Inflación: Cambiemos vs Kirchnerismo

“De ninguna manera vamos a aceptar que hoy hay más inflación que en el kirchnerismo” sostuvo el Jefe de Gabinete Marcos Peña. Mi respuesta en Twitter fue que si miramos las tasas de inflación, la inflación anual promedio de Cambiemos (a Junio 2018) es superior tanto a la inflación bajo el gobierno Kirchnerista, como lo es también respecto a la inflación sólo bajo el mandato de CFK. Más aún, el límite de inflación acordado con el FMI (32) es también superior a la inflación promedio con CFK.

Estos son mis números:

  • Inflación promedio Kirchnerismo: 20.4%
  • Inflación promedio CFK: 28.5%
  • Inflación promedio Cambiemos: 33.7%

Esta es la serie histórica de datos donde también ubico la inflacion promedio (quienes me siguen en las redes estarán familiarizado con este gráfico, dado que lo actualizo regularmente):

Inflacion (mensual)

Mi comentario recibió muchas reacciones. Más de las que de hecho pude leer. Muchas objeciones también repetidas. Aquí algunas aclaraciones y reacciones a las objeciones que pude ver.

De dónde salen los datos?

La fuente de datos es el IPC Congreso. Es la misma fuente de datos que gente de Pro/Cambiemos usaba e informaba cuando eran oposición. Me resulta un curioso doble estándar que los datos que eran válidos siendo oposición no lo sean cuando son oficialismo. Estos son también los datos que Cambiemos usa para decir que la inflación está bajando. Tiene un poco de actitud que recuerda a La Cámpora: Cuando la realidad no gusta, se cuestionan los datos. Si en cambio los datos no son confiables ni ahora ni antes, entonces no se puede realizar la afirmación de Peña.

IPC Congreso

Es cierto que el IPC Congreso no es perfecto (ningún indicador lo és). Pero no es menos cierto que se ha sido utilizado ampliamente por economistas y políticos como estimación de la inflación durante el gobierno K.

Durante el Kirchnerismo había control de precios

Es correto. El control de precios, en principio, daría menores tasas de inflación. Lamentablemente no es tan sencillo. Como explicaba Federico Sturzenegger (Cambiemos) al asumir en el BCRA, la inflación que no se va a un precio regulado se va a un precio no regulado. Al haber control de precios, lo que cambia son los precios relativos más que la tasa de inflación.

Si fuese cierto que el control de precios produjo una gran inflación reprimida, entonces deberíamos observar una diferencia entre la tasa de expansión monetaria y la tasa de inflacion durante el gobierno K. Sin embargo, ambas tasas son virtualmente iguales. Como se ve en el gráfico, la relación entre agregados monetarios e inflación no se rompe entre el 2003 y el 2015.

Inflacion

Hay un grano de verdad en este cuestinamiento. Según cómo se realize el relevamiento estadístico, el control de precios puede tener un mayor o menor impacto en el cálculo estadístico de la inflación. Lo que no parece ser claro es que ese impacto sea tan grande.

Otro dato relevante es el crecimiento (interanual) de la BM y M2. Como se ve en la serie histórica, más allá de oscilaciones, con Cambiemos el ritmo de expansión monetaria no muestra reducciones significativas respecto al período K.

BM & M2

Y la inflación heredada?

Curiosamente esta es una de las objeciones que menos he visto. Es también una de las mejores. El pico de inflación al inicio del gobierno de Cambiemos se debe a herencia recibida de la política monetaria del kirchnerismo. Ok. Dos puntos:

  1. Cambiemos ha decidido no hablar de la herencia recibida. No se puede apelar a la herencia a conveniencia, suena más a excusa que a explicación.
  2. El punto de mi comentario es que lo primero es reconocer los datos, luego se puede discutir por qué al inicio de Cambiemos la inflacion se disparó (si fue o no responsabilida de ellos).

Lo que no me parece válido tampoco, es argumentar que la inflación representativa de todo el gobierno Kirchnerista es sólo la de los últimos tiempos. Una cosa es preguntarse por la inflación promedio de un gobierno, otra cosa es preguntar por la inflación que dejó un gobierno.


