NGDP Targeting… pero cual NGDP?

El objetivo de estabilizar el ingreso nominal, NGDP, tiene larga data. Esta idea ha resurgido en los últimos años y disfrutaba de un importante acatamiento a inicios del siglo XX hasta que el keynesianismo ganó una postura central. El grupo de economistas asociados al nombre de Market Monetarism sugiere, por ejemplo, que la Fed debe apuntar a un crecimiento anual del 5% del NGDP (PBI nominal). El argumento presentado es que la Crisis Financiera del 2008 se debió a una contracción del NGDP, y que la Fed debe retornar el valor del NGDP a su trayectoria original. El siguiente gráfico muestra la evolución del NGDP para Estados Unidos. Se puede apreciar su caída en la crisis del 2008 y que el mismo no vuelve al nivel de su trayectoria anterior, sino que queda situado por debajo.

NGDP

Hace ya algunas semanas, George Selgin desafió esta postura argumentando que ya había pasado suficiente tiempo como para que las expectativas del mercado se corrigiesen a la nueva trayectoria del NGDP. Es decir, la evolución del NGDP debe seguir una trayectoria fija para estar acorde a las expectativas de los agentes económicos, si el NGDP se separa de su trayectoria, una vuelta del NGDP a su trayectoria original implica una corrección de mercado más veloz que una corrección de expectativas. También podría argumentarse que si bien el NGDP creció a una tasa constante (5%), esta fue una expansión de oferta superior al crecimiento de la demanda, provocando la crisis inmobiliaria entre otros problemas. Vale recordar que si bien la llamada Regla de Hayek argumenta por un NGDP constante (tasa de crecimiento = 0%), este es un caso particular de la norma o regla de productividad, que puede o no tener una tasa de cambio del NGDP distinta a cero (ver aquí).

Pero hay aún otro problema (sobre el que Selgin también se refirió recientemente). El término NGDP targeting es confuso, y si bien hablar de Norma (o Regla) de Productividad es menos intuitivo, no se presta a confusión. Si el problema es evitar efectos monetarios sobre los precios y, siguiendo los lineamientos generales de “MV = PQ”, entonces P debe poder moverse de manera inversa a cambios en la productividad total de los factores de producción (TFP). Esto es equivalente a que MV se mantenga constante (sólo bajo ciertas condiciones particulares).

Si, asumimos que el flujo de gasto nominal debe mantenerse constante, entonces NGDP es uno, y no necesariamente el más apropiado, de los posibles indicadores de flujo de gasto. Otros posibles indicadores son ingresos a los factores de producción (K y L), o únicamente salarios, o ventas finales a consumidores domésticos, etc. El problema es que elegir uno u otro indicador puede cambiar sensiblemente el diagnóstico.

Si bien el “NGDP targeting” es una mejora sustancial sobre las políticas de metas de inflación, o incluso de desempleo, es importante tener presente que el principio de fondo es el de la norma de productividad, y que el comportamiento deseado del flujo de gasto es una derivación de este principio y no el objetivo final.

6 comentarios en “NGDP Targeting… pero cual NGDP?

  1. Me hace ruido la siguiente frase: » la Fed debe apuntar a un crecimiento anual del 5% del NGDP»… Digo ¿cómo es eso de que la Fed debe apuntar a una tasa de crecimiento predeterminada? No parece muy liberal que digamos…

    Me gusta

  2. Bueno, desde un punto de vista institucional la mera presencia de un banco central es ajena a un libre mercado. Ahora, dada la presencia de un banco central, una política de crecimiento del 5% del NGDP no es ni más ni menos «liberal» que una del 0%.

    El 5% puede ser acertado o no, pero no lo veo menos liberal. El 5% busca mantener un equilibrio monetario igual que el 0%, no es una política de estímulo, sino de equilibrio, monetario.

    Me gusta

    • Alejandro, pensalo en términos de la producción de zapatos. Claramente, el mercado es más eficiente que el estado para producir zapatos. Pero imaginemos que es el Estado el que ahora los produce. ¿Debe el Estado producir cero zapatos o tratar -aun bajo problemas de incentivos y conocimiento- satisfacer la demanda de zapatos? Lo que dice Nicolás, es que aun cuando todos coincidimos aquí en cerrar el Banco Central y dar lugar al mercado, si éste existiera, lo óptimo no sería dejar congelada la base monetaria.

      Me gusta

  3. Necesito leerlo detenidamente, pero no entiendo por qué Rallo toma un escrito de Schumpeter (de 1954) para criticar la teoría cuantitativa. Incluso debo decir que no sería correcto comprender la teoría cuantitativa moderna bajo esos cuatro postulados. De hecho, la teoría cuantitativa recibe mucha atención a partir de los escritos de Friedman post 1950.

    Voy a leerlo y vuelvo… pero en otro post.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.