¿Es la propiedad un “derecho natural”?

En muchos escritos se dice que el derecho natural es anterior al Estado. Que el derecho natural es el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad. Y que el Estado no puede atentar contra la propiedad por ser un derecho natural. Y fin del diálogo.

Quisiera abrir el debate sobre este tema particular: ¿es la propiedad un “derecho natural”? ¿Por qué? Uno puede hablar en extenso sobre los incentivos, o sobre por qué es mejor que se respeten los derechos de propiedad. Coincido con todo ello. Pero me parece que esto es posterior. Me parece que el entendimiento de los economistas sobre este punto es en general bastante débil. A ver si los lectores pueden ayudar con bibliografía o reflexiones para encontrar una respuesta.

38 pensamientos en “¿Es la propiedad un “derecho natural”?

  1. ¡Qué lindo tema que planteaste! Una dificultad grande que se plantea para abordar este tema (en particular cuando se introduce la cuestión del “derecho natural”) es que se mezclan las convicciones personales con los argumentos científicos. Que la propiedad sea o no considerada un derecho natural depende de lo que cada uno de nosotros consideremos que es la condición humana. Para quienes reivindicamos el individualismo, la propiedad es un derecho natural, inherente a la condición humana de cada uno de nosotros. Pero para quienes consideran (y este es un argumento que se escucha mucho últimamente por parte de quienes promueven la reforma de la parte orgánica de la Constitución) que los seres humanos somos parte de una colectividad, los intereses colectivos están antes que los derechos supuestamente naturales del individuo. Como se ve, se trata de un debate filosófico que, a mi entender, es interminable y, además, excede en mucho el campo de la economía pura.

    Lo que me parece es que, en vista de ese “punto muerto” (es la argumentación de unos contra los planteos de otros y es imposible salir de ese “ping pong”) los argumentos utilitarios, basados en los incentivos, ayudan mucho a resolver el problema.

    En definitiva, yo creo que la propiedad es un derecho natural, pero admito que no puedo imponer coactivamente mi posición. Pero sí puedo esgrimir, en favor de la inviolabilidad de la propiedad, todas las razones de conveniencia económica que tornan recomendable la legitimación de la institución de la propiedad. Creo que ese es el camino por el cual sería conveniente orientar el debate

    Me gusta

  2. Un tema de debate por demàs interesante e importante justamente ahora que nos enfrentamos al embate permanente al derecho de propiedad.
    Va un pensamiento de J.Locke:
    “Aunque el agua de la fuente es de todos, ¿quién puede dudar que la recogida en un recipiente le pertenece al que lo llenó? Con su trabajo la ha sacado de la Naturaleza, donde pertenecía a todos, y con ello se la ha apropiado para sí”

    Pienso que la propiedad privada no es absoluta en su justo sentido, esto es que, siendo el mercado natural, el mejor asignador de los recursos sociales vía la eficiencia, dará en forma transitoria una propiedad a determinada persona, solamente durante el tiempo en que sea utilizada de modo eficiente a los fines de la sociedad en general. En el momento en que esta persona deje de utilizarla con eficacia (siempre la eficiencia del mercado, de la imperancia del orden natural, se refiere a la sociedad en su conjunto) el mercado, lo hará quebrar obligándolo a transferir su derecho a quien lo utilice correctamente. Saludos Enrique

    Me gusta

    • Que hombre puede atribuirse la facultad de establecer parámetros de eficiencia en algo que no le pertenece y que significa recurso “social”?

