Alberto F., ¿contra el capitalismo?

Desde el inicio de la pandemia, Alberto Fernández sostiene que el Covid-19 ha puesto de rodillas al capitalismo. En un acto de humildad peronista, sostuvo que él va a ser quien reforme al capitalismo internacional. Fernández debe creer que es como David contra Goliat. Pero la realidad es distinta al cuento. En el mundo real David no tendría ninguna chance contra Goliat.

No es claro qué es lo que está viendo Fernández. Hasta donde sabemos, el Covid-19 surgió en China, un país que, si bien se ha reformado económicamente, aún arrastra los efectos del régimen comunista y mantiene un orden político más autocrático que democrático.

Seguir leyendo en Clarin.

La guerra de los medios en Argentina

«¿Son objetivas las noticias?» se pregunta Alberto Benegas Lynch (h) en su última columna.Y responde:

Me adelanto a contestar el interrogante planteado en el título de esta nota: las noticias no son objetivas, ni pueden serlo. La selección misma de la noticia es subjetiva y la interpretación de los “hechos” en ciencias sociales dependen del sujeto que interpreta y, además, esos “hechos” de las ciencias sociales no tienen el mismo significado que en ciencias naturales. En el primer caso, no se observan fenómenos como en el laboratorio puesto que se trata del análisis de propósitos deliberados que solo existen en ciencias sociales. Las piedras y las rosas no tienen propósito deliberado, solo tienen lugar en los seres humanos.

Ahora, si las noticias no pueden ser objetivas, ¿podemos afirmar que el diario Clarín Miente? ¿podemos decir que el gobierno miente? ¿se puede concluir que tanto el gobierno como Clarín mienten? ¿O sólo muestran dos posiciones o lecturas diferentes sobre determinados hechos?

Hoy en Argentina se encuentran personas que afirman que Cristina Fernández de Kirchner será la mejor Presidente de la historia, y al mismo tiempo, otras personas diciendo que será la peor Presidente de la historia. Independientemente de la posición de cada uno, me parece que esta diferencia la encontramos en una guerra de medios que no tiene precedente.

Me parece necesario y útil abrir un espacio en el blog para tratar esta guerra de los medios.