¿Cuál es la posición monetaria de Ludwig von Mises?

Muchos lectores de este blog conocerán el libro de Jesús Huerta de Soto, “Dinero, Crédito Bancario y Ciclos Económicos”. Allí, en el capítulo 9, el autor ofrece una propuesta de reforma bancaria que consiste básicamente en un retorno al patrón oro, con banca competitiva, descentralizada o libre de emisión, y encaje 100 por cien.

Pero antes de ofrecer esta propuesta, el profesor Huerta de Soto sintetiza la posición de aquellos autores que en sus distintos escritos defendieron precisamente el 100 por cien. Su preocupación inicial es desligarse, por ejemplo, de la posición de Simons y Friedman, quienes alguna vez defendieron el coeficiente de encaje de 100 por cien, pero no con banca libre, sino con banca central, en un intento de que la banca central controle completamente la cantidad de dinero en circulación.

Pero lo que aquí interesa, es que Huerta de Soto identifica a varios autores austriacos con su propuesta, entre ellos, a Ludwig von Mises. Nicolás Cachanosky hace un tiempo ofreció respuesta a esta sección del capítulo 9 del libro mencionado. A continuación sólo quiero ofrecer algunas citas que encontré en “La Acción Humana”, y dejar abierto un interrogante.
Se trata de la lectura de la sección 12 del tratado de economía.

En efecto, un banco que como única institución emisora de medios fiduciarios actuara en el ámbito mundial o en un país totalmente aislado del exterior, cuya clientela abarcaría, por tanto, a todas las personas individuales y jurídicas que operaran en esa economía, tendría que atenerse en todo caso a las dos reglas siguientes:

Primera: Evitar toda actuación que pudiera despertar sospechas entre sus clientes, es decir entre el público. Porque la clientela, tan pronto como perdiera la confianza, exigiría el canje de los billetes emitidos y además retiraría las sumas depositadas. Hasta  qué punto podría el banco proseguir la creación de medios fiduciarios sin despertar sospechas en el público, depende de circunstancias psicológicas.

Segunda: Los medios fiduciarios deberán ser lanzados al mercado con la moderación y pausa convenientes para que la clientela no comience a pensar que el alza de los precios va a proseguir acelerada e ininterrumpidamente. Pues si llega a tal conocimiento, la gente reducirá sus tesorerías y buscará protección en valores “reales”, lo cual forzosamente desará el pánico y la crisis.

Más adelante agrega:

Ningún banco puede jamás emitir sustitutos monetarios por cuantía superior a la cifra que sus clientes están dispuestos a retener en caja. Y ningún cliente puede, por su parte, retener sustitutos monetarios que representen en su tesorería proporción superior al porecentaje que en el total balance comercial del interesado supongan sus operaciones con otros clientes del propio banco. Para disfrutar de un mayor desahogo, nunca alcanzará ese tope máximo de sustitutos monetarios. Queda así limitada la creación de medios fiduciarios.

Luego,

Sólo la banca libre puede soslayar los peligros inherentes a la expansión crediticia. Desde luego, la libertad bancaria no impediría una expansión crediticia lenta y de corto alcance practicada por bancos extremadamente cautelosos que habrían de tener siempre informado al público acerca de su situación financiera. Pero bajo un régimen de banca libre jamás la expansión crediticia, con todas sus inevitables consecuencias, habría adquirido esa condición de fenómeno regular -se siente la tentación de decir normal- que en nuestro sistema económico ha cobrado. Sólo la libertad bancaria puede evitar, en la economía de mercado, las crisis y las depresiones.

Y es aquí donde quiero abrir el debate, con al siguiente cita:

Es erróneo suponer que la libertad bancaria facultaría a cualquiera para emitir billetes y así timar a la gente. A este respecto suele invocarse la frase de un americano anónimo citada por Tooke, según la cual “banca libre equivale a estafa libre”. Más cierto es, en cambio que la libertad para emitir billetes habría restringido enormemente, y aun tal vez hecho desaparecer, el billete de banco. Esa era la idea de Cernuschi, el 24 de octubre de 1865, exponía ante la Comisión Investigadora de la Banca Francesa en estos términos: “En mi opinión, la libertad bancaria provocaría la desaparición en Francia del billete de banco. Aspiro a que cualquiera pueda emitir billetes, precisamente para que nadie quiera ya aceptarlos.”

