El descalce de plazos no es la causa del ciclo económico, parte 3

Como siempre ocurre en estos debates, el intercambio va abriéndose a varios campos relacionados. Aquí, para no perder el foco, me concentraré en el punto original, que el descalce de plazos no es la causa del ciclo económico. En el futuro intentaré volver sobre lo demás.

En esta última réplica de Rallo veo una contradicción que me impide comprender el mensaje de la teoría de la liquidez.

Hayek siempre rechazó que en ausencia de intervención estatal el mercado sea perfectamente estable. Distinguía por ello entre fluctuaciones y ciclos económicos. Las fluctuaciones ocurren por factores endógenos al mercado, ante cambios en las preferencias temporales o ante innovaciones tecnológicas. Los ciclos económicos ocurren por factores exógenos al mercado, concretamente, por la expansión de crédito de la autoridad monetaria que rompe la identidad entre ahorro e inversión, creando un auge insostenible.

Keynes, Marx y los seguidores de ambos, por el contrario, afirman que el ciclo económico es causado por factores endógenos al mercado. No hay espacio aquí para desarrollar las teorías de ambos, pero digamos que es justamente esta inestabilidad la que lleva a Keynes a justificar su intervencionismo y a Marx a sugerir un cambio de sistema.

Soy consciente que Rallo defiende un pensamiento libertario, y en ningún momento quisiera identificarlo con estos otros autores. Más aun, pienso que está haciendo un trabajo increíble en defensa de la libertad. Pero cerré mi anterior post afirmando que “la posición de Rallo tiene un condimento keynesiano importante. El ciclo económico se produce ahora por un factor endógeno del capitalismo.” A lo que Rallo respondió que “La teoría de la liquidez no fortalece la versión keynesiana del ciclo por una razón: porque explica cómo el libre mercado sería capaz de superar esos problemas.”

Aquí veo una contradicción importante que me lleva a concluir que quizás estamos diciendo lo mismo. Si el libre mercado es capaz de superar los problemas del descalce, entonces yo tendría razón en afirmar que el descalce no es la causa del ciclo económico. En todo caso, la teoría de la liquidez debería afirmar que el monopolio de emisión + el descalce, provocan ciclos económicos.

Si por el contrario, Rallo insiste en su posición de que “el descalce general de plazos sí genera el problema, con independencia del marco institucional en el que se dé” (punto 5), entonces fortalece la posición keynesiana de que está en la naturaleza del libre mercado la causa de los ciclos económicos.

En la clasificación de Hayek yo creo que el “descalce” sería un factor más para explicar ciertas fluctuaciones en el mercado libre, pero no para fundamentar los ciclos económicos.

Lo mismo ocurre con las reservas fraccionarias. En un sistema de banca central, la existencia de reservas fraccionarias ayudan a expandir el crédito y causan el ciclo económico. Pero en un sistema de banca libre, la competencia entre bancos emisores y la compensación bancaria evitan que se desencadene el ciclo, como de hecho muestra el caso de Escocia, que funcionó de forma estable con un encaje del 2 %.

De esto se deduce que ni el descalce, ni las reservas fraccionarias son causa del ciclo económico. La causa proviene del monopolio de emisión.

Hay que reconocer que el monopolio de emisión podría no generar ciclos económicos si lograra equilibrar ahorro e inversión, pero dada su naturaleza lo más probable es que Hayek tenga razón al enfatizar el “problema de conocimiento” y Buchanan tenga razón en enfatizar el “problema de incentivos”. Resumiendo, lo más probable es que el monopolio de emisión redunde en desequilibrios monetarios.

Insisto entonces en la necesidad de distinguir entre marcos institucionales monetarios. Y el contraejemplo expuesto en mi anterior comentario, se cumple precisamente bajo un sistema de banca libre con reserva fraccionaria. No niego que el descalce puede generar pequeños desequilibrios, y que estos a su vez puedan generar cierto efecto Ricardo en la estructura productiva, pero al estar limitados por la competencia no llegan a causar el ciclo económico.

