La «economía» del nuevo Papa Bergoglio

BergoglioLos medios de todo el mundo reproducen la noticia de que Jorge Bergoglio es el nuevo Papa. La noticia no ha sorprendido a aquellos que recordaban que Bergoglio había rivalizado con Ratzinger en la última elección papal.  Algunos destacan su carrera como sacerdote jesuita, otros destacan su perfil bajo, en la Argentina se habla de la relación gélida que mantuvo con los Kirchner, y también de su oposición al matrimonio igualitario y al aborto.

Nosotros queremos dejar una nota de Alberto Benegas Lynch (h) de diciembre de 2011 en referencia a un mensaje del nuevo Papa sobre «las deudas sociales», presentación que Bergoglio ofreció hace poco más de un año en el Alvear Palace Hotel mientras fue Cardenal.

Dijo el Cardenal Bergoglio en la referida alocución que “La crisis económico-social y el consiguiente aumento de la pobreza tiene sus causas en políticas inspiradas en formas de neoliberalismo que consideran las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y de los pueblos. En este contexto, reiteramos la convicción de que la pérdida del sentido de la justicia y la falta de respeto hacia los demás se han agudizado y nos han llevado a una situación de inequidad”. Más adelante subrayó la importancia de la “justicia social”, la “igualdad de oportunidades”, el daño de las “transferencias de capitales al extranjero”, que debe exigirse la “distribución de la riqueza”, señaló los perjuicios de las desigualdades patrimoniales y la necesidad de “evitar que el empleo de recursos financieros esté moldeado por la especulación”, todo en el contexto de que la “deuda social” —que a su juicio reviste carácter eminentemente “moral”— consiste en reformar “las estructuras económicas” en el sentido antes expresado.

Aquí el artículo completo, publicado originalmente en Diario de América el 22 de diciembre de 2011, y reproducido más tarde por el Cato Institute.