¿Hoy somos todos keynesianos? [Infobae]

adrian_ravierCompartimos la última columna de Adrian en Infobae.

La primera interpretación es que la profesión económica ha llegado a un consenso sobre las posiciones keynesianas. Esta declaración es definitivamente falsa. Si usted navega a través de los artículos publicados en la revista líder de la American Economic Association en 2008, verá que sólo uno de los 12 artículos que se ocupan de las cuestiones macroeconómicas (Código JEL E) soporta (aunque muy indirectamente) la idea de una política fiscal de expansión como una herramienta política. Un desequilibrio aún mayor está en el pináculo de nuestra profesión. Entre los 37 ganadores del premio Nobel de Economía en los últimos 20 años, cuatro recibieron el premio por sus contribuciones a la macroeconomía. Ninguno de ellos podría ser considerado keynesiano. De hecho, es difícil encontrar trabajos académicos que apoyan la idea de un estímulo fiscal”.

1 comentario en “¿Hoy somos todos keynesianos? [Infobae]

  1. Es verdad, frente a la debacle del pensamiento neokeynesiano, ya no se observan trabajos, working papers, que contribuyen a seguir desarrollando esta teoría donde el dinero «no importa». Woodford, Gali, Svensson,entre otros, ya no dicen «nada». Se dieron el lujo de decir «ahora todos somos keynesianos», «la macroeconomía del consenso», después de utilizar muchas contribuciones de Friedman, Lucas, Expectativas racionales, ciclos reales, tasa natural de desempleo entre otros. Reconocieron que las reglas son mejores que la discrecionalidad, pero igual siguieron utilizando la discrecionalidad aunque «restringida» según ellos, sus políticas activistas, contra cíclicas, y recomendando a los demás países hagan lo mismo. No se dieron cuenta que hacer estas políticas no reactivaron las economías desarrolladas, al contrario se les disparó los déficit fiscales y deuda, recién se dan cuenta que los multiplicadores son muy pequeños en otros casos hasta negativos, ya que sustituyen consumo e inversión privada. No tomaron en cuenta la Equivalencia Ricardiana. Si desean crecer estas economías agobiadas por «Estados Grandes» «Economía del bienestar» tendrán que hacer reformas profundas en sus economías, sino pasaran hacer potencias de segundo orden para los próximos veinte años.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.