Ahora en español: Una propuesta de reforma monetaria para Argentina (dolarizacion flexible y banca libre)

Finalmente ya podemos compartir un primer borrador de la propuesta de reforma monetaria para Argentina en español. La misma se puede acceder desde este link.

Esperamos que este borrador contribuya a un debate más profundo sobre las instituciones monetarias Argentinas.

Resumen

La economía y las instituciones monetarias de la Argentina están experimentando, una vez más, una profunda crisis. En este documento nos proponemos plantear una reforma monetaria para Argentina que consiste en una dolarización flexible junto a un régimen de banca libre. Por dolarización flexible nos referimos a que el peso debe ser reemplazado por el dólar de EE.UU. como un primer paso, pero el mercado debe tener la libertad de interactuar con cualquier moneda que seleccione. Por lo tanto, el país no se apega al dólar, por el contrario, se convierte en un país con libre elección monetaria. Por banca libre nos referimos a que se permita a las instituciones financieras emitir sus propios billetes convertibles en dólares estadounidenses o cualquier otra moneda o mercancía de su elección.

Cabe señalar que los problemas de la economía argentina van más allá de aquellos relativos a la política monetaria. Esta propuesta no debe entenderse como una reforma suficiente para arreglar la economía argentina, sino únicamente como una reforma necesaria. Esta propuesta tampoco debe entenderse como una panacea monetaria, sino como un marco monetario que es superior al que ha proporcionado el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y los políticos argentinos a su país.

9 pensamientos en “Ahora en español: Una propuesta de reforma monetaria para Argentina (dolarizacion flexible y banca libre)

  1. En la página 21 figura esta frase:

    “El nivel reservas de los bancos desempeñan un papel importante informando a los bancos cuándo el crédito debe ampliarse o reducirse de modo que se logre el equilibrio monetario en el mercado”

    Y yo digo: no necesariamente. Puede no haber drenaje de reservas e igualmente el sistema monetario puede estar desequilibrado, si los desequilibrios no son interbancos sino entre el sistema bancario en su conjunto y la economía real.

    El punto radica en que la cámara de compensación, que es el sistema en el que están pensando, no puede suplantar al sistema de precios basado en las decisiones de los dueños de los fondos depositados.

    Me gusta

  2. No se menciona el Bitcoin como no se mencionan otras alternativas. Pero el paper si menciona de manera explícita que los bancos y el mercado pueden elegir usar el “activo” que desee por lo que no se rechaza la posibilidad del Bitcoin o similares.

    Me gusta

    • Nos enfocamos en las opciones más viables. No podemos mencionar todas las opciones, de las cuales Bitcoin es una sola.

      Por otro lado, aún tengo dudas de que Bitcoin pueda seriamente reemplazar a otras monedas. Aun quedan algunos problemas por resolver (que la oferta pueda ajustar a la demanda a través del multiplicador bancario es uno de los centrales).

      En equilibrio monetario: BmV = NGDP (B: Bitcoin, m: multiplicador bancario).
      Si no hay bancos, entonces m = 1 y BV = NGDP. Esto puede ser un problema.

      Me gusta

  3. Resumiendo, seguramente que todo lo que dice acá, sin ser lo mejor que a mi juicio se podría hacer, sería mejor que lo que hay. El problema es que una iniciativa de este tipo no tiene ni la menor chance de ser políticamente viable. Si esto fuera políticamente viable, ni remotamente habría los problemas que hay ahora. En el caso de que se pudiera neutralizar las presiones políticas que llevan hacia la manipulación gubernamental de la moneda, lo que se podría hacer es algo parecido a lo que hacen todos los países, que tienen unos bancos centrales razonablemente responsables (y no el peor del mundo, como dice el paper) y por lo tanto tienen monedas más o menos operables. Se puede aspirar a eso, como lo tienen Brasil, Chile, Uruguay, Colombia, Perú, etc. Pero se tienen que producir condiciones políticas para que eso suceda. Mientras no haya esas condiciones políticas, la moneda va a seguir siendo usada para financiar el déficit y así no hay solución. Los problemas monetarios de la Argentina no tienen su origen en una mala técnica monetaria sino en factores extra-monetarios. Este paper no contempla esos factores exógenos a la gestión monetaria propiamente dicha. Entonces, técnicamente, es mejor que lo que hay ahora, y puede ser una buena propuesta desde el punto de vista técnico. Pero mientras no cambien las condiciones políticas, es inaplicable…

    Me gusta

    • “Uno de los peores” dice, para ser preciso… Yo creo que a lo que se puede aspirar, razonablemente, es a tener un banco central del montón, con eso estaríamos infinitamente mejor

      Me gusta

  4. me parece interesante lo propuesto pero mi pregunta es cuando hablan de que argentina con el dolar tendrá libre elección de moneda es extraño segundo no no creo que sea culpa del banco en si mismo sino de las políticas monetarias aplicadas muchos paises mantienen su moneda y les va bien económicamente

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.