Una falacia marxista: «La concentración de capital»

Quizás el mayor error de Marx fue considerar cierta su observación empírica de que el mundo tiende a la concentración de capital. Año a año la revista Fortune presenta el ranking de las 500 empresas líderes, y año a año observamos la dinámica de dicha lista, con empresas que desaparecen del ranking, con otras muy jóvenes que se convierten en líderes, algunas escalando lugares, y otras perdiéndolos. Después de todo, la imposibilidad del cálculo económico socialista no aplica sólo a la planificación central de un país, sino también a las empresas que alcanzan tamaños inmanejables.

Algo similar ocurre con los hombres y mujeres más ricos del mundo. Año a año el ranking va dejando atrás a figuras reconocidas por su fortuna, y llegan nuevas, que de algún modo lograron innovar, crear productos o servicios que lideran distintos mercados.

Los países no son la excepción. La tesis marxista dicta que la globalización sólo permite transferir la riqueza de los países pobres, hacia los países ricos, y sin embargo, vemos una tendencia en las últimas décadas totalmente contradictoria con aquello. En tal sentido, dejo una cita de Felipe A. M. de la Balze que invita a la reflexión:

A nivel global, estamos presenciando una modificación de los grandes agregados económicos mundiales. Los países desarrollados están perdiendo peso en el conjunto: representaban el 63% del PBI mundial en el 2000, aproximadamente el 52% en la actualidad y probablemente menos del 45% en 10 años.

10 comentarios en “Una falacia marxista: «La concentración de capital»

  1. Dos cosas:
    -¿Debo suponer que ya ha finalizado el viaje que le impedía contestar a la respuesta que tan amablemente le ha dedicado Astarita en su blog a la crítica de Cachanosky? Como ud. parece ser el único de los dos austríacos intervinientes allí que ha leído a Marx, su respuesta sobre el problema de la transformación debería contener algo de interés, o al menos algo pertinente al problema.
    -Aunque paso por acá principalmente por lo primero, sin embargo hago notar que, en primer lugar, en este artículo falta cualquier tipo de argumento estadístico para afirmar que no existe concentración de la riqueza, lo que se podría explicar por el hecho de que los datos de las Naciones Unidas verifican la creciente concentración de la riqueza (PNUD).
    En segundo lugar, ocurre aquí como en tantas críticas ortodoxas a Marx (v.g. su colega N. Cachanosky, Huerta de Soto, etc.), que no se lo cita para sostener que dijo aquello de lo que se lo acusa: en este caso, ud. inventa una «tesis marxista» según la cual la globalización sólo permitiría concentrar el ingreso en los países más ricos a costa de los más pobres… lo desafío a que encuentre semejante cosa en los escritos de Marx, a quien a menudo se le acusa desde la izquierda, muy por el contrario, de haber sostenido lo inverso, a saber, que la difusión del capitalismo tendería, a la larga, a homogeneizar el mundo.
    La concentración a la que se refiere Marx es la del ingreso de una clase respecto al ingreso de otra clase, no se refiere a países contra países.

    Me gusta

  2. Gracias Ezequiel por comentar aquí. Tienes razón! Es que al leer tarde el post, luego siguieron 70 comentarios que también debí leer, lo cual requiere de más tiempo aun. Si bien no puedo agregar mucho a lo ya dicho por Nicolás, estoy en deuda con el profesor Astarita e intentaré hoy mismo responderle en su blog.

    Volviendo a este post, recién leí el comentario de Astarita donde afirma que esta crítica es correcta si la presentamos ante distintas variantes de izquierda, como el troskismo o la teoría de la dependencia. ¿En qué se distingue el marxismo de aquellas posturas? Debo reconocer que es algo que no tengo muy claro… Con el tiempo iré leyendo el material que el profesor recomienda!

    Por último, respecto a la distribución del ingreso… Nicolás responde en un nuevo post…
    https://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2011/12/07/gni-per-capita-e-inequidad/#more-1534

    Me gusta

  3. Según recuerdo, los comentarios en general no abordaron el tema específico del artículo, lamentablemente, así que aunque sería prudente leerlos, creo que no es necesario.
    No entendí su segundo párrafo, ¿podría indicarme la ubicación del comentario de Astarita?
    Finalmente, el artículo de Nicolás, según entiendo, no aborda el problema de la concentración del ingreso, sino el tema de una correlación entre desigualdad y desarrollo medido por el nivel de ingreso.
    Luego voy a buscar los datos del PNUD y los voy a acercar.

    Me gusta

  4. Al margen de si Marx tenía o no razón, los argumentos sobre las empresas y las personas de este artículo carecen del más mínimo rigor científico y, más bien, es el autor quien cae en una falacia de generalización apresurada.

