Defendiendo la tesis

Agradezco a Adrián por tan detallado y cálido post sobre mi defensa el lunes pasado. Muy agradecido también por tantas visitas a ese post y numerosos saludos que me dejaron. Fue tan breve el momento que tuve luego de finalizar la presentación que no se ni cómo se enteró tan rápido ni en qué momento pudo escribir tan detalladamente. No pasó media hora de la defensa que ya lo tenía a Horwitz listo para ir a celebrar con una(s) cerveza(s) de por medio a Emmets, uno de los bares a pocos pasos de la universidad. Powell, Horwitz y el resto de los alumnos que trabajan con Powell me acompañaron todo el día. La jornada siguió con una charla abierta de Horwitz (ver aquí la misma presentación en el 2011) y terminó pasada la media noche. Adrián sugería que podía compartir la experiencia de la defensa en el blog con quienes nos visitan regularmente. Espero que las reflexiones que comparto sobre el doctorado en general sean de interés.

En USA, y tengo entendido que también en Europa (al menos UK), las tesis doctorales no tienen un “formato libro”, sino un formato “papers.” La tesis no es un extenso manuscrito, donde hay más espacio para profundizar, explicar y conectar la investigación con otras teorías o autores. La tesis de Adrián (URJC), por ejemplo, es un extenso trabajo que resultó en una bien merecida publicación por parte de Unión Editorial. Los libros pueden ser trascendentales. The Theory of Money and Credit (1912) de Mises fue el resultado de su habilitation. Los libros que dispararon las investigaciones sobre banca libre, “Free Banking in Britain” (Larry White)  y “The Theory of Free Banking” (George Selgin) fueron sus respectivas tesis doctorales. Por supuesto, existen casos bien distintos; la tesis de John Nash (en matemáticas) no tiene más de una o dos páginas, que implicaron una enorme contribución.

Las tesis, sin embargo, no sólo responden a las tradiciones académicas, también responden a los incentivos del mercado académico de cada disciplina. En los departamentos de economía de USA la norma es bien descrita por el “publish or perish”, donde publish significa papers en journals con referato. Un paper en journal es más valioso académicamente que un extenso libro sobre la misma temática. Para bien o para mal, esas son las reglas del juego. Los requisitos de promoción y titularidad dependen de la producción de papers en journals. Las universidades, por lo tanto, deben producir alumnos capaces de publicar este tipo de trabajo. Si bien no hay una regla fija, las tesis suelen tener tres “ capítulos”, es decir tres papers. Si uno comienza con su tesis a tiempo y es meticuloso en su trabajo, debería estar en condiciones de graduarse con al menos uno de esos papers publicados en cuatro años. De este modo, las universidades muestran que sus graduados son capaces de producir el tipo de escritos que le van a exigir en las universidades.

Si bien en los últimos años la disciplina se ha abierto a ramas novedosas como los experimentos, el nuevo institucionalismo, el behavioral economics, etc., sí pareciera ser que se ha incrementado el énfasis en el uso econométrico. La mayoría de las tesis que he visto consisten en tres papers con una temática en común pero siempre haciendo uso de distintos métodos econométricos. Escribir una tesis de teoría pura (siguiendo los formalismo matemáticos) puede ser, para algunos, tan contraproducente como escribir una tesis sobre metodología o historia del pensamiento (los denominados “career killers”).

No estoy del todo convencido de este formato. Una tesis doctoral debería tener una contribución, por más modesta que sea, a la teoría de la disciplina, y no solamente resultados empíricos. El punto es mostrar que uno maneja la filosofía de la disciplina, y no que es un “master in the use of the tools.” En mi caso, junto con mi tutor, optamos por desarrollar una tesis con tres capítulos de distinto formato cada uno. Un primer capítulo teórico, un segundo capítulo que sea un caso de estudio sobre las implicancias empíricas del primer paper, y un tercer capítulo que sea una aplicación econométrica de la metodología utilizada en el segundo paper. De este modo, el segundo paper es una continuación directa del primero y el tercero del segundo. Al mismo tiempo, la tesis muestra escritos en tres tipos distintos de papers, y no sólo en uno (econométrico).

El programa doctoral se divide en dos partes. La primera consiste en los dos primeros años de cursos. El primer año se cursan las materias centrales (micro, macro y econometría) y en segundo año se eligen cursos según la rama de especialización. En algunas universidades creo que también se cursa en tercer año, nosotros sólo tuvimos una materia y dos seminarios de investigación. Luego de terminar de cursar el segundo año es cuando comienza el desarrollo más intenso de la tesis. Mientras en los primeros años se aprenden las herramientas, en la segunda mitad se utilizan esas herramientas. No hay motivos por los cuales el alumno no pueda ir trabajando en otros papers a lo largo del programa, además de su tesis, e ir presentando su trabajo en conferencias e incluso frente a los profesores de su universidad. Dado que el formato de tesis es “papers”, no toda idea termina formando parte de la tesis y las ideas que uno tiene en el camino no van a ver la luz sino se escriben en papel. Este entrenamiento que se adquiere al asistir a conferencias y presentar en el departamento de economía dónde uno estudia hace que, en términos prácticos, la defensa de la tesis sea una presentación más siendo al mismo tiempo una de la más importante en la carrera de uno. Nada mejor que terminar el doctorado con un nombre hecho y no ser básicamente un CV en alguna página web para el resto de la comunidad. Lo más valioso de un doctorado no son los cursos que se toman, es la experiencia de los 365 días de los 4 años que dura el programa.

