Ciclos Económicos, Economías Abiertas y Burbujas Errantes

En un post anterior habíamos mostrado algunas referencias de economistas sugiriendo que la Crisis Financiera del 2008 aceptaba una lectura Mises-Hayek, o se ofrecía una explicación muy similar. En este otro post había sugerido algunas conclusiones al considerar economías abiertas en la teoría Mises-Hayek de los ciclos económicos. En aquel post hacía referencia a dos problemas: (1) el alcance geográfico de los ciclos puede ser mayor y (2) las distorsiones pueden acumularse por un período mayor de tiempo. Hoy otros dos aspectos que también son importantes.

La relación entre el centro (la economía grande) y la periferia conformada por economías pequeñas es importante dado que puede desembocar en dos tipos de problemas según la periferia en su conjunto sea chica o chica pero lo suficientemente grande como para afectar al centro.

Periferia pequeña

En el caso que la periferia sea pequeña, modificaciones en la política monetaria que son óptimos para el centro puede ser los suficientemente grande como para producir un ‘boom and bust’ en las economías chicas. Esto genera el incómodo problema que la política monetaria óptima en términos domésticos puede no serlo en términos internacionales. Problema que se agrava si el centro emite la moneda utilizada en el comercio internacional. ¿Cómo optar por el óptimo doméstico sin basarse en algún tipo de nacionalismo? Hayek en ‘Monteray Nationalism and International Stability’ (1937) llamó nacionalismo monetario a este problema. Este es otro inconveniente que enfrentan los bancos centrales ausente en un sistema de banca libre, al no haber monopolios regionales de bancos emisores no hay lugar para un nacionalismo monetario. Ronald McKinnon (Stanford University), sugiere que la Fed, al preocuparse únicamente por indicadores domésticos ignoró síntomas de desbalances monetarios en el exterior que contribuyeron a acentuar las Crisis Financiera del 2008. Esto no es otra cosa que el ‘nacionalismo monetario’ al que hacía referencia Hayek ya en 1937. Argumentos similares fueron sugeridos por varios economistas, por ejemplo Axel Leijohunfvud. En pocas palabras, la política de estabilidad de precios (al consumidor) puede ser errática en economías abiertas y políticas de estabilidad de tipos de cambio entre monedas.

Periferia no tan pequeña

Si los países en la periferia son pequeños, pero lo suficientemente grandes, entonces la performance de los países pequeños en conjunto pueden tener un efecto sobre el centro. Así como los tipos de cambio se vuelven transmisores de exceso de crédito desde el centro a la periferia, exportando el boom artificial al exterior, cuando el exterior cae en crisis afecta al centro y el banco central debe nuevamente tomar una decisión sobre política monetaria. En este caso, como en el anterior, al banco central del centro puede verse inclinado a llevar adelante una política de bajas tasas de interés, volviendo a producir una burbuja.

Si bien una periferia grande puede, quizás, aminorar problema de política monetaria óptima en lo doméstico versus lo internacional, la respuesta a los feedbacks de la periferia pueden resultar en burbujas errantes que van de región a región.

Andreas Hoffman y Gunther Schnabl ofrecen Japón y el Sudeste Asiático como ejemplo de este problema. Cuando Japón cae en crisis en 1989 decide llevar a delante una política de bajas tasas de interés. El resultado fue un boom en países del Sudeste Asiático, lo cual incluyó al sector exportador, aumentando la exposición de estos países. Cuando el Sudeste Asiático comienza a desacelerarse, Japón comenzó a tener problemas en dos frentes. Por un lado el sector exportador ya no podía ubicar productos en el Sudeste Asiático. Por otro lado los bancos japoneses, que habían prestado a estos países, comenzaron a encontrarse con incobrables en sus carteras. Ante este panorama el Banco de Japón decidió, nuevamente, bajar las tasas de interés, es decir, expandir la oferta de crédito. También se menciona como ejemplo el Banco Central Europeo y los países de Europa del Este.


Si bien la teoría Mises-Hayek no cambia en sus aspectos centrales, sí la dinámica internacional puede sugerir conclusiones interesantes. No sólo que los bancos centrales pueden enfrentar óptimos no compatibles de política monetaria, sino que las burbujas financieras son eventos relacionados entre ellos, en lugar de aislados.

3 pensamientos en “Ciclos Económicos, Economías Abiertas y Burbujas Errantes

  1. Muy interesante Nicolás! Ahora, qué le responderías a un alumno que plantea que dado que la política monetaria del Centro afecta a la periferia, es necesario aplicar cierta política proteccionista para evitar esos shocks externos. En otras palabras, ¿Está bien asumir que uno se protege con el proteccionismo de esos shocks externos?
    O viendo la actualidad. Brasil parece una economía abierta que aprovechó el auge del nuevo ciclo, mientras Argentina parece un economía cerrada, que lo desaprovechó. Pero al mismo tiempo, Brasil parece estar más expuesto a lo que pueda ocurrir en EEUU. Me da la sensación que Brasil puede sufrir más un aumento de la tasa de interés, que la Argentina.

    Me gusta

  2. Es cierto que este contexto da algo de lugar un control de capitales. Es el caso donde una segunda intervención puede ayudar a corregir los problemas de una distorsión previa.

    Pero esto posee desafíos. Si el banco central grande puede errar a la política monetaria optima sin saberlo, ¿por qué va a darse cuenta el otro banco central?

    Por otro lado, el problema de fondo es que la información necesaria para optimizar la política monetaria esta ausente dado que no hay un mercado competitivo de dinero. Usar control de capitales no es otra cosa que tratar de mantener un cierto nivel de MV domesticamente, pero esta política de control de capitales es limitada por los mismos motivos que lo es dar en el target de MV sin datos de mercado.

    Y aun persiste el problema del trade-off entre ahorrarse la crisis o tratar de obtener algún ‘capital gain’ en el proceso.

    Me gusta

  3. Exacto! Esa es mi impresión. Las ganancias que el país puede obtener en el auge del ciclo abriendo la economía y recibiendo inversión extranjera directa (IED), compensan el riesgo de una crisis posterior. Ahora mismo los diarios hablan de una crisis en Brasil, causada en la macro internacional. Pero Brasil en estos años expandió su economía, y la crisis o estancamiento no la hará retroceder a los niveles iniciales.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.