The Rules of Reason: COVID-19, Buchanan, and Hayek – Rosolino Candela and Peter Jacobsen

Abstract: This paper presents a reassessment of the policy measures taken to combat the effects of COVID-19. It addresses the following question: does the threat of pandemic justify the sacrifice of legal and political principles for the sake of expediency? We do so by filtering the unintended consequences of price controls through the lens of constitutional political economy as understood by James Buchanan and F. A. Hayek. We argue that constitutional rules provide rules for reason. The reason for constitutional rules is not only to provide constraints on arbitrary discretion, but also to provide the epistemic preconditions that harness and guide the creative powers of individuals required for recovery from pandemic. We illustrate this point by reframing price controls as a violation of the U. S. Constitution,
particularly the First Amendment. Thus, if prices are understood to be a form of communication across individuals, then upholding constitutional principles should not be
abandoned but reinforced during times of crises.

Read here.

Dolarizar la Argentina es Posible e Imprescindible

Ante el alto nivel de inflación que muestra la Argentina y los continuos fracasos de estabilizar el poder adquisitivo del peso, crece en la sociedad la idea de dolarizar la economía. Muchos colegas economistas que durante largo tiempo se oponían a esta reforma, ahora empiezan a sumarse a la cruzada. Varios políticos que ignoraban el tema, hoy lo colocan sobre la mesa de debate.

¿Pero qué tan factible es dolarizar la economía? ¿Cómo podríamos hacerlo? El primer paso es hacer un diagnóstico de la situación financiera de Argentina:

1. Inflación histórica desde 1935 a la fecha supera el 50% acumulativo anual;

2. Inflación para 2021 superó el 50 por ciento;

3. Expectativas de inflación base para 2022 en torno al 70% -100%, y tal vez más,

4. Inflación reprimida que amplía esas expectativas si se quitaran los controles de precios o dejara de atrasarse el tipo de cambio oficial y las tarifas de servicios públicos, las que reciben subas por debajo de la inflación actual;

5. Acumulación de pasivos monetarios en el Banco Central en forma de Leliq y pases que superan el tamaño de la base monetaria y garantizan que la inflación futura será mayor aun que la presente;

6. Falta de independencia del Banco Central para resistirse a continuar monetizando los desequilibrios fiscales, lo que en definitiva garantiza que seguirá ampliándose la oferta monetaria, y también los pasivos monetarios; y

7. Con el avance espontáneo de una dolarización real en la que los argentinos poco a poco abandonan el peso como reserva de valor, y más bien lo sustituyen por activos o dólares, moneda que resguarda mejor el poder adquisitivo de sus tenencias.

Un programa de estabilización a lo Chile o Israel podría tener éxito en resolver los desequilibrios macro y le darían quizás a la Argentina un panorama de estabilidad, pero hay al menos tres elementos que chocan con este objetivo: 1. El reciente fracaso del programa de estabilización de Federico Sturzenegger; 2. El tiempo que se requiere para estabilizar la economía con un programa gradual y de mediano plazo; 3. Que la elección de un eventual gobierno populista podría evitar que se complete el proceso, o bien, si se completó podría anular o revertir el programa y volver a un escenario inflacionario.

Opción viable, con claros beneficios

La dolarización, por el contrario, parece entonces una opción viable que permitiría en menos tiempo obtener tres claros beneficios: 1. Evitar que el gobierno pueda continuar monetizando el déficit fiscal, por lo que se alcanzaría la estabilidad monetaria en un plazo relativamente corto de tiempo, convergiendo la tasa de inflación actual hacia la que tiene Estados Unidos; 2. Eliminar el riesgo de devaluación, y con ello reducir las tasas de interés nominales y reales, recuperando el crédito para apalancar el crecimiento económico; 3. Dificultad para un próximo eventual gobierno populista revertir ese camino y volver a los procesos de devaluación e inflación.

La pregunta que queda entonces es cómo dolarizar. ¿A qué tipo de cambio podría hacerse la conversión de los pesos circulantes? Aquí un escenario.

El primer punto a destacar es que la economía argentina ya se ha dolarizado de manera espontánea. Desde las últimas PASO en agosto de 2019 la mayoría de los argentinos retiraron sus dólares del sistema financiero por la desconfianza que generaba un posible triunfo electoral de quienes en ese momento constituían la oposición. La caída en las reservas brutas y netas fue abrupta e instantánea, y desde entonces no se recuperaron.

De esta manera, la oferta monetaria en pesos que podemos considerar convertir a dólar representa sólo una porción del dinero que tienen los argentinos. Esa oferta monetaria es la que debemos evaluar convertir a dólar para encaminarnos a una dolarización oficial. Por supuesto, el potencial dólar convertible a calcular se incrementó en 2019 con la “fuga de capitales” y se incrementó de nuevo en 2020 con la enorme expansión monetaria en pesos para acompañar los efectos nocivos de las políticas de cuarentena. Cuánto más alto el tipo de cambio de conversión más difícil dolarizar en la práctica, pero a la vez, más imprescindible.