    Me gusta

  5. Yo pienso que Nicolás sí abordó el tema, aunque no hayan llegado a un acuerdo.

    El tema de la desigualdad lo dejo para el otro post. Lo tratamos allí.

    El rigor científico lo pueden encontrar en muchos libros. Véase por ejemplo Jesús Huerta de Soto, «Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial» (disponible on line en inglés y español). Aquí tienen una reseña: http://www.fce.unal.edu.co/media/files/documentos/Cuadernos/54/v30n54a12.pdf

    La imposibilidad del cálculo económico en la planificación socialista es un principio que -a su vez- se puede transferir a la firma, y así comprender que grandes corporaciones son muy difíciles de administrar dada la ausencia de información o precios internos.

    Me gusta

  6. Siendo un blog, sus posts no poseen el rigor de detalle que uno puede aplicar en un artículo a publicar en un journal, por ejemplo. Aquí Adrián está ofreciendo un comentario que «invita a la reflexión.» No hay que pedirle peras al olmo. Es mejor comentar que rechazar porque el post no parece ser un artículo del American Economic Review.

    También recomiendo el artículo de Xala-i-Martin en the Index of Economic Freedom 2007 (Heritage Foundation). Xala-i-Martin analiza la distribución del ingreso en el mundo a lo largo de varias décadas. Resumidamente encuentra dos cosas:

    (1) La desigualdad a nivel mundial se debe a desigualdad entre países, y no a desigualdad dentro de cada país. Es decir que los problemas de desigualdad mundial se deben a que tan leos están los países pobres de los ricos, pero dentro de cada país la desigualdad es menor.

    (2) Desde las décadas de 1970′ hasta la del 2000′ la distribución del ingreso mejora década a década a nivel mundial.

    A los interesados les dejo el link al capítulo de Xala-i-Martin:

    Haz clic para acceder a Index2007_chapter1.pdf

    Me gusta

  7. Por supuesto, hay datos e informes para todos los gustos. Los datos no hablan por sí mismo, hay que interpretarlos. Y esto requiere de una teoría, de allí que la discusión de fondo sea teórica.

    El gráfico es interesante, aunque no me convence del todo que se enfoque en el 0.01% más rico de USA. Preferiría ver algo más abarcativo que ver la diferencia entre los Bill Gates, Steve Jobs y Warren Buffet, que son la minoría. Estas personas crean enormes cantidades de riqueza, de la cual sólo se queda con un porcentaje menor.

    El grafico del GNI, o el de Xala-i-Martin son más generales, en lugar de ver la punta del iceberg con el promedio. Por ejemplo, como es la evolución del 10%, 0 20% más rico y pobre, en lugar del 0.01% superior con el promedio creo que puede ser más significativo. El 0.01% puede indicar que es una sociedad que da lugar grandes emprendimientos, que mueven la economía y general riqueza para el resto. La ausencia de este 0.01% puede indicar, mayor «igualdad» pero por ausencia de emprendimientos; la sociedad es igualitariamente mas pobre en lugar de igualitariamente menos pobre.

    También sería interesante ver esa relación para países como Cuba o Corea del Norte. En fin, mucho para reflexionar.

    Me gusta

  8. Efectivamente, la desigualdad crece entre países y dentro de cada país, pero es posible que en la medición por individuos la tendencia cambie, aunque no conozco cuál es el mejor método para medir eso.

    Adrián, no me parece que Nicolás haya respondido al tema del artículo, nunca sabremos qué opina sobre la explicación de Astarita sobre la «determinación» como concepto y sobre su aplicación a los precios. Ahora que veo su comentario nuevo en el blog de Astarita, lamento que también falte su postura sobre lo que es la principal crítica de Cachanosky y sobre la respuesta a esta crítica. ¿Acaso no está de acuerdo en que el art. de Cachanosky postulaba como su principal ataque, al tema de la determinación de los precios de producción? Tampoco me parece que el art. de N. sirva para respaldar estadísticamente el art. suyo. El problema que ud. plantea es si ha habido concentración de la riqueza en el capitalismo, y N. no responde a eso, como sí intenta hacer Sala-I-Martin.
    Nicolás, el problema con el art. presente es que sí intenta postular una prueba de lo que afirma, pero esa prueba es irrelevante para el problema. Que algún multimillonario baje en el ranking para ser reemplazado por otro no aporta nada a la cuestión, el reemplazo de un individuo o empresa por otro/a no afecta a la estadística. Por eso no es demasiado pedir el que se aporte una prueba que sea relevante.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.