A Proposal of Monetary Reform for Argentina (with Adrian Ravier)

Argentina está pasando, nuevamente, por un momento crítico en materia económica y monetaria. Junto con Adrian Ravier escribimos una propuesta de reforma monetaria para Argentina. Esta propuesta es, de hecho, una actualización de la que Hanke y Schuler hiciesen para Argentina a fines de la década del 90.

En resumen, la propuesta consiste en una dolarización flexible más un sistema de banca libre. Por dolarización flexible queremos decir que si bien es de esperar que de cerrar el BCRA y eliminar el peso como moneda el dólar sea la moneda utilizada, haya libertad de realizar transacciones en la moneda que se desee. Es decir, en lugar de desatarse del peso para atarse al dólar, el punto es tener una libertad de elección en el uso de la moneda y se que deje el dólar si se encuentra una mejor alternativa. Por banca libre queremos decir que se de libertad al sistema bancario de emitir sus propias notas bancarias convertibles a dólares o a la moneda que consideren necesario (o intentar emitir su propio dinero fiat).

Somo conscientes que una propuesta como esta se encuentra, muy posiblemente, fuera de lo políticamente viable en Argentina. Pero el objetivo de este documento no es plantear una propuesta sujeta a lo políticamente posible, sino plantear una propuesta de reforma monetaria superadora acotada al marco institucional internacional presente. Como decía Hayek, el trabajo del economista consiste en hacer políticamente viable lo que es económicamente conveniente. Este documento es un humilde intento de nuestra parte en contribuir a que esto suceda.

Argentina’s economy and monetary institutions are, once again, experiencing a serious crisis. In this document, we propose a monetary reform for Argentina that consists of flexible dollarization plus a free banking regime. By flexible dollarization, we mean that the peso should be replaced with the U.S. dollar as a first step, but the market should have the freedom to interact with any selected currency. Therefore, the country does not become attached the U.S. dollar; on the contrary, it becomes a free currency country. By free banking, we mean giving financial institutions permission to issue their own banknotes convertible into U.S. dollars or any other currency or commodity of their choice.
It should be noted that the problems of the Argentine economy go beyond those of monetary policy. This proposal should not be understood as a sufficient reform to fix the Argentinean economy but as a necessary one. This proposal should also not be understood as a monetary panacea but as a monetary framework that is still superior to one provided by the Argentine central bank BCRA and Argentine policy makers to their country.

Descargar el documento de SSRN.

Aquí un comentario de Lars Christensen.

14 pensamientos en “A Proposal of Monetary Reform for Argentina (with Adrian Ravier)

  1. Nicolas, quería consultar por que la necesidad de dolarizar y partir de una imposición? Se puede dejar el peso y que este compita con el dolar. O sea, no sería conveniente, estimular la libertad de elección de la moneda por los particulares. Si quieren que exista el peso, el BCRA y quien sea, pero que la ley permita a la gente elegir en que moneda pactar su transacciones. Obviamente que es de esperar que el dolar desplace al peso, pero esto no sería por medio de una imposición desde arriba, ya que una dolarización, según entiendo, y sino correginos, debería implementarse desde el BCRA, para luego cerrar este.
    El tema es muy interesante para el debate y es son muy buenas estas propuestas para que el mismo se habrá y se llegue a la discusión de los tema de fondo. Los felicito.
    Slds,Sergio.

    Me gusta

  2. Hola Sergio,

    La única imposición es cerrar el BCRA dada su poca seriedad. No me parece realista creer que mientras haya un BCRA se lo va a forzar a competir en igualdad de condiciones.

    Pero hay libertad absoluta para elegir la moneda que los agentes económicos quieras. Lo más probable es que, al menos de entrada, sea el dólar dado que ya tiene presencia en el país y es la moneda internacional de intercambio. Pero esto no es cambiar la imposición de una moneda por otra. De allí el término “dolarización flexible.”

    Slds,
    -NC

    Me gusta

  3. Buen punto el de Sergio, y coincido con Nicolás. Pero quiero agregar que de eliminarse el curso forzoso y el curso legal, el peso -bajo la Ley de Gresham- sería desplazado en el mercado por el dólar o divisas que mantienen mejor el poder adquisitivo. El resultado sería similar, aun si se permitiera que el BCRA siguiera gestionando el peso.

    Pero eliminar el BCRA tiene la ventaja de que se elimina el incentivo perverso del poder político a imponer nuevamente en el futuro el curso forzoso de la moneda “nacional”. De lo que se trata es de encarecer el costo de retornar a una institución que le ha hecho mucho daño a la Argentina, como de hecho se explica en el artículo.

