Un nuevo auge insostenible en la economía argentina

Antes de las últimas elecciones que resultaron en la reelección de Cristina Fernández de Kirchner, escribí la siguiente conclusión en un artículo publicado en el primer número de la revista PERSPECTIVAS  de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa:

Todo indica que el escenario más probable para los próximos años es: 1) ausencia de inversión privada y consecuentemente un estancamiento del crecimiento económico, con efectos negativos sobre la creación de empleo; 2) dificultades fiscales que impedirán actualizar los salarios en el sector público; 3) sucesivos paros generales y revueltas sociales reclamando justamente un aumento del gasto público; 4) presiones éstas que redundarán necesariamente en una aceleración de la inflación; 5) lo cual no puede tener otra consecuencia que el crecimiento de la indigencia y la pobreza.

Hoy ya pocos discuten los puntos 1, 2 y 3. Lamentablemente, los puntos 4 y 5 sobrevendrán en 2013, e incluso pueden acelerarse hacia fines de este 2012.

9 pensamientos en “Un nuevo auge insostenible en la economía argentina

  1. Y el aumento del precio de la soja, no les dará aire para poder gastar un poco más? No creen q lo verán como una oportunidad especial para aumentar las retenciones nuevamente???

    Me gusta

  2. Pingback: Un nuevo auge insostenible en la economía argentina | Libertarios of America

  3. El 70pct de la soja que se cosecho este año ya fue vendido previo a la suba de precios. Aparte esta cosecha fue mucho mas chica que lo esperado inicialmente, por razones climaticas. Solo el año proximo, si los precios se mantienen, Arg podria beneficiarse de mejores precios y una cosecha de tamaño normal.

    Me gusta

  4. Adrián, esto puede seguir por mucho tiempo con mayores regulaciones. Ahora el único obstáculo que existe es la política misma, ya que lamentablemente el ciclo político “crea” el ciclo económico.

    La crisis de 2001 – 2002 lesionó gravemente las instituciones y proveyó un campo muy fértil a la fortaleza de la autoridad del ejecutivo. Además la justicia (denominada “menemista”) demostró poca cintura y conocimiento político en relación al “corralito – corralón”, y eso permitió que viniera la corte “ilustrada kirchnerista” que defiende de todo, menos los derechos de propiedad.

    Esto lo sabe el kirchnerismo y por ello “refuerza” el poder presidencia porque al menor atisbo de debilidad, se destapa hasta el menor problema económico: subsidios, inflación, restricciones, déficit, etc.

    Me gusta

  5. Pablo, el timing de cuándo ocurrirá cada cosa, es lo más difícil de la predicción en economía. Pero no veo tan claro que esto pueda continuar mucho tiempo. Estoy de acuerdo que el ciclo político puede crear el ciclón económico, pero es la economía la que impone un límite a la capacidad política del kichnerismo para crear poder y extender el ciclo. Lo cierto es que si los aumentos salariales no acompañan la inflación, los conflictos salariales se multiplican. Si el gobierno limita la caja de las provincias, los problemas políticos se multiplican. Y si además el contexto internacional deja de ser tan favorable, la actividad económica se resiente, con ello cae la recaudación, y eso obliga a incrementar la emisión de dinero, con una consecuente aceleración de la inflación. La economía argentina crece hoy al 2 %, según varias fuentes, y reamlente no veo cómo se recuperará ante tantas dificultades. Creo que la fase de auge llegó a su fin, la crisis está comenzando y pronto se puede convertir en depresión.

    Al decir depresión, no digo que la economía caerá más del 10 % como ocurrió en 2002, pero podemos sumergirnos en un extenso estancamiento con pérdida gradual de empleo, y una aceleración lenta pero constante de la inflación, y esto ya es algo muy distinto a lo que se viene viviendo en Argentina desde hace 10 años.

    Me gusta

  6. Adrián coincido contigo.
    El recesivo año 2009 fue un bálsamo para la economía argentina.
    Podríamos suponer que “esto durará” hasta que: 1) alguna provincia emita cuasi moneda; 2) empiecen huelgas más frecuentes; 3) la inflación ascienda por encima del 3% mensual; 4) el producto descienda (¿-1%?) y 5) existan cada vez más casos de “rebeldías” en el peronismo (a la “oposición” ni la cuento) o bien la puja de poder entre halcones y palomas del kirchnerismo inicial lleve a una fractura sin vuelta atrás.

    Es decir, si existe un serio cuestionamiento a la autoridad presidencial, habría que empezar a estar atento en el análisis.

    Les propongo que hagan una apretada comparación entre el gobierno de Néstor y Cristina Kircner en lo económico, ya que existen diferencias notorias.

    Me gusta

  7. Yo veo diferencias de forma, pero no de fondo. Muchos analistas se preguntan cuál es el modelo k. Como ejemplo, se suponía que éste era un modelo de tipo de cambio alto, devaluado, y sin embargo, el tipo de cambio real está tan sobrevaluado como el de la década de 1990. En otras palabras, se dice que bajo el gobierno de Nestor, tuvimos tipo de cambio alto y eramos competitivos, y se desarrollo una industria que durante la década de 1990 estaba muerta. Hoy, bajo el gobierno de Cristina, el tipo de cambio se apreció, ya no somos competitivos, y la industria corre el riesgo de volver a desaparecer. Pero en el fondo no hay diferencias. El modelo k de Nestor es el que condujo a través de la expansión sin precedentes del gasto, a un tipo de cambio real bajo. Cristina quisiera un modelo k con tipo de cambio alto, devaluado, pero no puede tenerlo. De hecho apoya en su modelo una devaluación nominal gradual y lenta. ¿Por qué no la acelera? Porque no puede. Si lo hace la inflación se iría a las nubes! Y en consecuencia el gasto, y el tipo de cambio real no cambiaría. En el fondo Nestor y Cristina piensan igual. Cristina fue una buena alumna de la ambición de poder de su marido, pero al igual que él, no entiende nada de economía. Si Nestor no nos hubiera abandonado habría sido votado y estaría administrando la misma escasez y los mismos problemas de su esposa.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.