Filosofía para mí – el cuarto libro de filosofía de Gabriel J. Zanotti

gabriel-zanottiEl “punto de vista económico” es para quienes trabajamos en este blog, el punto de vista multidisciplinar que engloba a todas las ciencias sociales. Así al menos lo definimos en la bienvenida! Una muestra de ello es cómo nuestros posts en estos últimos tres años han recorrido temas del derecho, de la historia, de las ciencias políticas, de la filosofía, además de lo que estrictamente se suele denominar “economía”.

En este sentido, muchos de nuestros lectores que comparten con nosotros este “punto de vista económico”, se han acercado al blog por los libros, artículos y comentarios del “filósofo” Gabriel J. Zanotti. Las comillas no son casuales. Zanotti pudo haber completado su licenciatura y doctorado en filosofía, o puede ser docente de esta disciplina hace muchos años, pero no es sólo un filósofo. Sus libros, sus reflexiones constantes muestran que ha traspasado hace tiempo las fronteras de la “filosofía” para aportar contribuciones en otros campos.

En esta oportunidad, sólo quiero difundir su cuarto libro de filosofía (en tanto filosofía), el que afortunadamente se encuentra on line, y que “sus” lectores podrán leer sin costo.

A continuación sólo transcribo el por qué del título, pero el lector puede acceder al libro completo al final de este post.

Este es mi cuarto libro de filosofía en tanto filosofía. Los tres anteriores, aunque muy diferentes entre sí, tienen una característica en común: están escritos para todos. Están escritos con la intención de presentar a la filosofía como un camino abierto a todos, despertando al filósofo que habita en cada ser humano. Al primero lo llamé “filosofía para no filósofos”, y su intención didáctica era obvia. Allí intenté que la filosofía fuera “fácil”. Hoy no lo intento más: la filosofía no es fácil ni difícil, es un hábito, y, como todo hábito, difícil al principio, fácil después.

El segundo fue “para los amantes del cine”. Era casi lo mismo que el primero pero usaba a las películas como fuentes de ejemplos. Hoy considero que el cine es una privilegiada forma de relato de mundos de vida, y, por ende, un privilegiado lugar donde ejercer la actitud teorética esencial a la filosofía. Dios me de fuerzas para escribir una segunda parte.

El tercero fue “para filósofos”: allí me dirigía a todo ser humano, porque todo ser humano es filósofo (aunque tiene que des-cubrirlo) y a los “filósofos”, diciéndoles algunas cositas, y tratando de hacer una hermenéutica global de la historia de la filosofía occidental.

Y este cuarto libro, ¿qué es? No es una introducción, en la filosofía uno no se introduce, uno se sumerge. Es para “no filósofos” en tanto no es un ensayo para ser publicado en una revista especializada, pero es para filósofos porque también les hablo a ellos. Me parece que este libro es un retrato de mis inquietudes filosóficas, hoy, más profundas: la unión entre filosofía y vida, la filosofía de las ciencias naturales y sociales, la hermenéutica, el lenguaje, el sentido de la existencia humana, y todo ello en diálogo con los temas clásicos de siempre: la libertad, el alma, Dios. El estilo del libro revela una vuelta hacia cierta forma analítica de exposición, mezclada abruptamente con analogía y simbolismos más hermenéuticos. O sea, el libro refleja mi estado filosófico actual: parece haber sido escrito para decirme a mí mismo dónde estoy hoy, filosóficamente hablando (dejando de lado mi vida de astronauta existencial, donde estoy todo el día en la luna). Por eso es “para mí”. Pero, como siempre, es un yo que se dirige a un tú, con la esperanza, permanente esperanza, de despertar en el otro su conciencia teorética, con la esperanza de dialogar con el otro en un intercambio de bien y verdad. Una esperanza permanente en mi existencia. De allí el subtítulo.

Acceda aquí al libro completo.