Rallo dijo que el mercado libre “sería capaz de superar” el problema. Quizás se refería a esto mismo. Y luego en el punto 3 de su réplica agrega que “sí, en banca libre los bancos tienden a aprender que no deben descalzar plazos. Pero… durante un tiempo pueden no haber aprendido la lección (en eso consiste el aprendizaje evolutivo: me equivoco, corrijo, aprendo) y en ese caso se podría dar un ciclo sin bancos centrales.”

Lo único que debo corregir de esta última afirmación es que no habrá “ciclo” en ese proceso de aprendizaje, sino que habrá quiebra de un banco o algunos bancos que operen irresponsablemente. De nuevo, insisto con el mensaje de mi primer post, no es lo mismo la quiebra de un banco que “desequilibrios generalizados”. En un sistema de bancos emisores competitivos como el de Escocia, la caída de un banco no arrastra a todos los bancos del sistema.

En el punto 4 de la réplica, Rallo señala que bajo un sistema de banca libre, “Los bancos se pueden equivocar: es más, pueden descalzar todos ellos en masa el crédito sin que aparezcan saldos negativos en la cámara de compensación interbancaria y sin que ninguno ponga fin a expansión crediticia”. Acepto que los bancos se pueden equivocar. Lo contrario sería un mundo de equilibrio y competencia perfecta. Pero no veo por qué tal cosa ocurriría. Si bien los bancos pueden descalzar, el proceso de competencia haría que aquel banco que se exceda quiebre, pero no arrastrará el sistema completo como decía antes. Aquí es necesario ampliar la explicación para mostrar que tal cosa ocurriría. Rallo acepta que en Escocia no ocurrió pero afirma que podría ocurrir. Yo no veo por qué.

Huerta de Soto afirma algo similar en su libro “Dinero…” utilizando teoría de los juegos, para afirmar que todos los bancos formarían un cártel contra sus clientes. El ejemplo es desafortunado, y el propio Mises lo muestra en La Acción Humana, Cap. 17, sección 11, p. 535, cuando analiza precisamente la libertad bancaria:

¿Qué sucedería si toda la banca privada se asociara y formara un cartel? ¿No es acaso posible que los bancos se confabulen para emitir sin tasa medios fiduciarios? Tal inquietud es absurda. Mientras la intervención estatal no impida a la gente retirar sus saldos, ningún banco puede permitirse arriesgar su buen nombre asociándolo con el de otras entidades de menor crédito. Conviene recordar que el banco dedicado a crear medios fiduciarios se halla siempre en una postura más o menos precaria. El buen nombre es su prenda más valiosa. Cualquier duda acerca de la seguridad y solvencia de la institución puede llevarla a la suspensión de pagos. Para un banco de buena reputación sería una política suicida ligar su nombre al de otras instituciones menos acreditadas. Bajo un régimen de libertad bancaria, la unión de todos los bancos en un cartel implicaría el fin de la banca, lo que, evidentemente, no beneficiaría a ninguna de las instituciones afectadas.

Cierro con las referencias al intercambio completo:

Ravier, El descalce de plazos no es la causa del ciclo económico

Rallo, El descalce de plazos sí es la causa del ciclo económico

Ravier, El descalce de plazos no es la causa del ciclo económico, parte 2

Rallo, El descalce de plazos sí es la causa del ciclo económico (parte 2)

19 pensamientos en “El descalce de plazos no es la causa del ciclo económico, parte 3

  1. Me gustaria pedirle a Juan Ramon que con el objetivo de progresar en la comprension mutua de las diferentes posturas haga un esbozo de cual es el sistema monetario y financiero que minimiza el descalce de plazos. Digo minimice porque no creo que ningun defensor del free banking sostenga que bajo ese sistema la sincronia de planes de ahorro e inversion sea perfecta. Por el mismo motivo que la asignacion de recursos para satisfacer necesidades presentes nunca esta completamente equilibrada, la asignacion en el tiempo tampoco lo esta. Ese es el desequilibrio endogeno, inherente e inevitable que “sufre” todo proceso de mercado y que el sistema de perdidas y ganancias promueve a eliminar.