Al decir billetes de banco en esta última cita, entiendo que Cernuschi y Mises se refieren a medios fiduciarios, es decir, billetes sin respaldo. Quedan entonces dos preguntas: ¿Significa esto que Mises sugiere que la banca libre competitiva tenderá a operar con encaje 100 %? Y por otro lado, independientemente de la posición de Mises, ¿ocurriría esto?

28 pensamientos en “¿Cuál es la posición monetaria de Ludwig von Mises?

  1. Excelente Adrián !!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Y claro que ocurriría! ¿Por qué suponer que el mercado monetario es la excepción a la tendencia a la coordinación que se produce en todo mercado libre? Justamente si hay algo que caracterizó siempre a la EA es que el mercado monetario es como cualquier otro…………

    Me gusta

  2. Es que ahí está el debate. White-Selgin sostienen, sobre la base de la evidencia empírica de Escocia y otros países, que no hay tendencia al 100 por cien. Sobre Escocia, por ejemplo, dice Selgin: “Charles Munn cuenta que un banco rural escocés llegó a mantener una cantidad de reservas metálicas igual al 61,2 por ciento de sus obligaciones para protegerse de las incursiones de sus rivales. Lo más corriente, durante ese período de lucha en Escocia, era que tratándose de bancos de los alrededores, la cifra de reservas fuera del 10 por ciento (Munn 1988:23-24). No obstante, esta cifra es relativamente elevada si la comparamos con la del 2 por ciento que llegó a ser la habitual cuando los bancos escoceses que emitían billetes, en régimen de libre competencia, llegaron a establecer la compensación bancaria regular de sus operaciones (Munn 1981: 141).
    El punto es que históricamente la banca libre, competitiva, descentralizada con encaje fraccionario de 2 % fue estable.

    Me gusta

  3. La banca tendería a descalzar menos plazos y a operar con mayores reservas al no tener un prestamista de última instancia y tener que ser plenamente responsable.

    Me gusta

  4. Sobre la postura del 100% de Mises no tengo nada que agregar a ese artículo para este post. En el artículo también comento la cita de Cernuschi. En cuanto a la convergencia a un 100% voluntario, no hay evidencia empírica que soporte esa conclusión. Es decir, los “supuestos empíricos” para que ello ocurra no se cumplen.

    Creo que sugerir que Mises sostenía que los bancos van a converger al 100% voluntariamente es una sobre lectura de sus textos. Ser “prudente” y “converger al 100%” no es lo mismo. Tengo la impresión que algunos autores se leen a sí mismo en las líneas de Mises.

    Me gusta

    • Para que no haya confusiones, cuando digo que a veces algunos autores parecen leerse a si mismos en Mises, no me refiero al comentario de Gabriel, sino a como el debate se ha dado en algunos libros, journals y blogs.

      Me gusta

  5. Gabriel, el tema es que hay “un mundo de propensiones”, que “el futuro es abierto” y que ignoramos incluso lo que ignoramos, en concreto, que “la tendencia a la coordinación” multipliciter dicitur y podría darse de un modo más dinámico que operando con encaje del 100%, aquí creo que entra lo de Nico y la free banking people, podría haber un escenario de free banking y reserva fraccionaria que permitiera una mejor coordinación que el encaje del 100%.

    Me gusta

  6. Pero en todo esto entra el problema epistemológico de la evidencia empírica, tanto en ciencias naturales como sociales. La “pattern prediction” de que un mercado libre según Hayek lo interpreta tiende a la coordinación, ¿”tiene” testeo empírico a favor o en contra? Aplíquese esto al caso del free banking……………………………………………………

    Me gusta

  7. No creo que el frb tenga “testeo empirico.” El frb se opone a un 100 de encaje por ley. En un mercado libre los encajes pueden estar en cualquier lugar entre 0 y 100, pero no podemos definir a priori donde dado que el porcentage de las reservas va a depender de la propension (valuacion) al riesgo de los agentes en el mercado.

    Es como la desutilidad del trabajo. No es apriori pero nos orienta en la teoria. Los casos historicos de los q se tiene conocimiento muestran coordinacion competitiva con reservas fraccionarias.

    Para la coordinacion no se necesita una convergencia al 100%, sino ausencia de banco centrales y regulaciones al mercado financiero.

    Se ha hecho costumbre en la literatura de la EA contemporanea hablar de “evidencia empirica.” Quizas sea un sintoma de haber descuidado los problemas epistemologicos. Creo que seria menos confuso hablar de “contenido empirico.”

