La crisis de los años treinta fue de gran importancia no sólo por su profundidad y duración sino también por los cambios que terminó generando tanto en la teoría económica como en las políticas económicas de la mayor parte de los gobiernos del mundo libre.

El objeto de este artículo es tratar de explicar cuáles fueron los factores que desencadenaron la crisis. Si bien el comienzo de ésta es ubicado en octubre de 1929, podemos encontrar su génesis a principios de la década del veinte.

Seguir leyendo aquí.