    Me gusta

  2. Adrián, en tu post planteás el siguiente interrogante:

    “Si bien los bancos pueden descalzar, el proceso de competencia haría que aquel banco que se exceda quiebre, pero no arrastrará el sistema completo como decía antes. Aquí es necesario ampliar la explicación para mostrar que tal cosa ocurriría. Rallo acepta que en Escocia no ocurrió pero afirma que podría ocurrir. Yo no veo por qué”

    Aquí tenés, en un pasaje extraído del trabajo que te envié (que Gabriel leyó y me sugirió que se lo envíe a Alejandra Salinas para ver si lo quiere publicar en RIIM) la explicación de cómo se produce el proceso de expansión crediticia en un sistema de libertad bancaria con reseva fraccionaria (es un fragmento, el paper empieza antes y luego continúa; para abreviar eliminé las fuentes de las citas). Creo que esto explica los interrogantes que planteás en tu post:

    “El interrogante que cabe formularnos es qué podemos esperar que resulte de esa tensión entre el afán de lucro y el riesgo de la expansión excesiva. Los defensores del sistema de libertad bancaria bajo un régimen de reserva fraccionaria sostienen que el riesgo involucrado en el desarrollo de una política unilateral de sobreexpansión crediticia es un reaseguro suficiente para evitar que cada banco –y, por ende, todos- se embarquen en un proceso de expansión desmedida del crédito. Esta teoría es la que debemos someter a análisis crítico. ¿Cómo cabe imaginar que se comportarán los banqueros en este contexto?

    Por cierto que, en principio, los banqueros serán prudentes. Dado que son concientes de que una sobreexpansión desmedida del crédito podría revertir en su propio perjuicio, inicialmente al menos cabe presumir que ningún banquero aplicará una política crediticia laxa. Por lo tanto, en una fase inicial del proceso, el sistema funcionará apropiadamente y no se producirá desborde alguno.

    Pero ¿puede esta conducta cautelosa sostenerse indefinidamente a lo largo del tiempo? Por supuesto que podría… Pero ¿es verosímil que ocurra?

    Conviene que tengamos en cuenta la situación: los bancos tienen a su disposición fondos cuantiosos recibidos a través de los depósitos a la vista, tienen la oportunidad de incrementar su rentabilidad aumentando el caudal de créditos que otorgan por medio de esos recursos y no tienen, en rigor, otro límite para prestar esos fondos que su propio sentido de la responsabilidad. La “relación de fuerzas” entre la oportunidad, el incentivo y las inhibiciones es muy despareja. En La Acción Humana, Mises advertía acerca de este riesgo:

    “… la demanda de crédito sólo depende de hasta dónde el banco esté dispuesto a llegar”

    Está en la naturaleza de las inclinaciones humanas que, dada la situación de equilibrio lograda a través de la prudencia, surja en los banqueros la propensión a iniciar una política, en principio muy cautelosa, de expansión del crédito. Esto está en la lógica de toda acción empresarial que procura aumentar el margen de rentabilidad. Y lo más probable es que esta tímida política expansiva no tenga consecuencias perjudiciales visibles porque, practicada en una escala pequeña, difícilmente produzca efectos nocivos inmediatos sobre la dinámica económica general. Más aún, en principio, es probable que el efecto de esa leve expansión crediticia aparente ser beneficioso para la economía, ya que producirá un incremento del nivel de actividad general.

