¿En qué fase del populismo están Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina?

AmdelSurCarlos Melconián publicó una columna en el diario La Nación de hoy titulado “Las cuatro fases del populismo“. Al igual que nosotros lo hemos hecho en varias oportunidades, distinguió en América del Sur dos grupos de países: de un lado, aquellos que siguen un modelo abierto al mundo (Chile, Brasil, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay); del otro, aquellos países que se cierran al mundo con un modelo populista (Venezuela, Ecuador, Bolivia y la Argentina).

Dado que este blog recibe visitas de muchos residentes de estos países, me interesa conocer las opiniones acerca del análisis de Melconián, e identificar, en qué fase del populismo nos encontramos.

Respecto a la Argentina, Melconián concluye:

La coyuntura argentina, que está en la Fase 2 coqueteando con la Fase 3, tiene: el nivel de actividad estancado hace siete trimestres, la tasa de inflación durmiendo la siesta con el pseudo congelamiento al 24% anual -ahora por 60 días-, el agujero fiscal creciente y financiado con la “maquinita” del Banco Central al 40% anual, las reservas internacionales cayendo hace 26 meses pese al control de cambios, y una brecha cambiaria en torno al 60 por ciento. El pasaje de fase 2 a 3 no está a la vuelta de la esquina y hay elecciones a la vista que hacen resistir y profundizar el estado actual. ¿Cómo serán esta vez los tiempos?

5 pensamientos en “¿En qué fase del populismo están Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina?

  1. Muy buena nota de Melconian, muy ilustrativo el tema de las fases del populismo, pero yo creo que Argentina está en la 3, cerca de la 4. Baja en la actividad económica ya tenemos hace tiempo, y el ajuste ya comenzó, en forma lenta, pero comenzó…

    Me gusta

  2. La línea que separa la fase 2 (desbalances) de la fase 3 (aceleración de los desbalances) es difícil de establecer. Pero me parece que no está mal decir que Argentina está en la fase 2. Está claro que hay desbalances, pero al día de hoy el gobierno está logrando controlar la situación. Ejemplo: La inflación es alta, pero estable desde hace tiempo en torno al 25 %. Por momento, el dólar blue aumenta fuerte, pero en seguida el gobierno encuentra formas de limitar el salto. Hay problemas fiscales a nivel nación, y también a nivel provincias, pero el gobierno encuentra forma de cubrir los baches y que las clases comiencen. Ahora llegan los resultados de buenas cosechas, y exportacoines que proveerán de divisas al gobierno como para asegurar una relativa estabilidad hasta las elecciones legislativas. Me parece que la fase 3 llegará después de las elecciones legislativas, y antes de las elecciones de 2015. Pero como siempre decimos… el timing es la mayor dificultad del análisis económico.

    Me gusta

  3. Pingback: ¿En qué fase del populismo están Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina? | Economía Austríaca | Scoop.it

  4. Si bien es muy evidente que las economías populistas siguen a cabalidad las fases descritas por Melconian, creo que en nada difieren de los ciclos económicos de cualquier economía Keynesiana, salvo en su pronunciada agudeza. La misma economía de USA está atravesando por ciclos similares, sólo que sin efectos tan drásticos como en el caso de Venezuela o la misma Argentina. Que opinan los lectores?

    En cuanto al caso Venezuela, el cual es quizás el más avanzado y prolongado de la región, todos los signos son claros: elevada inflación, control de cambio, disminución de exportaciones, escasez de productos (muchos de ellos básicos), y, muy importante, una gran zozobra general entre la población. Esto se aumenta, por supuesto, por los eventos reciente de la muerte del tirano y las venideras elecciones. Un ajuste debe ocurrir -como es de esperar en cualquier ciclo económico- pero dudo que esa corrección sea inminente. Los ingresos petroleros, aunque mermados de lo que fueran hace 10 años, siguen siendo el motor de la “robolucion” y el sustento de una ideologia irracional. Lo único que quiero agregar a este discurso ya bien sabido por todos es que la cuarta y ultima etapa, en el caso de economías populistas, no se resuelve con austeridad ni medidas económicas sanas como podría acontecer en una economía desarrollada y estable; se resolverá de manera violenta a través de un estallido popular que traerá lucha de poderes, balas y sangre. Como jocosamente dice la caricatura del Rey de España en la serie “Isla Presidencial”, “eso es lo que pasa cuando mandas a p**as y presidiarios a colonizar un continente”.

    Me gusta

  5. Pienso que es correcto identificar al keynesianismo con el populismo. Esto va en línea con aquella famosa cita de Schumpeter en su Historia del Análisis Económico (1971, p. 1215) cuando compara la “Teoría General” (Keynes) con “Precios y Producción” (Hayek): “El éxito de la Teoría General de Keynes , si bien fue mayor, no es comparable, porque, por grandes que sean sus méritos analíticos, no hay duda que debe primordialmente su victoriosa carrera a que su argumentación apoyaba algunas de las preferencias políticas más acusadas de gran número de economistas. Hayek, en cambio, nadaba contra corriente. […] Al éxito del libro de Hayek sucedió una reacción crítica muy violenta que no sirvió, al principio, más que para subrayar el valor de la teoría, pero al final terminó dirigiendo a los profesionales hacia otros autores y hacia otros intereses. La sociopsicología de este episodio merecería un estudio detenido”.

    Luego, acepto que USA pasa por una serie de ciclos económicos, pero tiene causas diferentes a las enunciadas por Melconián. Habría que dedicar mucho espacio a analizar las similitudes y las diferencias.

    Para cerrar, lamentablemente coincido con Emilio en el cierre de su comentario:

    “Lo único que quiero agregar a este discurso ya bien sabido por todos es que la cuarta y ultima etapa, en el caso de economías populistas, no se resuelve con austeridad ni medidas económicas sanas como podría acontecer en una economía desarrollada y estable; se resolverá de manera violenta a través de un estallido popular que traerá lucha de poderes, balas y sangre.”

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.