Veamos entonces un escenario para el tipo de conversión. La fórmula simple sería:

TC conversión (TCC)= Base monetaria + otros pasivos (Leliqs y pases) / Reservas del BCRA. Con datos del 31 de agosto de 2022 el ejercicio arroja:

$ 4.211.669 millones + $ 6.070.311 / USD 36.932 millones = $ 278

Sin embargo, aquí se abre un debate sobre ese total de 36.932 millones de dólares que el BCRA declara en sus reservas brutas. Y es que ese total incluye, entre otros elementos: 1) dólares de depositantes que podrían retirarlos en cualquier momento; 2) un swap chino por 19.982 millones de dólares cuya disponibilidad todavía no está clara que pueda hacerse efectiva; 3) oro y otros metales que no se pueden hacer líquidos de manera rápida.

Si el lector desea jugar con este escenario e imagina reservas netas líquidas nulas o negativas, entonces los números de conversión suelen ser elevados, lo cual lleva a algunos analistas a afirmar que no es posible dolarizar.

Esto no significa, sin embargo, que no haya dólares para dolarizar. Si hubiera intención política de hacerlo, el gobierno debe evaluar el escenario y trabajar tanto en reducir los pasivos monetarios a convertir, como también en obtener dólares para ampliar el denominador.

Emilio Ocampo y Nicolás Cachanosky, por ejemplo, han propuesto canjear los pasivos monetarios en manos de los bancos securitizando activos del BCRA (por ejemplo Letras Intransferibles) a través de un fideicomiso emitiendo bonos en dólares a corto plazo. Por el lado del denominador, habrá que explorar la posibilidad de monetizar el swap chino, o bien obtener un préstamo del FMI o algún organismo multilateral para llegar a un tipo de cambio de conversión que no implique un fuerte empobrecimiento de la sociedad y con ello haga inviable a la medida.

El punto central aquí es que la economía argentina ya está dolarizada. Que aunque las reservas netas líquidas sean cero, para dolarizar los pesos que circulan se necesitan USD 40.000 millones, incluso menos, y se podrá aceptar un tipo de cambio de conversión algo menor a $300. No es un monto que pueda evitar una dolarización de la economía. No es una suma que asuste al sistema financiero global, si el gobierno dolarizador sabe explicar las grandes ventajas del proceso, y el potencial de crecimiento al que da lugar.

Gran parte del costo de la dolarización los argentinos ya lo hemos sufrido. Se trataría más bien de aprovechar ese costo para avanzar hacia sus beneficios y generalizarlos a toda la población. El momento es oportuno, incluso por la gran licuación de ingresos que ya hemos sufrido.

On economic paradigms, rhetoric and the micro-foundations of macroeconomics – John S.L. McCombie and Loana Negru

This paper considers from a methodological point of view why disputes in macroeconomics over its fundamental assumptions regularly occur. It analyses the problem first using Kuhn’s concept of the paradigm and then draws on McCloskey’s use of rhetorical analysis. It finds the latter of limited help due to the problem of incommensurability between paradigms. It concludes with a discussion of the debate over the need for rethinking the issue and rigour of micro-foundations in macroeconomic theory, notably in terms of the representative agent model.

Read here.

Rational Choice and Human Agency in Economics and Sociology: Exploring the Weber-Austrian Connection – Peter Boettke

There has been a growing interest in the past decade or so in the intersection between economics and sociology. Much of the literature on this derives from a perceived disappointment by either economists or sociologists of the methods and approach to social questions of the other. Roughly, economic sociology is motivated mainly by the economist’s perception of the lack of rigor in sociology. Social questions, it is argued, are too important to be left to poor methodological treatment. Thus, economic imperialism and rational choice sociology result.

Read here.

The institutional evolution of central banks – Pablo Paniagua Prieto

Abstract
This article contributes to the literature on central banks’ institutional rationale and evolution by analyzing the early development of the Bank of England as a case study. The
history of the Bank is scrutinized under the framework of entangled political economy,
revealing its origins in a process of bank and political bargains. The account clarifes the
process by which the political and economic order becomes increasingly intertwined
throughout the banking system, via political bargains under incomplete contracts. The
analysis suggests that entanglement allows governments and non-proft organizations
to transmit some of their features to banking organizations in exchange for financial
benefts. Transmitting nonmarket characteristics through recurrent bargains leads a forproft bank to gradually transform into a central bank. The article proposes an alternative rationale for the unintended emergence of central banks, providing evidence in
favor of their politically oriented development, rather than their alleged intrinsic nature.