    Este buen suceso inicial llevará a los banqueros a profundizar un poco más el proceso expansivo. ¿Por qué no hacerlo? Tienen los recursos, tienen el incentivo (la búsqueda de más rentabilidad) y los efectos sobre la economía se ven beneficiosos, como quedó demostrado con la expansión anterior. Y es muy probable que en esta segunda etapa de expansión también los resultados sean auspiciosos. Mises explicaba este fenómeno en Teoría del dinero y el crédito:

    “En tanto los bancos no lleguen a un acuerdo entre ellos en lo tocante a la expansión del crédito, se puede aumentar la circulación de medios fiduciarios lentamente, pero no puede ser aumentada precipitadamente. Cada banco individual sólo puede dar un pasito adelante y, luego, ha de esperar hasta que otros hayan imitado su ejemplo. Cada banco está obligado a regular su política del interés de acuerdo con la de los otros”.

    De ese modo, todos los bancos del sistema –con mínimas diferencias de grado que no cambian el núcleo de la cuestión- irán, en forma simultánea por estar sometidos a idénticos estímulos, promoviendo una gradual pero incesante expansión del crédito. En Teoría del dinero y el crédito, decía Mises en relación a este tema:

    “Normalmente, el aumento de la demanda de dinero es lento, por lo que se hace difícil percibir los efectos que produce en la ratio de cambio entre dinero y mercancías”

    Marshall , en Money, credit and commerce observó el mismo fenómeno:

    Bankers lend more by book credits: and, if they are issuers of notes, they increase their issues. Other bussinesses men trust their customers readily: bills of exchange multiply: new undertakings are started: orders are given for aditional machinery and other plant. At first, the movement may be slight but it gains strength as it grows.

    A medida que este proceso se desarrolla, todo el nivel de actividad económica crece, el estado de ánimo colectivo se eleva, la sensación de prosperidad se adueña de la amplia mayoría de los agentes económicos y se hace difícil, para un individuo en particular, sustraerse al clima de euforia que se va apoderando de todo el cuerpo social. Así es como los acontecimientos se producen durante las etapas expansivas de los ciclos económicos. Rallo menciona el tema en sus Apuntes de la historia de las teorías monetarias:

    “… la expansión crediticia de una entidad puede servir de base para la expansión crediticia del resto de las entidades, sin que ninguna de ellas sufra transitoriamente problemas de liquidez”.

    La razón por la cual la cámara de compensación no ejerce influencia para detener este proceso expansivo es, sencillamente, que no hay ningún fenómeno que proporcione una señal que induzca a los banqueros a frenarlo. En cualquier mercado, cuando el proceso de producción llega a un punto donde el costo marginal iguala al beneficio marginal, los precios le indican al empresario que no debe seguir aumentando el volumen de producción. Pues bien, la cámara de compensación no provee esa información. Por eso el proceso de expansión crediticia no tiene techo.

    Me gusta

  3. ¿Es el mismo libro que está traducido? Yo leí dos veces ese libro de Selgin (si estamos hablando del mismo) y se que no ofrece argumentos consistentes. Pregunto si es el mismo libro porque no tengo ganas de leer de nuevo lo que ya leí y se lo que dice. Entonces, si vos creés que hay algo novedoso o que yo no tengo en cuenta, me gustaría que me lo digas, para no caer de nuevo en lo mismo… Me gustaría que vos me indiques qué es lo que creés que hay que tener en cuenta, así te puedo contestar sabiendo qué es lo relevante para vos…

    Me gusta

  4. Creo que el que esta traducido por Union es The Theory of Free Banking. Este es Bank Deregulation and Monetary Order, que es una coleccion de ensayos que fueron publicados en journals y es posterior al otro libro. Yo creo que hay una limitacion microeconomica a la emision concertada y ahi esta explicado el porque. Son solo 4 o 5 paginas. Si vos ya lo leiste y no te convencio todo bien.

    Me gusta

    • Ok, leí el texto que me indicaste. Creo que el concepto clave está en esta oración:

      “… contraction by any one bank acting in isolation will generate positive net-average reserve demands that will force remaining banks to contract”.

