Alex Chafuen en La Gaceta: “Juan Carlos Cachanosky (Educando en la Verdad para la Libertad)”

Alex Chafuen comparte en La Gaceta recuerdos de su tiempo compartido con JCC. Un cálido recuerdo que no podemos dejar de compartir.

Este año perdí varios compañeros de ruta que pasaron su vida enseñando la buena economía. [De esa que seguro que les gusta a los lectores de La Gaceta]. Deepak Lal (1940-2020), Valeriano García (1938-2020), Armando P. Ribas (1932-2020), Antonio Margariti (1930-2020) y Walter E. Williams (1936-2020), entre ellos. Pero hace 5 años falleció Juan Carlos Cachanosky (1953-2015) otro gran educador con el que compartí una década durante mi época de estudiante y joven profesor (1972-1985) en Argentina. Su labor educadora tradicional tocó Argentina, Brasil y Guatemala. Pero en sus últimos años, siendo un pionero de la educación en línea, las enseñanzas de Cachanosky llegaron a todo el mundo a través de un Master en Política Económica que organizaba a través del Swiss Management Center y la empresa educacional que fundó CMT-Group.

Conocí a Juan Carlos Cachanosky por primera vez en 1973-4 cuando llegué a ese especial primer año en la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA). Fue una promoción donde creo que no llegábamos a 20 alumnos, tardé muy poco tiempo para descubrir que, al menos en el campo económico, tenía un alma gemela en Juan Carlos. Creo que los dos leímos el libro de Alberto Benegas Lynch (h), que tenían el título tan tímido de “Ensayo Acerca de la Superioridad del Sistema Liberal” que era su tesis presentada en la Universidad Argentina de la Empresa.

Seguir leyendo en La Gaceta.

Leonard Liggio (1933 – 2014)

El martes 14 recibimos la triste noticia del fallecimiento de Leonard Liggio. No tuve la oportunidad de conocerlo más allá de una muy breve interacción en la reunión de la Mont Pelerin Society en el 2006 en Guatemala. También moderó un panel en APEE 2010 en Bahamas sobre Sound Money, donde ATLAS generosamente me invitó a participar.

Liggio fue una de las figuras más importante en el desarrollo de institutos y think-tanks en Estados Unidos con el objetivo de promover los principios de la libertad y los estados limitados. A través de estas instituciones su influencia trascendio fronteras. Ciertamente Latino America necesita más personas con las convicciones y commitment de Liggio.

No puedo ofrecer anécdotas ni comentar sobre su trabajo en detalle (no conozco a nadie que no tenga un gran respeto por el amplio conocimiento de distintas disciplinas de Liggio). Pero sí puedo dejar algunos link de personas que lo han conocido y tratado a lo largo de los años.

Revalorización de la Escolástica en la formación del pensamiento económico

Fabian_Estapé.jpegEn varias oportunidades hemos llamado la atención de nuestros lectores, solicitando se preste mayor atención al pensamiento de los escolásticos como raíz del moderno pensamiento económico (véase por ejemplo, aquí y aquí). En este post comparto un hallazgo de la web con una breves referencias del Académico de Número, Excmo. Sr. D. Fabián Estapé Rodríguez (1923-2012), quien en la sesión del día 10 de octubre de 1995, ofreció ante el Presidente de la Academia Española, algunas palabras acerca de la revalorización de la Escolástica en la formación del pensamiento económico. En la nota referencia los conocidos trabajos de Schumpeter (1954), Raymond de Roover (1958) y Grice-Hutchinson (1978), esta última alumna de Friedrich Hayek. Más tarde llegarán otros aportes de Alex Chafuén, Murray Rothbard y Jesús Huerta de Soto que profundizan esta revalorización.

Estas notas que pretenden despertar el interés hacia el momento culminante de la aportación del pensamiento económico español a la formación del análisis económico, no pueden ir mucho más lejos de esta visión panorámica, que se enriquece -en mi opinión- con el reconocimiento manifiesto, sobre todo en Estados Unidos y en Gran Bretaña, de la existencia de una verdadera Escuela, la Escuela de Salamanca, que con gran intuición supo adivinar nuestro malogrado compañero José Larraz. Ahora, en un descargo de conciencia, debemos solicitar la benevolencia de filósofos y pensadores, en general, porque, como señalara José Ferrater Mora, los economistas hemos incurrido en el “vicio” de hacer sinónimo el pensamiento escolástico y la Filosofía medieval. Son, como sabemos hoy todos, cosas distintas y a veces contrapuestas. Constituye una destacada satisfacción registrar la incesante labor de la distinguida discípula de Friedrich van Hayek, en la London School of Economics, las tantas veces citada Marjorie GriceHutchinson, merecida Doctora Honoris Causa -aunque el título se halla un tanto devaluado. Lo mismo cabe decir, y siempre desde la trinchera de la gratitud, de Raymond de Roover y Jean y Pierre Vilar. Mi conocida formación -que no es un secreto para ninguno de ustedes- me obliga a cerrar esta intervención con la referencia inexcusable a la Historia del Análisis Económico de Joseph Alois Schumpeter.

Acceda aquí al documento completo.