    Me gusta

  8. El problema es que el autor del post es partidario de la banca libre y, entonces, toma solo las citas de Mises que apoyan esa posición. Y, obviamente, todas esas citas de Mises son reales, como también lo son las citas de Mises que presenta Huerta de Soto en apoyo de la postura opuesta. Después de participar en varios debates parecidos a este, y de leer “con lupa” tanto La Teoría del dinero y el crédito como La Acción Humana, la conclusión a la que yo llegué es que Mises no tenía una posición definitiva sobre el tema y que su pensamiento al respecto era ambiguo y cambiante según las circunstancias

    Me gusta

  9. Es posible Alejandro. ¿Pero pudiste leer el capítulo de Jesús Huerta de Soto y el artículo de Nicolás? Nicolás no intenta colocar sólo las citas de Mises en favor del free banking e ignorar las otras, sino poner a cada una en contexto. Podés estar de acuerdo o no, pero del modo que lo planteás parece que Nicolas y Jesús estarían sólo citando lo conveniente para mostrar sus puntos de vista.

    Me gusta

  10. Sí, leí el libro de HDS y el artículo de Nicolás refutándolo. Pero no creo que de esos argumentos se pueda extraer la conclusión de que Mises era partidario ni de la banca libre ni de la reserva total. La conclusión que yo he sacado, más bien, es que Mises no llegó a una posición categórica sobre el problema del sistema bancario. Eso es lo que permite hacer “interpretaciones libres” sobre el pensamiento de Mises y “hacerle decir” a Mises lo que cada uno quiera, tomando la parte de la biblioteca que se acomoda al pensamiento de cada cual. Lo que quiero señalar, en definitiva, es que Mises no es una orientación satisfactoria para abordar este problema.

    Me gusta

  11. Yo no recuerdo con tanto detalle el artículo de Nicolás. Me acuerdo que decía que los argumentos de HdS donde dice que Mises es partidario de la reserva cien por cien estaban sacados de contexto o interpretados de manera forzada, y es muy probable que eso sea cierto. Pero más allá de lo que diga HdS, me queda lo que leí yo personalmente de Mises, y lo que tengo claro es que su posición es indefinida. En algunos pasajes defiende (sin profundizar su posición) la banca libre y en otros pasajes defiende la reserva cien por cien.

    A mi juicio, el problema es el siguiente: Mises era conciente de los riesgos que involucra la banca libre (hay pasajes de sus textos que claramente lo demuestran) pero al mismo tiempo la consideraba un sistema preferible antes que el sistema de banco central como prestamista de última instancia y tampoco le gustaba el sistema de reserva cien por cien. En definitiva, Mises no llegó a concebir un sistema bancario con el que él estuviera plenamente de acuerdo. Sí tenía claro que rechazaba el sistema de banco central como prestamista de última instancia, pero no estaba convencido respecto de cuál es el sistema que le parecía satisfactorio. Y, de hecho, Mises no presenta en sus dos obras principales una “teoría de la banca”. Mises explica brillantemente como opera la dinámica del crédito pero no logra deducir de sus propias explicaciones un mecanismo de funcionamiento apropiado… Mises diagnosticó brillantemente el problema, pero no elaboró una solución consistente y por eso sus consideraciones respecto de cómo debe operar la banca quedaron en el nivel de la conjetura y no superaron el plano de la ambigüedad…

    Me gusta

  12. Creo Alejandro que su defensa del 100% en el apéndice del 52 a Teoría de la moneda y el crédito es de coyuntura, porque era claramente una propuesta de reforma monetaria y vuelta al patrón oro en los EEUU de la década del 50. Su posición en La Acción Humana, en cambio, es teórica (miren que para mí, “teórica” es un elogio).

    Me gusta

  13. El apéndice del 52 no sólo es una propuesta de reforma monetaria, sino que el encaje 100% es para bancos emisores (bancos centrales), no para todo el sistema bancario. En ese mismo apéndice Mises se opone a las restricciones que el Acta de Peel traería a un sistema bancario de libre competencia.

    Me gusta

  14. Ok, pero, por ejemplo (hay más, pero no los tengo tan a mano) en “La Teoría del dinero y el crédito”, que también es un libro teórico, dice lo siguiente:

    “… el único modo de suprimir la influencia humana en el sistema crediticio es prohibiendo toda sucesiva ampliación de medios fiduciarios. La concepción básica de la Ley Peel debiera ser enmendada y aumentada, de modo que comprendiese, dentro de la prohibición legislativa, la circulación de crédito bajo la forma de saldos en cuentas corrientes bancarias”

    Y hay otros pasajes donde dice otras cosas… Por eso, insisto, la posición de Mises es ambigua. Y esto es lo que lleva a que cada uno la vea de acuerdo con la posición que quiere defender.

