Discurso de recepción del Premio Juan de Mariana 2017 – Por Alberto Benegas Lynch (h)

Muchas gracias por ese recibimiento tan generoso. A veces uno no puede controlar los sentimientos. Me enseñaron que los actos de esta naturaleza se pueden encarar de distintas maneras, pero lo que nunca hay que hacer es llorar.

Estoy emocionado y honrado por recibir este premio y por los dichos de quienes me precedieron en el uso de la palabra.

La primera vez que tuve referencias del padre Juan de Mariana fue con el libro que todos ustedes conocen, de Marjorie Grice-Hutchinson, The School of Salamanca. Luego me fui interiorizando más con esta persona, Juan de Mariana, principalmente a raíz de los escritos de Gabriel Calzada, que es, como se sabe, el fundador y el presidente del Instituto Juan de Mariana, que tanto bien ha hecho y tanto bien hace por la causa de la sociedad abierta. El último trabajo que leí de Gabriel sobre Juan de Mariana fue en un libro que escribimos en honor a Manuel Ayau, que coeditamos con Giancarlo Ibargüen, y que, si la memoria no me falla, versaba sobre sus contribuciones monetarias.

Como se sabe, la tradición liberal y, especialmente, la tradición de la Escuela Austriaca, constituye un punto de inflexión en las corrientes de pensamiento que han ocupado una parte muy importante de la historia. Pero  creo que la posición liberal o el espíritu liberal recuerda a un cuento de Borges en el que aparecen dos amigos, Macedonio Fernández y Leopoldo Lugones. Macedonio Fernández siempre terminaba la conversación con puntos suspensivos para que pudiera seguir el debate, mientras que lo que decía Leopoldo Lugones era asertivo, pues significaba un punto final, y si se quería seguir conversando había que cambiar de tema. Bueno, el espíritu del liberal es el de Macedonio Fernández, con sus puntos suspensivos. Siempre estamos atentos a nuevas conversaciones, nuevas contribuciones, en un contexto evolutivo.

Y en este contexto, quiero presentarles lo que dijo Hayek en la primera edición de 1973 de su libro Law, Legislation and Liberty, en las primeras doce líneas de su primer tomo, donde señala que los esfuerzos de los liberales a través del tiempo han sido muy fértiles y muy meritorios, pero tenemos que reconocer, puntualiza el austriaco, que para contener al Leviatán han sido un completo fracaso. Entonces, en ese contexto, en el tercer tomo de Law, Legilation and Liberty, Hayek sugiere límites para el poder legislativo. Como ustedes saben, Bruno Leoni ha propuesto límites para el poder judicial. Les invito a que pensemos ahora en los límites al poder ejecutivo. Me baso en un pasaje de Montesquieu que es poco conocido y que consigna que el sufragio por sorteo está en la índole de la democracia. ¿Esto qué quiere decir? ¿Cómo por sorteo? Sí, todos aquellos mayores de edad que quieren ser funcionarios gubernamentales, que sepan leer y escribir -aunque eso no es tan importante como estamos viendo con los políticos- deben acceder a los cargos por sorteo. Entonces, ¿quiere decir que cualquiera puede ser gobernante? Exactamente, cualquiera. Por tanto, tengo que proteger mi propiedad y mi vida. Y eso es lo que se necesita, volcarse en instituciones, como decía Popper en La sociedad abierta y sus enemigos, al contrario de la sandez del filósofo rey de Platón, para que los Gobiernos hagan “el menor daño posible”.

Sigue leyendo

PREMIO JUAN DE MARIANA 2017

Este año 2017 en España se cumplirá la tradicional entrega del Premio Juan de Mariana “por una trayectoria ejemplar a la causa de la libertad” que recibirá Alberto Benegas Lynch (h) quien en esa ocasión disertará sobre “La agenda liberal en el contexto evolutivo”. En años anteriores recibieron el Premio Anthony de Jasay, Mario Vargas Llosa, Carlos Alberto Montaner, Jesús Huerta de Soto, Manuel Ayau, Robert Higgs, Carlos Rodríguez Braun, Pedro Schwartz y otras personalidades de la cultura.

Benegas Lynch completó dos doctorados, es miembro de Academias Nacionales de Argentina y del exterior, ha publicado numerosos libros, ensayos y artículos, ha enseñado y recibido grados honoríficos de universidades de su país y del extranjero, participa de consejos académicos de entidades internacionales y ha pronunciado conferencias y dictado seminarios en Estados Unidos,  Inglaterra, España, Francia, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela, Uruguay, Brasil, México, Guatemala, El Salvador, Honduras. Japón, Australia, Corea del Sur y Taiwán. Sus libros han sido prologados por los premios Nobel en economía Friedrich Hayek y James M. Buchanan, por el ex-Secretario del Tesoro de Estados Unidos, William E. Simon y por quien fuera miembro de la Academia Francesa, Jean-François Revel.

El Premio se entrega durante la Cena de la Libertad y se celebra en el Casino de Madrid  que este año tendrá lugar el 19 de mayo. Otorga el galardón anual el distinguido Instituto Juan de Mariana. El banquete de referencia congrega a liberales de España y Latinoamérica y es el gran punto final a toda una semana dedicada al liberalismo y conocida como La Semana de la Libertad.