      Yo ya conocía este argumento, es el mismo que esgrime White, y yo no estoy de acuerdo. En el paper que tengo elaborado sobre el tema, yo abordo el tema de este modo:


      White intenta refutar el argumento de la expansión simultánea y presenta una explicación que merece ser debidamente considerada:

      “Concerted expansion by a multiplicity of independent banks is implausible for the same well-known reasons that the attempt to build a stable cartel arrangement among many firms is unlikely to be successful in any industry in the abscence of a legal mechanism enforcing cartelisation. Any firm not abiding by the cartel agreement could capture whatever benefits the agreement is supposed to bring the industry to a greater extent than a firm adhering to the agreement. In this case it is not clear what benefit an expansionary policy could bring to the banking industry as a whole. Be that as it may, a non expanding bank would enjoy positive clearings against its expansive rivals”

      El razonamiento de White supone no entender las diferencias entre la expansión crediticia en simultáneo y la cartelización de cualquier otra industria. Dicha desemejanza radica en el hecho de que la cartelización industrial consiste en incrementar artificialmente la escasez para aumentar el precio de venta del producto. Por lo tanto, como White lo señala –en tanto no haya restricciones legales que impidan el ingreso de competidores- quien se distancia del acuerdo puede aprovechar la oportunidad para vender a menor precio y desplazar del mercado a las firmas cartelizadas. En el caso del negocio bancario, la expansión simultánea -deliberada o espontánea; eso no afecta a la cuestión- opera, contrariamente, sobre la base de una reducción del precio (expresado a través de la tasa de interés) que permita incrementar la demanda del bien transado, es decir, el crédito. Y eso deriva en un incremento de las ganancias de todos los bancos. Por lo tanto, no existe el incentivo para desligarse del acuerdo para vender más barato, como en las demás industrias. Por el contrario, el banco que se desvincula del accionar de los demás concederá menos crédito y, por lo tanto, obtendrá menos ganancias”.

      Si te interesa, pasame tu mail y te paso el trabajo completo.

      Me gusta

      • El argumento de Selgin no es el que vos le atribuis a White.
        Su argumento es que en una expansion concertada las reservas de cada banco quedan por debajo de las reservas optimas y en cuanto un banco se da cuenta y contrae se revierte el proceso porque todos los otros bancos comienzan a perder reservas a manos del banco que frena primero. Selgin dice ‘The theory just reviewed suggests that the demand for bank reserves in an unrestricted banking system free of “leakages” is not a function homogeneous of degree 0 in the size of individual bank balance sheets. Given values for the stock of outside-money reserves, the turnover of bank money, interest rates, and penalty costs of default, equilibrium values for the stock of bank money and the optimal bank reserve ratio exist that should be more or less invariant to changes in bankers’ “optimism”. Al banquero no le interesa solamente prestar mucho y ganar mas, tambien le interesa poder afrontar sus obligaciones sin sobresaltos y no quebrar y empezar a girar con reservas cada vez mas bajas que las deseadas es el camino seguro a la quiebra y por eso pone el pie en el freno y la expansion concertada comienza a perder participantes.
        Mi mail es i.sarjanovic@bluewin.ch

        Me gusta

      • White también dice que en cuanto un banco se abre de la expansión concertada, los demás bancos deberán hacer lo mismo porque de lo contrario comenzarán a perder reservas. Y lo que yo respondo a eso es que no hay incentivos para que nadie se abra de la expansión concertada porque, para hacerlo, deben subir la tasa y entonces perder ganancias en un momento en el que no hay señales de que haya necesidad de hacer tal cosa.

        Te mando el trabajo.

        Me gusta

  5. Dejo un par de cuestiones, que aún no me quedan claras:

    1-. En un mercado libre, ¿hay o no ciclos por descalce de plazos? Si la respuesta es no, entonces no veo como se puede decir que el descalce sea la causa del ciclo. Si el descalce es la causa del ciclo, y no un canal de transmisión, entonces siempre que haya descalce debe haber ciclos económicos (y por lo tanto en toda industria en mayor o menor medida). Si la respuesta es sí… entonces me lleva al punto 2:

    2-. No me parece suficiente decir que el descalce es la causa del ciclo sin una explicación de cómo es que los agentes económicos cometen errores todos juntos. Naide niega que un banco (o empresa) pueda errar en su estrategia de calce de plazos, ¿pero por qué erran todos juntos? No veo diferencia, en este punto, con el uso de los animal spirits que hace Keynes (que evaden la explicación.) Obviamente no digo que Juan sea Keynesiano ni nada por el estilo, pero personalmente sigo sin ver de manera clara una explicación de por qué todos los empresarios/bancarios se equivocan juntos.