    La ventaja que yo tengo, en esto, es que no estoy a favor ni de la reserva fraccionaria ni de la reserva cien por cien, entonces soy más imparcial.

    Me gusta

  15. Alejandro,

    Los que creemos que un sistema es mejor u peor que otro también tenemos la facultad de interpretar a un autor independientemente de nuestras propias preferencias.

    En cuanto a la cita que mencionas, tratada en su contexto en mi artículo, la misma es en el contexto de la reforma monetaria *con* bancos centrales. Esto es claro en los respectivos títulos de cada sección. Cuando habla sobre el Acta de Peel en abstracto (teóricamente), se opone expresamente a la misma.

    Me gusta

  16. Ok, supongamos que sea como vos decís, que Mises se oponía en teoría a la ley de Peel y después, en otro contexto, publica semejante cita, entonces es lo que yo digo, Mises era completamente ambiguo… Por un lado se oponía a la ley de Peel y por el otro lado proponía profundizarla… Yo no tengo tan claro que esa cita haya sido en relación a la reforma monetaria con banca centralizada, no lo recuerdo de ese modo y no tengo el libro a mano para consultarlo. Pero aún cuando tuvieras razón, es claro que los conceptos son confusos.

    Y hay algo más: no hay, en esos textos, pasajes en los cuales Mises sostenga enfáticamente los beneficios del sistema de banca libre con reserva fraccionaria. Al contrario, señala sus riesgos. Lo que sucede es que, si la alternativa es la banca centralizada, Mises prefería la banca libre. Pero no dejaba de señalar los peligros de la sobreexpansión del crédito. No hay, ni en La Teoría del dinero y del crédito ni en La Acción Humana, un desarrollo concreto respecto de los lineamientos del sistema crediticio. Lo que sí hay es una explicación respecto de cómo opera el sistema de crédito.

    Para ser más claro, Mises dice: “si se hace tal cosa, habrá tal consecuencia, si se hace tal otra, se producirá tal efecto, etc, etc”. Y una de las cosas que dice es que en un sistema de banca libre, si bien hay menos riesgos que con el manejo monetario en manos del estado, existe el riesgo de la sobreexpansión del crédito. De ese modo, no llega a decir cuál sería un buen sistema y por eso sus posiciones terminan siendo confusas.

    Yo puedo conceder que Mises decía que el sistema de banca libre es el menos malo que él conocía, eso sí es cierto. Pero no puedo extenderme a admitir que Mises defendía enfáticamente ese sistema, porque eso no es verdad.

    Me gusta

  17. Es que Mises no defiende “enfáticamente” el frb con reservas fraccionarias, ni nadie, que yo sepa, sostiene tal cosa. El debate actual no existía en se época y por lo tanto no vamos a encontrar expresiones tan directas como las contemporáneas. Si su postura fuese enfática hacia un lado u otro no existiría este debate.

    En ninguna parte de su trabajo Mises desarrolla al mismo detalle que la literatura moderna los aspectos del frb, pero no por ello carecía de una postura. Ciertamente no fue del todo claro en sus pasajes (especialmente si se lo intenta cuadrar en un debate que no existía en su época, al menos no en los términos de este post).

    Dada su teoría del ciclo, es natural que remarque los peligros de la sobre-expansión del crédito, pero no es casualidad que ello lo haga en un contexto de bancos centrales y que en los casos de mercado monetario sin bancos centrales esto no sea posible (o muy dificultoso). Por definición, no hay lugar a bancos centrales en frb.

    Como lo veo hay dos opciones. O Mises se contradecía a sí mismo en un mismo capítulo, o bien el contexto de los pasajes difiere y por lo tanto también lo hace el significado de sus expresiones. Si bien es sujeto a interpretación, me inclino por creer que en los distintos pasajes Mises no se está contradiciendo en un punto tan central y sensible, sino que esta hablando bajo distintos contextos. Al darle sentido a estos pasajes, me parece forzada la interpretación que defendía un 100% para todo el sistema bancario como situación óptima. Lo hace para los bancos centrales de manera parecida a lo que fue la ley de convertibilidad en Argentina. Es el banco central el que por problemas fiscales debe tener sus manos atadas, no los bancos comerciales.

    Me gusta

  18. Bueno, ahora nos vamos entendiendo. Como vos bien decís “en ninguna parte de su trabajo Mises desarrolla al mismo detalle que la literatura moderna los aspectos del frb”.

