Etiquetas

, , , ,

Source: Wikipedia

En los últimos números del Review of Austrian Economics se dió un interesante debate entre Peter Leeson y Alain Marciano sobre un análisis económico del derecho Austriaco. MarioS menciona este debate en los comentarios del post sobre la presentación del libro de Eduardo Stordeur. Dado que para acceder a estos artículos hay que estar subscripto al journal, me pareció oportuno ofrecer un resumen del intercambio, seguido de un breve comentario.

Paper 1 [P. Leeson]: An Austrian approach to law and economics, with special reference to superstition (RAE 2012 volume 25 issue 3)

En este paper Leeson se pregunta sobre el caso en el que creencias supersticiosas puedan generar resultados eficientes. Una superstición es en el artículo de Leeson una creencia objetivamente falsa. ¿Cómo es posible que algo objetivamente falso tenga resultados eficientes? En las épocas medievales, por ejemplo, era difícil tener pruebas fehacientes que corroboren la acusación a un tercero. ¿Cómo probar si es culpable o inocente? Leeson utiliza el ejemplo del juicio por iudicium Dei (judgement of God) que sostiene que en es la intervención divina en un ritual lo que muestra si el acusado es inocente o culpable. El juez (generalmente un clérigo respetado en la comunidad) pone una piedra en un recipiente con agua hirviendo y hace al acusado meter su brazo y tomar la piedra. Si el acusado es inocente la divinidad intervendrá y evitará que el acusado sufra de quemaduras. La divinidad, en cambio, no intervendrá para ayudar al acusado si es culpable.

El punto es que lo importante para que este sistema funciona no es la veracidad de la superstición, sino que se crea en la misma. Si el acusado cree que efectivamente el resultado del experimento del agua hirviendo depende de una intervención divina, y el acusado sabe que es culpable, entonces le conviene confesar y ahorrarse la quemadura (y quizás obtener una reducción en la pena). Si en cambio es inocente, entonces cree que la divinidad intervendrá en su favor y aceptará el testeo, ante lo cual el juez deduce que es de hecho inocente y entonces no calienta tanto el agua. En resumen, dice Leeson, el sistema del agua hirviendo es similar al uso del polígrafo para detectar mentiras en los juicios. El polígrafo es altamente ineficiente, pero basta con que el acusado crea en la veracidad del aparato para revelar su situación al aceptar o rechazar el polígrafo.

El “Austrian Law and Economics”, dice Leeson, debe estudiar no sólo como el marco institucional afecta los incentivos de los agentes económicos, sino también el proceso de evolución de las normas haciendo uso del concepto de “rational choice” de los individuos. Esto es lo que ilustra con algunos ejemplos como el del agua hirviendo.

Para relacionar el “Austrian Law and Economics” con el Law and Economics (L&E) Leeson hace una distinción importante. Por un lado está el L&E a la Coase y el L&E a la Posner. La diferencia es que en el primero, Law and Economics implica estudiar los efectos económicos de las normas. En el segundo, el Law and Economics implica hacer un análisis de eficiencia económica sobre las normas. De allí que al primero lo llame “Law and Economics” y al segundo “Economic Analisis of the Law.” Leeson sostiene que el caso de Coase no permite aplicar contenido económico a las leyes dado que las instituciones son dadas exógenamente. Es un punto de vista Posneriano lo que el “Austrian Law and Economics” debe tomar, es decir, hacer análisis de “rational choice” para explicar las normas, como el caso del agua hirviendo.

Paper 2 [A. Marciano]: An Austrian approach to law and economics, with special reference to superstition (RAE 2012 volume 25 issue 4)

Marciano sostiene que hay diferencias importantes entre la postura de Posner y la de la Escuela Austriaca.

Para Hayek el rol del juez no es -ni debe ser- crear leyes, sino descubrir las normas éticas implícitas en la cultura y costumbres de una sociedad. El juez es un descubridor, no un creador de leyes. Para la postura Posneriana, en cambio, la ley debe ser el producto de un cálculo económico que muestre cual es la normativa más eficiente. Mientras para Hayek (y la EA) las leyes surgen “down-top”, para Posner el proceso debe ser “top-down.”