El primer paso que Cambiemos debe tomar para bajar la inflación es reconocer el tamaño del problema. No es culpa de los datos que la inflación siga en estos elevados niveles.

2 pensamientos en “Inflación: Cambiemos vs Kirchnerismo

  1. A muchos de los economistas que conozco y que trabajan – como quien esto escribe – operativamente en el mundo real, no en el académico, sentimos cierto escozor por aquellos que analizan y más tarde explican y opinan sobre los aciertos y errores de quienes diariamente asumimos una responsabilidad concreta y tangible que nos afecta al decidir y accionar dentro de una empresa, en un gobierno o administración pública o en cualquier lugar donde tomar una decisión implica ganar o perder dinero y prestigio.

    La prueba irrefutable es que un economista académico, protegido por toda clase de enfoques contrapuestos y que siempre tienen una respuesta justificada por otros que ellos llaman mentores o grandes autores ocupa una posición donde debe poner sus manos y su responsabilidad en la vida real, fracasan casi siempre.

    No quiero hacer generalizaciones injustas, sin embargo tengo la íntima convicción en cuanto a que si tuviera oportunidad y tiempo para llevar a cabo un prolijo y profundo estudio la conclusión sería terminante: el mundo académico es abstracto y sus miembros no tienen el entrenamiento ¨callejero¨ necesario para operar en la vida.

    De hecho sus ingresos provienen de enseñar, investigar, publicar y opinar haciendo aportes intelectuales que otros se encargarán o no de utilizar, siendo estos últimos los que tomarán los riesgos.

    Sin embargo este artículo me ha resultado impecable y de gran utilidad. Lo he visto sin sesgos, honesto y simple, al alcance de una persona que no ha transitado por el mundo de nuestra débil supuesta ciencia económica.

    Siempre les recuerdo a los jóvenes académicos no caer en la tentación de la crítica per se porque – como escribió un gran guionista hollywoodense para una película infantil ¨ Ratatouille¨ – con la maravillosa voz de Peter O´Toole dice : El trabajo del crítico es sencillo en más de un sentido. Arriesgamos muy poco, y sin embargo usufructuamos de una posición situada por encima de quienes someten su trabajo, su persona y su prestigio a nuestro juicio. Prosperamos gracias a nuestras críticas negativas, que resultan divertidas cuando se las escribe y cuando se las lee.
    Pero la cruda verdad que los críticos debemos enfrentar es que, en términos generales, la producción de basura promedio es más valiosa que lo que nuestros artículos pretenden señalar¨

    Me gusta

  2. Es escozor endémico de la mediocridad, la sana crítica ejercida en una sociedad libre Sin embargo, la misma ha estado siempre acotada por un difuso y precario marco institucional que tiende a calificar de non sequitur todo análisis que no se ajusta a lo políticamente correcto

    Afuera de las bibliotecas existe un mundo donde funcionarios estatales imponen coactivamente un determinado criterio de administración de un estado, dando por supuesto que ese criterio es el justo y correcto y por tanto se arrogan el supuesto derecho de imponerlo por la fuerza. Y eso es grave, si es que se tiene alguna noción de la importancia de los derechos personales y la consiguiente libertad individual.

    Afuera de las bibliotecas existen individuos que se dicen experimentados economistas pragmáticos “con calle” que llegan a comparar el singular, valioso y escaso espíritu de empresarialidad con el parasitario ejercicio político de administración de la cosa ajena llamada País.

    Decia Popper que “la paradójica ventaja de publicar es exponerse a la crítica”.

    Los “académicos” como “los Cachanosky” de Milei ,son los que me dan la fe necesaria para seguir creyendo que nunca se extinguirán estos tábanos “disidentes” del mainstream político. (incluida la quasi histrionica disidencia extrema de Milei).
    La mentira sola se devela, es tan temporal como la caída de la hoja de un árbol, es el fatalismo ineludible de tantos y tantos economistas cortesanos “experimentados” en ese ruin servilismo desenmascarado ya en el siglo XV por De la Boétie.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.