      Me gusta

      • La eficiencia la determina el mercado, no un hombre, entendiendo como tal el conjunto de la sociedad, los recursos agregados que el sistema economico y social pone al servicio de los habitantes, a eso denomino recursos “sociales” Cordilaes saludos

        Me gusta

  3. Que la propiedad es un derecho natural anterior a esa entelequia llamada Estado escapa a toda duda y cuestión. Lo único analizable y discutible son las vias de surgimiento de nuestra propiedad sobre algo externo a nuestro cuerpo y al resultado de nuestro trabajo, en especial la referida las parcelas terrenales (y/o espaciales) y, obviamente, las “reglas de consorcio” sobre los inevitables espacios y “consumibles” comunes (aire, agua, etc).
    Suiguiendo esta visión surge que el único gobierno o administración que debería existir, ser aceptado y “bancado”, sería un ámbito judicial donde dirimir las eventuales disputas que surgiesen. Incluso el “cacareado” tema de la seguridad debería surgir y ser sufragado como acuerdo voluntario entre partes, tal como hacemos actualmente con los seguros.
    Tal como ha sido demostrado teóricamente reiteradamente, la Etica tambien surge por deducción logica-racional y por ende es independiente y anterior a ese absurdo legislar estatal que pretende llamar Leyes a meras opiniones personales y que sirven de excusa dogmatica para la explotacion del una casta por otra.

    Me gusta

    • Respndo a Alfredo sobre su opiniòn en realaciòn a “ùnico” gobierno serìa un àmbito judicial, sobre ese punto de vista digo:la administraciòn de los recursos y su funcionamiento como “Estado” del paìs debe estar acorde a lo que determina la Constituciòn de 1853 con su divisiòn de poderes y el o los controles que ejercen unos sobre otros mas sus responsabilidades misiones y funciones, lo contrario serìa un estado ideal/caotico y por lo tanto impracticable. Esa administraciòn debe tener muy en claro dos cuestiones al menos: 1) Se hace cargo de administrar los bienes del paìs en caracter temporal y por delegaciòn de los habitantes lo cual no los habilita para adueñarse del “poder” y 2) cuanto mas pequeñla sea esa administraciòn mas eficaz serà el estado y menos posibilidades de corrupciòn existirà. Saludos cordiales

      Me gusta

      • Estimado Enrique, intento el análisis despojado de todo preconcepto como exige el método científico y sigo sin entender de donde surge la necesidad de que humanos -que no son deidades- ejerzan poderes, controles,etc. sobre otros semejantes.
        Respecto a “caotico” lo supremo ha quedado demostrado que es justamente el Estado, y el gran Alberdi que se encontró con ese Estado preexistente, trató de enjaularlo para evitar el mal mayor, pero hoy comprobamos que el Leviatan es incontrolable (incluso deforma e incumple continuamente los inocentes límites alberdianos).

        Me gusta

      • Estimado Alfredo, creo que pensamos de la misma manera en cuanto a la libertad del ser humano, mas que creer lo afirmo, pero tambièn pienso que un paìs justamente en donde se defiende la libertad y el drecho a la propiedad privada entre otros aspectos no menores debe estar regido -Integridad, perfección, plenitud a que llega algo Real Academia Española- por alguna norma suprema como es el caso de la CN de1853 que limite el poder delegado de turno a las Instituciones creadas por esa norma de usos o abusos que puedan estar tentados hacer como perpetuarse en el poder o coartar la libertades de propiedad, de expresiòn, etc. tan en boga en estos momentos y en determinados paises incluyendo el nuestro. Cordialmente Enrique

        Me gusta

  4. Por supuesto que la propiedad es un derecho natural, uno es propietario al menos del alimento que se lleva a la boca y ya dentro de su organismo, quién puede atreverse a negar que es de uno por cuanto nutre el propio cuerpo y el de nadie más. El problema es en qué momento la propriedad comienza a ser de uno y cuándo se pierde, si es que se pierde la propiedad.

    Me gusta

  5. Cuantos gigas requiere wordpress? Mi PC se arrastra y escribir un comentario me insume 50′. Que lástima pues este blog es interesante

    Me gusta

  6. No es un derecho natural, es un derecho reconocido entre individuos que conforman una sociedad más amplia (o que está en proceso de ampliarse) que una tribu al momento que deciden o se dan cuenta que es mejor vivir en paz que en guerra. Antes de eso no había “derechos”…