    Estos son los dos puntos que creo necesitan mayor aclaración. Junto a cuál sería el sistema bancario que, en su opinión, minimiza este problema y por qué.

    Me gusta

  6. En el hipotético caso de que estuviésemos en un entorno institucional donde no hubiese ninguna causa exógena que según Adrián pudiera causar ciclos, y la ciencia económica estuviese totalmente de acuerdo en ello, no habría razón para que nadie estuviese alerta de la posibilidad de que se genere un ciclo.

    Sin embargo, si estamos en un entorno sin aquellas posibles causas exógenas pero el paradigma mainstream aceptado fuera el planteamiento de Rallo no solo a nivel académico sino también a nivel popular, los agentes si estarían muy pendientes de determinados riesgos y del descalce de plazos.

    No se hasta que punto hay que inferir del planteamiento de Rallo que en un mercado libre se tengan que producir necesariamente errores generalizados. ¿Podríamos demostrar lo contrario? Yo entiendo que existe la posibilidad, especialmente si no se desarrollan los mecanismos de libre mercado necesarios para prevenirlos o solucionarlos.

    Me gusta

  7. En un sistema libre donde los bancos no tuvieran al Estado que los salve a través de un banco central, ni un Estado que les permita el privilegio de robar la propiedad privada a través de la reserva fraccionaria de depósitos, los problemas que genere el “descalce de plazos”, sería una cuestión puramente de gestión bancaria, sometida a la libre competencia: aquellos bancos que sean mas prudentes con sus inversiones (que descalcen menos) generarán mayor confianza y tendrán mas clientes. Mientras que aquellos que sean imprudentes, quebrarán y serán expulsados del mercado. Esto sólo afectará a los bancos imprudentes, no a todos al mismo tiempo, como sucede en un ciclo económico.

    Me gusta

  8. Pingback: Ciclos Economicos y Descalce de Plazos (resumen) | Punto de Vista Economico

  9. Pingback: Mi pequeña aportación al debate Rallo v. Ravier | David de Bedoya | Blog personal

  10. Apreciado Adrián. Muy instrucctivo tu debate con Juan Ramón. Pienso, como tú, que el “descalce” (yo lo llamaría desfase o diferencia) de plazos produce variaciones pero no necesariamente ciclos. Tampoco me queda claro cuándo los ciclos son por causas endógenas o exógenas. Siendo la economía fruto de la acción humana es difícil ponernos de acuerdo en que es aquello que viene de afuera o de adentro. Para mí, que me asiste un espíritu libertario, todo aquello que restrinja la libertad individual es exógeno.

    Pero mi punto es otro: Nos dices de la estabilidad económica en Escocia con una reserva fraccionaria del 2%. He hecho el siguiente ejercicio: songamos que deposito en el banco $100. El banco guarda $2 (encaje de 2%) y presta los otros $98. Supongamos que esos $98 son depositados en otro banco (o el mismo) y se le aplica el mismo procedimiento: se guardan el 2% de $98 y se presta el resto. Bueno, supongamos que lo anterior se repite 50 veces. Es fácil ver que los $100 iniciales se han convertido en $3251.3 Es decir, el dinero se ha multiplicado por más de 32; una auténtica locura. Estoy de acuerdo con Huerta de Soto, la reserva fracionaria es quizás la más probable causa de ciclos económicos.

    Seguiré con atención los debates entre austriacos.

    Cordial saludo

    Mario

    Me gusta

  11. Pingback: Liberal SpainMi pequeña aportación al debate Rallo v. Ravier » Liberal Spain

Los comentarios están cerrados.