentina que escribimos con Adrian Ravier.

La ilustración: Escocia versus Francia [Video]

Castro-Ilustracion.jpgWalter Castro disertó en la Universidad de Verano 2013 organizada por el Instituto Juan de Mariana acerca de la ilustración, confrontando las ideas de Escocia con las de Francia.

El evento tuvo lugar en Puerto del Carmen, Lanzarote, entre los días 12 y 19 de julio del corriente.

Acceda aquí a su presentación completa.

 

Es Posible el Dinero Privado?

En más de un ocasión hemos hecho referencia a sistemas de banca libre, competencia de monedas y argumentado que un sistema monetario sin banca libre no es tan inestable como la teoría sugiere. Por el contrario teoría y evidencia empírica dan soporte a la estabilidad de un sistema monetario libre. Esta tema no es nuevo en este blog. El dinero privado claramente es posible, basta con retroceder en la historia lo suficiente hasta las épocas en la que no había bancos centrales. El dinero es un fenómeno de mercado anterior a los bancos centrales. Pero las instituciones monetarias han cambiado con el tiempo. Las Guerras Mundiales y el Estado de Bienestar hicieron colapsar al sistema internacional de patrón oro, dando lugar a las monedas fiat y tipos de cambio (sobre el paridad versus tipo de cambio ver aquí). Por otro lado, que haya existido dinero privado no es en sí argumento sobre cual sistema es preferible. Si uno esta dispuesto a pensar en instituciones monetarias alternativas, entonces la del dinero privado merece consideración. Pero, ¿es factible tener dinero privado en las condiciones actuales?

Sigue leyendo

De la producción de zapatos a la emisión de moneda: Lecciones de la historia bancaria

Existen al menos cuatro formas de concebir la oferta de zapatos en un país. Una primera posibilidad es la planificación central. En Cuba por ejemplo, es el gobierno el que decide cuántos zapatos se van a producir y en qué calidad y color. Tal sistema incluso puede evitar la importación de zapatos, y con ello, garantizarle todo el mercado a este único productor, constituyendo un monopolio. Otra alternativa es que tal monopolio deje de ser público para ser privado. En este sentido tendríamos una única gran empresa capaz de producir la cantidad de zapatos necesarios, bajo la regulación del gobierno. Una tercera posibilidad es la competencia. Muchas empresas ofrecen zapatos y la gente demanda por precio y calidad, aquellos que satisfacen mejor su necesidad. En este sentido, algunas empresas tendrán ganancias, otras tendrán pérdidas y tras un período de tiempo quedarán en el mercado aquellas empresas que hayan satisfecho mejor las necesidades que sus competidores. Por último, la cuarta opción es que en el país no se produzcan zapatos. En su lugar, podrían importarse desde otros países y con ello satisfacer la cantidad de zapatos que el mercado requiera.

Con la emisión de moneda ocurre algo similar. Si bien en el último siglo, la mayoría de los países han optado por el primer sistema descripto, esto es, un monopolio público de la emisión de moneda, siempre tenemos la opción de retornar a otros sistemas alternativos.

Leer más aquí.