Cuba flexibiliza los viajes al exterior, pero evita el “robo de cerebros”

La semana pasada una noticia “histórica” inundó los medios de comunicación. Finalmente, Cuba permite que -desde enero de 2013- los cubanos salgan del país sin permisos especiales. Se dice, sin embargo, que deben evitar el “robo de cerebros”, lo que ha hecho que se mantengan las regulaciones y permisos especiales para los profesionales.

(¿Acaso los “cerebros” son del regimen socialista cubano?)

Sin regulaciones, mi impresión es que la isla quedaría desierta en cuestión de meses, especialmente en lo que refiere a los jóvenes que dentro de la isla ya no tienen “sueños”, ni posibilidades de desarrollo. Pero tal como se desarrolló la flexibilización, el impacto puede ser mucho menor. Los “no profesionales” no tienen dinero para salir del país. Los profesionales, mantienen las regulaciones y sólo pueden salir en caso de recibir invitaciones especiales de universidades, empresas o instituciones que deseen recibirlos.

Pregunta a los lectores: ¿Qué impacto esperamos observar en enero de 2013?