Juan R. Rallo: Es la EA una pseudo-ciencia?

Me alegra que Juan R. Rallo haya escrito este post. Ahora, cada vez que escucho a alguien decir que la EA es una pseudo-ciencia con dudosas, o ninguna, contribución, puedo ahorrarme el trabajo de argumentar e invitarlo amablemente a leer el excelente post de Rallo.

Aunque soy de la opinión de que no hay buenas o malas escuelas de Economía, sino buena o mala ciencia económica, considero que existe cierta utilidad señalizadora en poner en antecedentes al lector a propósito de la tradición principal de pensamiento en la que uno se enmarca. No para sacralizarla y defenderla a capa y espada, sino simplemente para aclarar cuál es tu background principal. En este sentido, tiendo a enmarcarme en la tradición de pensamiento de la Escuela Austriaca, aun cuando no son pocos quienes en alguna ocasión me hayan acusado de adoptar posiciones antiaustriacas por criticar a Hayek, Mises o Rothbard. Pero grosso modo creo que lo más descriptivo es insertarme dentro de esta corriente.

José Luis Ferreira acaba de publicar un libro en el que habla de refilón de la Escuela Austriaca para tildarla de pseudociencia. Su juicio crítico deriva de lo siguiente: “¿dónde están los avances de esta escuela? ¿Cuándo han corregido un error? ¿Cuándo han descartado una hipótesis por encontrar otra mejor? ¿Dónde publican? ¿A quién convencen? ¿Qué datos necesitan para invalidar alguna de sus hipótesis? … En realidad no es de extrañar que esta escuela no presente avances puesto que, como decía Friedrich Hayek, su postura no es consecuencialista. Para ellos la aceptación de la libertad de mercado es un fin en sí mismo como parte de la libertad humana”. Supongo que si uno es capaz de responder a estas cuestiones, la acusación de pseudociencia deberá ser corregida.

Seguir leyendo en la página de Juan R. Rallo.

7 pensamientos en “Juan R. Rallo: Es la EA una pseudo-ciencia?

  1. En realidad Nicolas, considero que el artículo de Rallo debió de incluir un pequeño background y crítica metodológica para hacer entender aún mejor el background. Es claro que la mayoría de quienes critican la E.A son solo formados en un neopositivismo que se imparte en clases (o bien dicho, no se aprende esto en clases, se lleva como un dogma gracias al problema de las notas y exámenes que funcionan como premios y castigos como por ejemplo menciona Zanotti en algunos de sus escritos), por lo tanto sus conocimientos en epistemología y en metodología de la investigación son a lo sumo muy limitados.

    Hacer esto, puede dejar más claro el por qué de las afirmaciones que hace la E.A como programa de investigación científica.

    Saludos desde República Dominicana.

    Me gusta

    • Es cierto Luis que esa es una diferencia notable. Pero la persona media que levanta esta crítica no está formada en estos problemas y le suena a “excusa.” Lo de Rallo es responder a la crítica bajo su mismo esquema.

      Me gusta

  2. Gracias Mario,

    Me parece que tiene un entendimiento muy superficial de la historia de la EA con un tamiz de “neopositivismo-logico” que no comparto.

    No es difícil encontrar críticas que digan: (a) ciencia es lo que yo hago, (b) to no haces lo que yo hago, (c) ergo tu eres pseudo-ciencia.

    En resumen, al leerlo no me parece ver una descripción fiel de lo que la EA ha hecho en el ámbito académico, menos aún desde el revival en 1973.

    Me gusta

  3. Pingback: La Economía de la Escuela Austriaca no es pseudociencia – Parte II | Punto de Vista Economico

  4. Pingback: La Economía de la Escuela Austriaca no es pseudociencia – Parte II | ESEADE

Los comentarios están cerrados.