    Me gusta

  7. Entiendo que el derecho de propiedad es un derecho innato, puesto que la primerísima propiedad es nada menos que nuestro cuerpo. Somos dueños de nosotros mismos. La noción de apropiación resulta de eso.
    Para hilar más grande, desde el mundo hasta el universo existen innumerable cantidad de propiedades que distintos organismos “usufructúan”. Desde el más minúsculo al más inmenso. En el caso del ser humano, tomamos posesión de aquellos recursos que nos rodean desde siempre (agua, aire, tierra, etc.), y vivimos gracias a ello. Difícilmente alguien pueda hacer una retrospectiva que muestre a un ser humano que no haya hecho uso de alguno de los elementos que nos brindara la madre naturaleza.
    El debate, indudablemente no radica en la existencia de un “derecho de propiedad” sino en su organización. Ya sea que un Estado diga “todo es de todos” como que reconozca la propiedad privada de cada cual, no implica que no exista o exista tal derecho. La diferencia entre una opción y la otra es tan sólo distributiva, pero no conceptual.
    La propensión marca a un individuo deseoso por una propiedad exclusiva puesto que así ha convenido el ser humano hace tiempo, desde la más acotada tribu hasta la más holgada sociedad.
    Esto tampoco niega que en un principio cada apropiación se haya dado por la fuerza. Posiblemente la consolidación de contratos que reconocieran las distintas propiedades haya surgido de la necesidad de acabar con el salvajismo y anarquismo que suponía vivir bajo la ley de la selva, donde regía el más fuerte. Pero repito, eso no implica que no exista el derecho de propiedad.
    Concluyo: lo que cabe ponerse de acuerdo no es si existe o no, sino como se organiza.

    Me gusta

  8. La expresión derecho natural es una contrasentido. Esta en la naturaleza del hombre querer poseer algo y hacerlo con exclusión de otro, pero los derechos implican un marco jurídico que evoluciona. Si el derecho positivo responde a las exigencias de la naturaleza humana funcionará si es una construcción intelectual alejada de las necesidades de la persona será un ejemplo más de constructivismo y por tanto de fatal arrogancia. Creo que Hayek escribió un libro sobre Ley y legislación muy ilustrativo. El derecho natural o el ius positivismo ideológico son dos posturas carentes ambas de fundamento en la realidad humana

    Me gusta

  9. >Quisiera abrir el debate sobre este tema particular: ¿es la propiedad un “derecho natural”? ¿Por qué?

    Por que no hacemos al reves? Por que no explicás vos la otra opción? De donde sale el poder del estado para justamente DISPONER de la propiedad de sus sujetos?

    Me gusta

  10. Pregunto: ¿Por qué no definimos primero “natural” en su aplicación a derechos? Solo para comenzar, si natural es perteneciente a la naturaleza humana implica que existe concomitantemente con el ser humano. ¿O existía cuando éramos renacuajos? Entiendo que no (pero los que tratan derechos de animales pueden argumentar en contrario, lo que me resulta particular por no decir incorrecto). Si natural al ser humano supone una situación propia a la especie de individuos que actúan deliberadamente podría pensarse de otro modo: Carl Menger plantea que los individuos tienden a apropiarse de los medios escasos porque los fines son mayores. Si eso fuera natural, podría afirmarse que los derechos de propiedad son naturales. Pero ¿qué sucede cuándo algunos individuos no reconocen el derecho propiedad de otros? ¿Violan un derecho natural o nos muestran que los derechos de propiedad de natural tienen poco y que dependen de la aceptación de otros? De esta pregunta, surge la idea de derechos de propiedad surgidos evolutivamente, como consecuencia no intencionada de algún individuo que intercambió con vecinos en lugar de entregar sus excedentes a la tribu (para Hayek nuestra deuda con ese individuo resulta incalculable). Esto implica un largo proceso de ensayo y error, con imitación y selección por parte de otros que ven esas prácticas más efectivas, dando lugar al reconocimiento de ciertos derechos que luego son afianzados por consensos más o menos explícitos. Y para complicar más, lo evolutivo podría considerarse propio de la naturaleza haciendo que las diferencias entre enfoques se anulen (tengo la sensación que Hume y Smith usaron la voz “natural” en ese sentido, al menos en algún pasaje). ¿Entonces? No me convence la idea iusnaturalista. Pero puedo evolucionar, naturalmente. Involucionar también, je.