En el caso de Suffolk, los alumnos tienen que hacer una presentación en tercer año, dónde la idea es mostrar los primeros avances de la tesis. Una proposal defense a fines de tercer año o principios de cuarto año y luego la “dissertation defense.” Al momento de defender la tesis es normal que el mismo tema haya sido presentado en más de una ocasión y que las defensa no se extiendan demasiado. Imagino que esto es algo común en la mayoría de las universidades.

En mi caso debo haber expuesto por 35 o 40 minutos seguido de 20 minutos de preguntas. De hecho, la defensa fue menos detallada que la “proposal defense.” Es como entrenar para una maratón corriendo una distancia mayor a la de la competencia. La mayoría de las preguntas fueron en torno a potenciales trabajos de investigación derivadas de esta tesis. Entiendo esta actitud. El candidato que va a seguir una carrera académica se va a enfrentar a exigencias de investigación. De tener un programa de investigación que lo va a definir como economista en la profesión, ¿qué próximos trabajos son los que tiene en mente? ¿Qué posibles caminos se desprenden de su tesis? La tesis no es un trabajo final o de llegada, es el inicio de un proyecto de investigación.

Suffolk me ofreció tres experiencias invaluables: (1) trabajar junto a Ben Powell –quien excedió notablemente lo que se espera de un tutor- y un contacto cercano con el grupo de economistas y profesores que me interesa relacionarme de cerca; (2) escribir una tesis que tenga un contenido mainstream así como también austriaco (no sólo lo primero) y (3) escribir una tesis con un formato no puramente econométrico. Como dice la canción de Paul Anka (famosa gracias a Frank Sinatra), Suffolk y Ben Powell me permitieron hacer una tesis A Mi Manera.

La temática central de la tesis consiste en modernizar la Teoría Austriaca del Ciclo Económico cambiando el supuesto de Patrón Oro por la presencia de dinero fiat y economías abiertas. Estrictamente hablando, la novedad no es tanto el contexto internacional como la presencia de monedas fiat y por lo tanto de tipos de cambio como un nuevo precio. El mismo Hayek tiene un libro sobre ciclos económicos y política monetaria internacional. Dado que hay más de una moneda aparecen los tipos de cambio (precio entre monedas) y por lo tanto un nuevo canal de distorsiones. En años recientes han aparecido trabajos modernizando aspectos de la ABCT en distintos journals y publicaciones. Creo que un motivo importante de estos trabajos recientes es que las explicaciones sobre la crisis subprime por diversos economistas (“no Austriacos”) es, de hecho, muy “Austriaca”.

Pero el punto no es sólo modernizar la ABCT, sino utilizar la presencia de dinero fiat y las implicancias de este cambio para dialogar y contribuir con otras teorías de ciclos económicos. Este es el objetivo de los capítulos 2 y 3. El segundo capítulo utiliza los casos de Colombia y Panamá para mostrar distorsiones provenientes de la política monetaria de la Fed similares a pesar de que ambos países poseen un régimen de cambio distinto. El capítulo 3 muestra los efectos de la política monetaria de la Fed en las dos mayores crisis económicas de los últimos 50 años.

No creo que tener muchas anécdotas sobre la presentación. Fue agradable ver una asistencia de oyentes mayor a la esperada. Varios profesores y bastantes alumnos. Lo más sobresaliente que recuerdo es a uno de los profesores (que no era parte del jurado) pidiendo una justificación por el uso de la Regla de Taylor como benchmark para definir períodos de política monetaria expansiva en el tercer capítulo. Mi respuesta fue otra pregunta, ¿cuántos economistas monetarios conocía que dirían que la Regla de Taylor es un sinsentido? Ciertamente la Regla de Taylor no es perfecta, pero sí es un benchmark difundido y conocida en la economía monetaria. Parte de la defensa de una tesis es mostrar seguridad en el trabajo de uno y defender su trabajo frente a cuestionamientos.

Como decía Adrián en su post, aún no he compartido el borrador del tercer capítulo, pero en pocas semanas más estará disponible online. Les agradezco a todos los que han seguido mis comentarios sobre temas derivados de la tesis en este blog y espero que este post les haya resultado interesante.

Addendum (21-Mar-13)

1. Se me cruzaron los cables. La tesis de Nash no tiene 1 o 2 páginas, tiene entre 20 y 30. Lo que tiene son dos citas en la bibliografía.

2. Ivo me corrige respecto al compositor de la canción My Way. Ahora sí creo que he aprendido algo de valor agregado!

6 comentarios en “Defendiendo la tesis

  1. Nicolás: Tienes un aporte original realmente importante, estás ampliando la teoría en un campo particularmente complejo, difícil y necesario; además estas aplicando esas ampliaciones a la estructura en estudios empíricos significativos. Ciertamente el formato de los papers tiene sus pros y sus contras, pero en tu caso el resultado es que hay un libro en potencia en la suma de los tres papers, editados al efecto con algunas explicaciones adicionales importantes que permite el formato de libro mejor que el de los papers. Y francamente, sería un libro importante y necesario, del que la mayor parte ya la hiciste. Complétalo y editalo para los dos idiomas que manejas y tendrás dos ediciones muy buenas. Quienes lo leamos y tengamos en nuestras bibliotecas para estudiar nuevamente y consultar oportunamente te lo agradeceremos mucho. Slds, G

    Me gusta

  2. Una digresion musical como comentario «profundo» sobre tu tesis: A mi Manera no es de Paul Anka. La escribio un cantautor frances que se llamaba Claude Francois. El tema se llama originalmente «Comme d’habitude». Paul Anka hizo la traduccion del frances al ingles.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.