Marciano coincide con Leeson en el análsis del Law and Economics, es decir, en estudiar los efectos económicos y el comportamiento racional de los individuos. Pero Marciano sostiene que la EA no llega a las mismas conclusiones normativas que Posner, es decir, utilizar la eficiencia económica para determinar el marco regulatorio.

Paper 3 [P. Leeson]: The irrelevance of normative considerations for founding an Austrian Law and Economics: Reply to Marciano (RAE 2012 volume 25 issue 4)

Leeson responde que la crítica de Marciano es normativa, no positiva, y por lo tanto no es válida si es que la EA es verdaderamente una disciplina positiva sin enunciados normativos. Leeson explica que ambos, Hayek y Posner, reconocen que las leyes pueden surgir “down-top” o “top-down,” y que la diferencia se encuentra en qué considera preferible cada uno. Hayek prefiere un orden espontáneo, Posner un orden creado. Pero esto es un juicio de valor y por lo tanto una posición normativa, no es una diferencia de análisis positivo.


Unos breves comentarios de mi parte.

En primer lugar, Leeson ve en Gary Becker al Mises de la economía mainstream o neoclásica. Ambos, Becker y Mises defendían la aplicación el “rational choice” a toda decisión por parte de los individuos. De hecho, una de las categorías del paper de Leeson incluye “Chicago-Austrian synthesis.” Creo que esto ayuda a entender el puente que Leeson intenta formar entre los Austriacos y Posner. Creo que hablar de un “Austrian Law and Economics” puede llevar a confusión. Puede haber sido un error aún no del todo reparado por parte de la economía mainstream haber disociado el estudio del proceso de mercado de las instituciones. Para bien o para mal, se esté de acuerdo o no, eso no ha pasado en la Escuela Austriaca. El Law and Economics y la importancia de los efectos económicos de las instituciones son más un redescubrimiento de la economía neoclásica que una novedad en la disciplina. Referirse al Austrian Law and Economics puede llevar a ver un quiebre o disociación que no está presente en los Austriacos; no, al menos, del mismo modo que ha pasado en el mainstream.

Tengo cierta simpatía por la comparación entre Mises y Becker que hace Leeson, pero creo que en el fondo hay diferencia irreconciliables. La geometría euclidiana y la hiperbólica pueden tener la “misma estructura epistemológica,” pero no por ellos son compatibles. Ambas se refieren a superficies distintas. El debate de cuál es el método de la geometría es distinto al debate de qué tipo de superficial le economía estudia. Que los Mises y los Beckers de la economía coincidan en cuestiones metodológicas no quiere decir que estén hablando del mismo mundo.

Creo que Leeson tiene un buen e importante punto sobre la posición normativa. Aunque no estoy seguro de si compro su argumento al 100%. Creo que Marciano también tiene un punto al mencionar la postura normativa de Posner. ¿Acaso no es esa misma postura la que hace de Posner una posición distintiva? ¿Cuando Leeson sugiere hacer el análisis del “rational choice” positivo dejando lo normativo de lado, no esta sugiriendo hacer lo que hace Posner dejando de lado lo que justamente distingue a Posner? No me da la impresión de que entender la lógica en la evolución de las normas se algo distintivo de Posner de lo que es de la economía en general. Dicho de otra manera, ¿por qué no Demsetz?

Por último, y un poco fuera del foco del debate, una reflexión sobre el caso del agua hirviendo. El argumento es que  el juez, al tener información privada sobre la culpabilidad o inocencia del acusado puede ajustar la temperatura del agua de acuerdo al veredicto que sea justo. Cuando Leeson estuvo presentando un paper sobre estos temas (Sassywood) en Suffolk intenté llevar la discusión posterior al siguiente problema. ¿Por qué todos creen en la superstición excepto el elder religioso? ¿Y si el elder religioso no cree en la superstición, cómo se explica que el resto de las personas, bajo el supuesto de racionalidad, no sean capaces de llegar a la misma conclusión? Y, si en cambio, el elder religioso sí cree en la superstición, ¿por qué regula la temperatura del agua acorde a la verdadera culpabilidad o inocencia del acusado?

Al que le interesan estos temas no dejen de pasar por la página web de Leeson y leer sus papers que realmente son muy buenos e interesantes.