Es el Liberalismo una Mala Palabra?

Comparto mi última nota, ¿Es el Liberalismo una Mala Palabra?, en Economía Para Todos.

En una reciente nota en el diario Clarín, Juan Manuel Agüero (Fundación Naumann) sostiene que el liberalismo debe dejar de sonar a esa mala palabra  que se asocia como la causa de todos los males, y que uno debe tener cuidado de no confundir las ideas del liberalismo con el uso político del término. Ezequiel Adamovsky (UBA, CONICET) responde también en Clarín diciendo que lo del “liberalismo no es ‘mala prensa’: es una reputación bien ganada.” Sin embargo, Adamovsky no parece seguir la sugerencia de Agüero de separar las ideas del liberalismo de su uso político. Creo que hay dos problemas fundamentales en la nota de Adamovsky, uno relacionado al supuesto desinterés del liberalismo por la desigualdad y el segundo la asociación que hace entre liberalismo y gobiernos de facto o «intervenciones que ‘corrijan’ el curso mediante la violencia y la arbitrariedad.»

Seguir leyendo en EPT.

4 comentarios en “Es el Liberalismo una Mala Palabra?

  1. En definitiva, a los liberales lo que nos ha preocupado siempre es la pobreza, no la desigualdad.

    Los socialistas, que tanta superioridad moral se presuponen, se dedican a fomentar la envidia. Puesto que, lo que siempre predican, es que hay que acabar con la desigualdad económica.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. El lieralismo es mala palabra gracias a conservadores como los de Naumann que cobran subsidios del Estado Alemán y se dicen liberales.

    Me gusta

  3. El liberalismo debe esforzarse por hacer conocer sus ideas y pensamientos. Su desconocimiento generalizado y ausente en las carreras universitarias permite que estas caracterizaciones políticas y mediáticas se le atribuyan sin mayor resistencia.

    Me gusta

  4. Pingback: Hayek, Pinochet y la democracia ilimitada (otra vez) | Punto de Vista Economico

Los comentarios están cerrados.