    Por lo tanto, no se puede esgrimir la autoridad intelectual de Mises para defender posturas vinculadas con los debates actuales, ya que, como también vos mismo lo señalás, se trata de “un debate que no existía en su época”.

    Yo puedo estar de acuerdo con todo esto, pero entonces creo que no se puede afirmar que Mises tenía la misma posición que Selgin o White… Como yo lo sostengo desde el principio de este debate, Mises no tenía posición simplemente porque no trató el tema. Si admitimos eso, para mí este debate queda cerrado.

    Me gusta

  19. No creo que se pueda esgrimir la postura de Mises, ni de ningún otro, para defender o criticar una teoría. Sí creo que Mises estaba a favor de un sistema de frb con reservas fraccionarias. Que no haya desarrollado el tema al detalle, por ejemplo, de White//Selgin no implica que no haya dicho nada al respecto.

    Hay capítulos en TMC y HA donde habla de sistemas de banca libre (aunque no use el termino frb tan recurrentemente).

    Me gusta

  20. Pero también hay pasajes en esas mismas obras donde alerta sobre los riesgos de la sobreexpansión del crédito y no en relación a la banca central sino como un fenómeno autogenerado por el propio sistema. Tampoco se extendió detalladamente sobre este fenómeno pero es posible encontrar esas menciones. Y acá es donde yo afirmo que los partidarios de uno y otro sistema solo ven lo que quieren ver…

    Yo no entiendo cómo podés afirmar que “sí creo que Mises estaba a favor de un sistema de frb con reservas fraccionarias” y, al mismo tiempo, reconocer que “en ninguna parte de su trabajo Mises desarrolla al mismo detalle que la literatura moderna los aspectos del frb”. Si Mises no desarrolló el tema, sus posiciones sobre la cuestión son irrelevantes. Y lo que digo sobre la posición de Mises respecto de la reserva fraccionaria, lo digo del mismo modo sobre la reserva total. Mises no se pronunció, excepto que de sus textos podemos deducir que claramente prefería cualquier otro sistema, y particularmente el free banking antes que la manipulación estatal de la moneda.

    Pero de ahí a decir que la defensa del free banking con reservas fraccionarias forma parte de la doctrina de Mises, me parece que es una interpretación muy forzada…

    Me gusta

  21. Bueno, no desarrollar en detalles no es lo mismo que no tratar el tema. Mises tiene capítulos muy explícitos sobre los limites a la expansión de crédito en ausencia de bancos centrales. Distinto es el caso cuando hay bancos centrales. El capitulo a los límites de la expansión fiduciaria en HA es, de hecho, una muy buena introducción a la literatura moderna del frb.

    Hayek sí ve un potencial problema de expansión endógena de mercado como el que mencionas.

    Me gusta

  22. Yo no he sacado de la lectura de esos libros la conclusión de que Mises defendiera firmemente el sistema de banca libre, sí que lo consideraba mejor que dejar el control monetario en manos del estado. Seguramente en algún momento volveré a leer esas obras y lo analizaré de nuevo. Es una cuestión de interpretación, pero mi lectura no es que Mises sostuviera enfáticamente el sistema de banca libre. El problema es que no defendía ningún sistema en particular y en ese vacío, por rechazo al sistema de banca centralizada, quedaba la banca libre, pero bueno, es una discusión interminable.

    Me gusta

    • Alejandro, he insistido varias veces en si has leído el artículo de NIcolás, porque él no dice precisamente lo que señalás una y otra vez en tus comentarios. Intento resumir el punto: Huerta de Soto dice que Mises es un antecedente al 100 por cien. Nicolás dice en su artículo que esto no es correcto, tomando las citas de Huerta de Soto, y agregando otras propias. Dice que no puede deducirse de los escritos de Mises que él defendiera el 100 por cien. Vos sostenés lo mismo.
      Nicolás agrega en estos últimos comentarios que Mises tampoco defiende el free banking con encaje fraccionario, tal como White y Selgin lo hacen hoy. Algo que también queda claro en su artículo. Y vos estás sosteniendo lo mismo.
      Por ello es que no veo la discusión interminable. Simplemente, están diciendo lo mismo.

      Me gusta

  23. Adrián, Nicolás dice “Sí creo que Mises estaba a favor de un sistema de frb con reservas fraccionarias” (buscalo dos o tres posts arriba). Yo no estoy enteramente de acuerdo con esto. Ahí está el punto de desacuerdo y por lo que estamos discutiendo… De todos modos, dado que no nos vamos a poner de acuerdo, propongo dejar acá

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.