    Me gusta

    • Estamos de acuerdo en que los efectos serán esos. Quizás mi punto tiene que ver con algo que también está indicado en el trabajo. Es un punto para hacer políticamente viable algo que puede no serlo actualmente, aunque el efecto económico es el mismo. Lo que quería resaltar es que si uno aumenta el costo de retornar a una institución, este costo puede ser pequeño en situaciones particulares como las del 2001, por ejemplo;y volver a situaciones anteriores como ocurre hoy. Por otro lado, quienes realmente están a favor de imponer un BC y curso forzoso, podrían fácilmente endilgarles que impusieron a los demás otro sistema monetario, y que eso no tiene que ver con la libertad. Ni hablar de nacionalistas y demás. Pero si damos libertad a la gente, se conservan los principios, y el orden espontáneo del mercado generará las condiciones monetarias mencionadas, sin necesidad de imponer nada y quien quiera romperlo o imponer otro, quizás podrá hacerlo, pero deberá imponerse a las preferencias de las personas. Por su lado, quienes promueven un mercado monetario libre, no tendrán que explicar porque imponen “algo” si es que promueven la libertad, el orden espontáneo y la limitación del conocimiento y siempre podrán mantenerse como alternativa a los atropellos del estado. Es un punto quizás más de política que de economía, pero que se afectan mutuamente.

      Me gusta

      • Entiendo Sergio! Esto lo hemos conversado con Nicolás. Incluso podría permitirse que los bancos públicos provinciales emitan su propio dinero y compitan entre sí, además de competir también con bancos privados, o en este caso con el BCRA.

        Pero hay un punto importante. Lo que estamos proponiendo es abrir el mercado para que los banqueros compitan con sus propios recursos. El BCRA y los bancos públicos provinciales competirían con los recursos del contribuyente.

        Me gusta

  4. Quieren promover libertad monetaria, pero hablan mucho del papel de los bancos. Si van a decir “eliminar el BCRA tiene la ventaja de que se elimina el incentivo perverso del poder político” (nivel Peso Argentino), deberían decir también “eliminar la FED tiene la ventaja de que se elimina el incentivo perverso del poder político” (nivel Dolar USA).
    Si quieren promover libertad monetaria, deberían usar un sistema paralelo (ya existe) al bancario (que sabemos que no funciona).

    Me gusta

  5. Gracias Matías.

    Como verás en el título, es un paper de reforma monetaria para Argentina, no para el mundo. La Fed esta fuera de control de la reforma que pueda hacer el país.

    Por cierto, es “Fed”, no “FED”.

    Me gusta

    • Tienes razón Nico, me estoy saliendo del tema puntual de la publicación.
      Me dejé llevar por la idea de generar un cambio en la economía desde la participación de cada ciudadano. Me refiero a la decisión de comenzar a utilizar cada vez menos al sistema bancario, adoptando monedas libres como el Bitcoin (la más conocida de las criptomonedas), recuperando así las ideas del mercado libre de Adam Smith.

      Me gusta

      • Fijate Matías que si el mundo adopta el bitcoin, retorna al oro, o crea una divisa más estable que el dólar, entonces la propuesta se acomoda rápidamente a utilizar “esa” moneda como base.

        Me gusta

  6. Pingback: Una propuesta de reforma monetaria para Argentina ~ Nicolás Cachanosky ~ Infobae.com

  7. Me resultan sumamente curiosas todas estas propuestas que ponen a la moneda fiat, es decir sin ninguna clase de respaldo real, como centro de posibles soluciones. Se llame como se llame, dolar, euro, yen, peso, todo sistema monetario que pueda ser pasible de emisión descontrolada va inexorablemente rumbo al fracaso. Cualquier reforma monetaria seria debería comenzar por plantearse otra concepción diferente. Les recomiendo leer a Nicholas Georgescu Roegen para tener otra visión diferente de la economía insostenible que tienen ustedes. Cordiales saludos

    Me gusta

  8. Pregunta: Si los bancos privados pueden emitir certificados que equivalgan a dinero “de verdad”… que nos salvaría de una emisión descontrolada de los mismos sin respaldo, arrojándonos al caos? Entiendo que una de las funciones del Banco Central es controlar que las instituciones bancarias hagan buena letra. No se como funcionará la idea que Uds. proponen en otros países, pero la sociedad Argentina tiene tradición de abrazar las conductas perniciosas cortoplacistas. Les parece realmente compatible el sistema propuesto con la idiosincrasia Argentina?

    Me gusta

    • Fernando, los que los bancos emiten es deuda, no pueden hacerlo de manera ilimitada. Una sobre expansión les hace perder reservas acercándolos a un default, una sub-expansión les hace perder ganancias.

      En el documento explicamos los aspectos centrales del equilibrio monetario bajo este sistema. En este link resumo la literatura al respecto:

      Haz clic para acceder a NPPE_6_1.pdf

      Las instituciones del sistema hace que ese comportamiento no suceda. Si hay algo que la historia muestra, es que los bancos centrales nacieron para ayudar a los gobiernos, no para salvar al sistema bancario que se estable si no se interviene en el mismo.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.