¿Son los Ciclos Económicos del tipo Mises-Hayek más o menos Severos con Economías Abiertas?

El ABCT es una teoría que asume una economía cerrada. No existe, prácticamente, literatura específica sobre el tema en un contexto de economías abiertas. Existen algunas pocas referencias. Por ejemplo, Hoffmann (2010) y Hoffmann & Schnabl (2011) analizan casos de la crisis financiera del 2008 y hacen referencia al ABCT en un contexto de economías abiertas. Ritchie (2005) extiende el modelo de Garrison al caso de economías abiertas, y en su artículo dedica una sección al caso de los ciclos económicos. Cowen (1997), por su parte, también dedica algunas páginas en el tercer capítulo de su libro. Salvo referencias como estas, no hay prácticamente literatura explícita sobre el tema.

Si bien no hay cambios significativos en los aspectos centrales de la teoría, Ritchie y Cowen argumentan que los ciclos se vuelven menos severos al considerar economías abiertas. Sin embargo, hay dos motivos por los cuales los ciclos del tipo Mises-Hayek pueden ser más severos.

Interacción entre bancos centrales

La exposición tradicional del ABCT no sólo asume economías cerradas, sino que también asume un sistema de patrón oro. Bajo este esquema, si un banco central emite dinero de manera excesiva, la pérdida de reservas a través del clearing le indica que debe revisar su política monetaria. El clearing funciona como un mecanismo de mercado que señala cuando la política monetaria se queda corta o se ha excedido.

En el caso de monedas fiat, este sistema se encuentra ausente. En el caso de patrón oro, los bancos centrales emiten “inside money”, es decir, substitutos de dinero en forma de notas convertibles. Pero no tienen la potestad de emitir el commodity que es utilizado como reserva: oro. En el caso de dinero fiat, los bancos centrale sí tienen la potestad de emitir “outisde money”, y si este dinero es internacionalmente utilizado como reserva es como si el banco central pudiese emitir oro en el caso de patrón oro.

Esto altera substancialmente la relación entre los bancos centrales. En el caso del patrón oro, el banco que recibe las nuevas notas bancarias las devuelve al banco emisor para convertirlas en oro y así incrementar sus reservas. En el caso de dinero fiat el banco receptor simplemente absorber la nueva emisión sin necesidad de tener que devolver el billete al banco emisor, el cual no sufre una pérdida de reservas. Por lo tanto, en la medida que el resto de los bancos esten dispuestos a mantener tipos de cambio fijo y absober las emisiones de dinero fiat, el banco emisor puede mantener la política monetaria expansiva en el tiempo.

Nacionalismo monetario

La otra diferencia fundamental es que, en el caso de patrón oro, el sistema funciona con una única moneda internacional: oro. Pero en el caso de dinero fiat, lo que hay son monopolios regionales representados por los bancos centrales. Esto da lugar a que se desarrolle un nacionalismo monetarios, en el cual cada banco central se preocupa por los indicadores económicos de su propio país. Esto puede llevar, también, a problemas de diagnóstico. Hayek (1937) ya se había referido a este problema, y en el contexto de la Crisis Financiera del 2008, Ronald McKinnon (2010) también se refirió a este problema.

En primer lugar, ¿qué substituto del clearing bancario se observa para diagnosticar la política monetaria? Si el indicador que se selecciona no es el adecuado (por ejemplo nivel de precios de bienes de consumo), entonces la política monetaria puede ser excesiva sin prender señales de alerta.

En segundo lugar, ¿cómo se interpreta ese indicador económico? Si la interpretación, que recae en última instancia en una única entidad, es errada, entonces la política monetaria puede extenderse innecesariamente en el tiempo.

La relación entre Estados Unidos y China puede ejemplificar algunos de estos aspectos. Al fijar su tipo de cambio, y poseer capacidad ociosa de producción, China pudo incrementar la actividad de sus industrias exportadoras sin tener que aumentar precios y vender su producción en Estados Unidos. Dado que los precios de los bienes transables no aumentaban, la Reserva Federal no identificó problemas inflacionarios y por lo tanto no vio la necesidad de corregir su política monetaria.

Por otro lado, precios de activos que no se reflejan fuertemente en indicadores de inflación, también pueden fallar en alertar sobre una política monetaria que se ha excedido. La reciente burbuja inmobiliaria puede ser un ejemplo. El precio de acciones en los mercados de valores tampoco son parte de los indicadores de inflación, por lo que puede no alertar a la autoridad monetaria que debe corregir su política monetaria. La burbuja bursátil de la Crisis del 30 puede ser un ejemplo de este fenómeno. Elegir el indicador equivocado, o construir un indicador que no captura eficientemente los efectos monetarios, altera la eficiencia de la política monetaria del banco central. Este es otro problema ausente en un sistema de free banking o incluso de patrón oro.

