Ayn Rand y la Filosofía objetivista: ¿Existe una realidad más allá de los sentidos?

Acabo de regresar de la presentación del nuevo libro de Ricardo M. Rojas titulado «Realidad, Razón y Egoísmo. El pensamiento de Ayn Rand«, presentado en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

Excelente presentación de Luis Figueroa! Excelente exposición de Warren Orbaugh, quien además es autor del prólogo. Y excelente presentación de Ricardo, como síntesis a esta obra.

Warren explicó el valor del libro señalando que por primera vez disponemos en español de una obra que sistematiza la filosofía de Ayn Rand, señalando que esta autora nunca se tomó ella misma el trabajo de realizar un manual con su filosofía. La filosofía objetivista de Ayn Rand se compone de diversos elementos presentados en su obra, la que incluye cuatro novelas (Himno, Los que vivimos, El Manantial, La Rebelión de Atlas), una obra de teatro (la noche del 19 de enero), y varios libros de ensayos (La virtud del egoísmo, Capitalismo, El ideal desconocido, Introducción a la epistemología objetivista, El manifiesto romántico, Filosofía: Quién la necesita, La nueva izquierda: la revolución antiindustrial, La voz de la razón), además de varios artículos.

La presentación de Ricardo tuvo la profundidad y sencillez que lo caracteriza. Comenzó agradeciendo a la UFM, pues fue aquí en Guatemala, durante su estancia en la universidad, donde pudo encontrar el tiempo de desarrollar el libro que tenía en mente desde hacía varios años. Agregó que este libro es el primer trabajo publicado por Unión Editorial fuera de España, siendo editado e impreso en Argentina y España, pero disponible también en distintos países donde la editorial tiene representación. Y luego se introdujo en las páginas del libro, comenzando por su título, «Realidad, Razón y Egoísmo», explicando el significado de cada uno de estos tres términos, que a la vez se vinculan con los primeros tres elementos de los cinco que componen la filosofía objetivista.

Hablamos concretamente de su metafísica (realidad), su epistemología objetivista (razón), su ética (egoísmo), su política (capitalismo) y su estética (romanticismo).

Y es precisamente sobre esto que quisiera abrir la discusión con los lectores:

¿Qué quiere decir Ayn Rand con el primero de estos tres elementos? ¿Existe una realidad más allá de los sentidos? ¿O acaso la realidad sólo se forma a partir de los sentidos?

Y como primera respuesta quizás vale la pena tomar las primeras palabras del capítulo 2 del libro:

El punto de partida lógico en la filosofía de Ayn Rand es el concepto de «existencia». Es el punto de partida lógico, pues está implícito en cualquier discusión ulterior.

En efecto, la mente no puede rechazar la idea de existencia: sostener la «no existencia» sería auto-contradictorio. La persona que afirmase la «no existencia» debe existir; una persona «no existente» no puede hacer ninguna afirmación. Por ello, todo intento de negar la existencia o afirmar la no existencia falla en sí mismo, e incluso es prueba ostensible de la existencia.

Es por ello que dicho concepto se considera axiomático, esto es, autoevidente, que no necesita ninguna prueba adicional.

Y tomando una cita de Ayn Rand, que Ricardo cita en negrita (p. 67):

La existencia, existe; y el acto de asumir esta afirmación implica dos axiomas corolarios; existe algo que uno percibe, y uno existe poseyendo consciencia, siendo la consciencia la facultad de percibir lo que existe.