Reed here.

PROCESOS DE MERCADO. REVISTA EUROPEA DE ECONOMÍA POLÍTICA – VOLUMEN XIX, NÚMERO 1, PRIMAVERA 2022

Ya está disponible este nuevo número de la revista Procesos de Mercado.

Artículos
– Henry Penikas: Optimal prudential regulation of the bank-risk
taking . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
– Joel Serrano: La liquidez frente al teorema de la regresión del
dinero: una crítica a J. R. Rallo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
– Daniel José Gallego Morales: La economía de Tomás de
Mercado. Un análisis a través de Summa de Tratos y Contratos 97
– Emilio Eiranova Encinas: La eficiencia económica de la ley
penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
– Lev Dusseljee: Gödel’s Incompleteness Theorems and Normative
Science Methodology: A Systems Theory Approach . . . . . . . . . . . . 177
– Adrián Ravier: Raíces y etapas en la historia de la Escuela
Austriaca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249
Notas
– Mateo Lafalce: Crítica austriaca a la teoría estática del «Pico de
Hubbert» . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295
– Óscar Daniel Castrillo de Manuel: Una crítica a la cláusula de
nacionalidad: el mayor obstáculo para la verdadera liberalización
del transporte aéreo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
– Miguel Ángel Echarte Fernández: El pensamiento económico en
la España del Siglo de Oro: la Escuela de Salamanca, el nacimiento
de la ciencia económica moderna y la influencia de la leyenda negra. 345
– Adriel Jost: A new start for the monetary system: a theological
perspective . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367
– Ricardo Romero García: La Economía Política según Zanotti . . 393
– Dante E. Bayona: Un modelo misesiano de desequilibrio general. 423
Sumario
8 SUMARIO
Documentos
– Friedrich A. Hayek: La decadencia de la ley. . . . . . . . . . . . . . . . . 441
– Ludwig von Mises: Libertad y Propiedad . . . . . . . . . . . . . . . . . . 469
– Sydney d’Agvilo: El servicio de justicia en el mercado libre . . . . 487
– Murray N. Rothbard: La revolución liberal en Italia . . . . . . . . . . 499
Reseñas bibliográficas
– Jesús Huerta de Soto: Reseña del libro Introducción a la Ética
Política de Ángel Rodríguez Luño (Ediciones Rialp, Madrid 2021) 519
– Jesús Huerta de Soto: Reseña de los libros Hot Talk, Cold
Science: Global Warming’s Unfinished Debate (Revised
and Expanded Third Edition, Independent Institute, Oakland,
California 2021) de S. Fred Singer (con David R. Legates y
Anthony R. Lupo); Unsettled: What Climate Science Tells
Us, What It Doesn’t, and Why It Matters (BenBella Books,
Dallas, 2021) de Steven E. Koonin y False Alarm: How Climate
Change Panic Costs Us Trillions, Hurts the Poor, and Fails
to Fix the Planet (Basic Books, Nueva York, 2020) de Bjorn
Lomborg . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 523
– Jesús Huerta de Soto: Reseña del libro La Primera República
Española. La Asamblea Nacional febrero – mayo 1873 de
Alejandro Nieto (Editorial Comares, Granada 2021) . . . . . . . . . . . 527
– Ricardo Romero García: Reseña del libro Progreso y declive.
Breve historia de la humanidad. Una reconstrucción austrolibertaria de Hans-Hermann Hoppe (Unión Editorial, 2021,
184 págs.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 529
– José Carlos Martín de la Hoz: Reseña del libro Por un futuro
brillante. Una defensa radical del ser humano de Paul Mason
(Ediciones Paidós, Barcelona 2020, 499 pp.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 543
– Ludwig Van Den Hauwe: Review of Economics in Two
Lessons – Why Markets Work so Well, and Why They Can
Fail So Badly by John Quiggin (2019, Princeton University
Press) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 545

Acceda aquí al número completo.

AUSTRIAN ECONOMICS: AN INTRODUCTION – by Steven Horwitz

This book explains the Austrian School’s insights on a wide range of economic topics and introduces some of its key thinkers.

Choice is an essential feature of the human condition. Every time we embark on a given plan of action, big or small, we make a choice. Whereas many economists model people’s behavior using idealized assumptions, economists of the Austrian School don’t. The Austrian School of Economics takes people as they are and constructs economic theories by examining the logical structure of the choices they make.

This book explains the Austrian School’s insights on a wide range of economic topics and introduces some of its key thinkers. It also explains the relationship between the Austrian School and mainstream economics and delves into the criticisms that Austrian School economists have mounted against communist and socialist economic thought.

Click here.