¿Son las crisis más o menos severas?

Por un lado, al incorporar economías abiertas, los ciclos pueden ser menos severos dado que la misma cantidad de emisión monetaria se distribuye sobre una economía más grande. Que los ciclos económicos del tipo Mises-Hayek se vuelven menos severos parece ser una conclusión más directa si se considera un sistema de patrón oro.

Pero las características del dinero fiat apuntan en la otra dirección. La política monetaria de los bancos centrales y la los problemas de interpretación de indicadores y nacionalismo monetaria pueden extender en el tiempo la política monetaria expansiva. Esto hace que los ciclos económicos puedan ser más, en lugar de menos, severos.

9 pensamientos en “¿Son los Ciclos Económicos del tipo Mises-Hayek más o menos Severos con Economías Abiertas?

  1. Muy bueno Nicolás! Recuerdo una cita del Hayek de los años 1970 donde afirma que la fase de auge post-Segunda Guerra Mundial duró mucho más tiempo del que él hubiera pensado que era posible. Esto va en línea con tu estudio. Si sirve, la busco.
    También es interesante ver los distintos prólogos que Murray Rothbard escribe a las sucesivas ediciones de America´s Great Depression (versión pdf del Mises Institute). En cada prólogo advierte de un ciclo económico que se supone llegará, pero pasan los años, las nuevas ediciones del libro, y el “bust” no llega…
    El problema de timing aquí es más importante que nunca! Uno puede verse tentado a afirmar que las predicciones austriacas no se cumplen, aunque en realidad sí ocurren, sólo que con un rezago que puede tomar décadas. En el caso de Estados Unidos, la crisis de las dot-com, las crisis de 2008 y la crisis que “pronto” sobrevendrá lo demuestran.

    Me gusta

  2. Muy bueno el post, Unas consultas,
    1- ¿Se podría pensar que un aumento de la emisión monetaria, con ánimos a devaluar la propia moneda para tratar de aumentar el nivel de producto generé ademas un excesivo desplazamiento de la producción hacia las exportaciones y/o hacia la sustitución de importaciones,que luego al revaluarse la moneda vía inflación demuestre estos proyectos no rentables? ¿ de ser así se agregaría un factor más para pensar que la crisis puede ser más severa?
    2- De cumplirse lo anterior,¿la misma política monetaria podría llevar a una crisis de balanza pagos,ya que se podría entender que al comenzar el proceso inflacionario se exportaría menos, y aumentarían las importaciones, generando presiones en el tipo de cambio,que llevarían a descubrir más malas inversiones?
    3- ¿se puede entender que la “esterilización” que muchas veces realizan os bancos Centrales, lleven a que se alargue el tiempo del boom, llevando a señales distorsionadas por mas tiempo, y una posible posterior crisis mas severa?

    Me gusta

    • 1, 2 y 3 = Yes!

      La situación de las industrias de bienes transables y no transables se ve afectada con una u otra política de tipo de cambio. Pero también es importante considerar si el país en cuestión emite una moneda que es aceptada internacionalmente o sólo domésticamente. No es lo mismo si la Fed o el ECB aumentan la cantidad de dinero a si lo hace el BCRA.

      Me gusta

      • Muchas gracias por la respuesta, ahora me surge otra duda, se podría pensar que mientras más baja la velocidad de circulación de la moneda, más tiempo tarde en originarse el ajuste o la crisis??????

        Me gusta

      • No necesariamente, depende de que haga el banco central con M y cómo lo haga.
        Si el ideal es mantener MV constante, y V baja, hay distintas maneras de compensar con M. Primero, no hay que excederse para que esto no se vuelva una política expansiva, sino que sea una imitación de lo que haría un mercado libre. Segundo, como el banco central ajusta M es también importante. Bailouts o operaciones de mercado abierto para cualquiera que quiera participar, etc.

        Me gusta

      • Si entiendo, pero en realidad creo que formule mal mi pregunta, mi pregunta es si ante por ejemplo un aumento de M, supongamos en dos distintos lugares, uno con V mayor al otro, la crisis tardará más en llegar en el lugar con una menor V. ¿ Sería correcto pensar esto, o no tendría por que ser así?

        Me gusta

      • Si las zonas están financieramente integradas no debería haber diferencia, o V es igual o la diferencia de V se compensa con diferentes flujos de M para mantener MV igual en las dos áreas.

        Pero también depende de los tamaños relativos de las economías. No es lo mismo el efecto de un pequeño aumento en M en USA en Argentina que en la zona Euro.

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.