¿Puede realmente China alcanzar a EE.UU. para 2020?

pbireal-china-usaCopio el link de acceso a un nuevo artículo de Iván Cachanosky en ElCato donde plantea que es un mito pensar que China alcanzará a EEUU en 2020.

Tomos dos párrafos centrales en la argumentación:

En primer lugar, vemos que en términos reales, el PBI de EE.UU. más que triplica al de China, lo que no es una diferencia menor. Segundo, puede observarse como en todos los años del 2000 en adelante, las tasas de crecimiento del PBI de China fueron mayores a las de EE.UU. Esto no quiere decir necesariamente que produjeron más. Si un país “A” posee un PBI de 100 y produce 10 unidades extra en el siguiente año, su crecimiento es del 10%. Si un país “B” posee un PBI de 100.000 y produce 1.000 unidades extra en el año entrante, su crecimiento es del 1%, pero sin embargo produjo más unidades que el país “A”. Esto puede observarse en las últimas dos columnas del cuadro. Hasta el año 2007, las tasas de crecimiento de China son mucho mayores que las de EE.UU., sin embargo fue este último quien produjo más cantidad de unidades. Esto se debe a que, matemáticamente hablando, cuanto menor sea un número más fácil es tener una tasa de crecimiento alta. Con el correr del tiempo, a medida que la economía crece es más difícil sostener las altas tasas de crecimiento. Podríamos resaltar entonces que: (1) EE.UU. todavía tiene una ventaja considerable sobre China y que (2) mayores tasas de crecimiento no implican obligatoriamente que se está produciendo más que otro país.

Aquellos economistas que pronostican que China alcanzará a EE.UU. para el año 2020 utilizan en sus supuestos que la tasa de crecimiento promedio de China será del 8% mientras que la de EE.UU. será del 2,5%. Esas cifras efectivamente harían que China alcance a EE.UU. si se midiera en términos de PBI nominal. Este enfoque trae aparejado otro problema, ya que el PBI nominal tiene en cuenta producción e inflación y los economistas que depositan su fe en China, le atribuyen una inflación mayor a la de EE.UU. para explicar su crecimiento. Bajo este razonamiento, Argentina o Venezuela con sus elevadas inflaciones podrían ser potencias mundiales, lo que claramente se encuentra muy alejado de la realidad.

A ver qué piensan los lectores.

Una solución china para Malvinas: El ejemplo de Hong Kong y de las free cities

Meses atrás publicamos un post considerando una propuesta de Steve Hanke como solución de mercado al conflicto de Malvinas. En el día de ayer Martín Krause publicó una nota en el diario La Nación donde ofrece otra alternativa.

Tomo un extracto:

En el caso de las Malvinas podría pensarse en un acuerdo que fijara un plazo largo para el traspaso de su soberanía a la Argentina y que, mientras tanto, se acordara también una ley básica, que sería la ley fundamental de las islas. Según ésta, y siguiendo el modelo de Hong Kong, habría un impuesto muy bajo y una total libertad de inversión y comercio sin importar la procedencia de los capitales o las personas y libertad para usar cualquier tipo de moneda, incluso, por supuesto, el peso argentino. En tal sentido, el Reino Unido debería eliminar la barrera para que los argentinos compren propiedades en la isla o se trasladen a ella, igual trato que recibirían chinos o brasileños o británicos. Esta ley básica sería administrada por una tercera parte, digamos alguna que genere confianza tanto a los kelpers como a los inversores internacionales. Podría ser Canadá, Australia o Nueva Zelanda; al ser países del Commonwealth, no significarían tanto cambio para ellos. Tal vez para generar símbolos de unidad y paz podrían flamear allí las banderas de las islas, de la Argentina, el Reino Unido o Canadá o quien fuera el país tutor. Cualquier modificación de la ley básica tendría que ser acordada entre estos actores. Luego de vencido el plazo de 50 años, la soberanía pasaría a ser argentina, país que se comprometería a mantener esa ley por otros 50 años más, pero ahora ejerciendo la soberanía sola.

A ver qué dicen los lectores.

 

Habló Guillermo Calvo sobre la crisis global y la economía argentina

La Nación publica en su edición de hoy extractos de una entrevista a Guillermo Calvo a quien define como «el economista argentino con más prestigio internacional», lo cual puede ser cierto.

Varias de sus declaraciones pueden ser motivo de debate. A ver qué dicen los lectores.

Sigue leyendo