Keynes y las contradicciones del kirchnerismo [Infobae]

KeynesAsumamos por un momento que Keynes tenía razón y en la fase de crisis se requiere estimular la demanda agregada. Asumamos también que Krugman tiene razón y Argentina ha sido un caso exitoso para recuperarse de la crisis del 2001 bajo esta política keynesiano. Asumamos además que Kicillof tiene razón en «volver a Keynes», y la economía está en pleno empleo desde 2010. Dicho todo esto, ¿para qué se siguen aplicando políticas de demanda keynesianas? Desde 2011 el propio Keynes sugeriría aplicar políticas clásicas ortodoxas que ayuden a atraer inversión para expandir la capacidad productiva. Ese capítulo, Kicillof -experto en Keynes- se lo salteó!

A continuación expando esta idea en un artículo publicado en Infobae.

Sigue leyendo

Intermediate Macro: Lecture Notes (Aggregate Demand)

Aquí dejo las lecture notes de la demanda agregada en el modelo clásico. Algunos me consultaron sobre el tratamiento de GO (Gross Output) que no aparecian mencionados en la lecture de mediciones macroeconomicas.

En estas notas sí aparece en el contexto de MV = PT vs MV = PY. La relacion es la siguiente:

  • GO = GDP + II (Intermediate Investment)
  • GDE (Gross Domestic Expenditures) = GO + IE (Intermediate expenditures)
  • GDE > GO > GDP

Es decir, GDE es una medición aún más cercana a T que GO.

En este capitulo no me explayo mucho en las implicancias de las diferencias (inversion es mas importante que consumo en GO, que tambien es mas volatil, etc.) Creo que esto va a «calzar» mejor en el tema de política monetaria en el contexto de la Regla de Hayek y NGDP Targeting.

También comparto una planilla excel donde tengo armados modelos que son parte del curso.

Bajar las notas de clase.

Bajar los modelos macroeconomics en Excel.

Bajar las instruciones de la planilla Excel.

Repasando a Keynes – Por Alberto Benegas Lynch (h)

ABLTras la afirmación del Dr. Cavallo, de que John Maynard Keynes sería liberal, en algún sentido, me parece oportuno reeditar aquel artículo que el profesor Benegas Lynch (h) ha escrito el 13 de diciembre de 2013 para el Diario Exterior de Madrid.

Todas las acciones políticas, cualquiera sea su color, son consecuencia de previas elucubraciones intelectuales que influyen sobre la opinión pública que, a su turno, le abren caminos a los buscadores de votos. John Maynard Keynes escribió con razón que “Las ideas de los economistas y de los filósofos políticos, tanto cuando están en lo cierto como cuando no lo están, son más poderosas de lo que se supone corrientemente. Verdaderamente, el mundo se gobierna con poco más. Los hombres prácticos, que se creen completamente libres de toda influencia intelectual, son generalmente esclavos de algún economista difunto”.

El párrafo no puede ser más ajustado a la realidad. Keynes ha tenido y sigue teniendo la influencia más nefasta de cuantos intelectuales han existido hasta el momento. Mucho más que Marx, quien debido a sus inclinaciones violentas y a su radicalismo frontal ha ahuyentado a más de uno. Keynes, en cambio, patrocinaba la liquidación de la sociedad abierta con recetas que, las más de las veces, resultaban mas sutiles y difíciles de detectar para el incauto debido a su lenguaje alambicado y tortuoso.

Sigue leyendo