    Me gusta

  11. El problema es semántico. En consecuencia, lo que complica es la palabra “derecho”. Despojémonos de este “estigma” y razonemos a la luz de los hechos. La propiedad es una cualidad del universo. Cada átomo, o para ser aún más minucioso, cada quark se corresponde con algún otro elemento. De aquí podemos evidenciar una inagotable cadena de interrelaciones de los distintos elementos que conforman el cosmos. Es decir que todo se depende de todo. Todo se posesiona de lo otro tan naturalmente como existe. La apropiación es un devenir constante y data desde los orígenes del todo. Presuponer que no existe propiedad, es no creer en el universo.

    Me gusta

  12. Landoni se me adelantó bastante. Quizás, para redondear. ¿En qué se diferencia un derecho como orden espontáneo a un derecho como orden natural?

    Si los derechos naturales están “dentro” del ser humano, entonces debería haber derechos en ausencia de sociedad, Robinson Crusoe sólo en la isla (o Tom Hanks en la versión FedEx contemporánea). Si, en cambio, los derechos surgen de interacciones individuales, ¿son naturales? Es difícil responder sin definir derecho natural en primer lugar.

    En cuanto a derechos de propiedad, los mismos no son absolutos. Lo que se tiene no es “propiedad” sobre la cosa, sino el derecho a uso para algunos fines y no para otros. Que no pueda manejar bajo los efectos del alcohol no me hace menos dueño de mi auto.

    Me gusta

  13. >Si los derechos naturales están “dentro” del ser humano, entonces debería haber derechos en ausencia de sociedad, Robinson Crusoe sólo en la isla

    Obvio que Crusoe tiene derechos, que entran en juego EN EL CASO de que llegue mas gente a la isla, para seguir con el ejemplo infantil.

    Francamente este tipo de ‘refutaciones’ no son serias…

    Me gusta

  14. Finalmente, las disquiciones literarias sobre el significado de ‘natural’ no significan nada. Es cierto que la palabra ‘natural’ se puede prestar a malos entendidos, pero solo con gente que NO LEYO NI EL ABC de teoria poltica.

    Gente que supuestamente si lo hizo, no puede andar chicananeando con comentarios tipo “si el derecho es natural entonces porque hay robos” o cosas por el estilo.

    Me gusta

  15. “On the principle that property is altogether the creature of the law, we could not know what is ours and what is another’s, unless we were benevolently informed of it by a parliament or a king. I know that literary men, by whom such an opinion is generally countenanced, are capable of making any false statement look like truth; but their ingenuity could scarcely persuade the smith, or the carpenter, that his right to own the horse-shoe, or the gate, he makes, has been conferred on him by the statutes and the judges. Poor simple man! he never supposes that his right is even guaranteed by the law; though in case it were infringed, he would appeal to the law as a last, but still ruinous, resource to compel those who infringed his right to make him a compensation.

    Ideas of property are truly instinctive, and are acquired by children long before they ever hear of law. If they do not belong to the mind, as the legs and the tongue belong to the body, like the habit of walking or speaking, they are so early acquired, and so continually present to us that they appear innate. The continual possession and use by one person of any one thing, generates in another the idea that it belongs to the former. The manner in which each individual acquires what he possesses, leaving him free or not from apprehension in the enjoyment of it, informs him whether or not it properly belongs to him or to another.

    Such ideas are neither created nor confirmed by decrees; but, as the source of apprehension is always the opposition of those whom we have injured, the enjoyment of that which is acquired according to law being free from such apprehension, because there is no one powerful enough to overturn the law, is also free, though it be unjustly acquired, from any notion of wrong. The general consent, then, when expressed in laws, does not establish right, but being the chief means of informing individuals what is regarded as right, it may and does, when wrong itself, prevent them from knowing what is right, and it makes injustice legal. “

    Me gusta

  16. ” I know that literary men, by whom such an opinion is generally countenanced, are capable of making any false statement look like truth; but their ingenuity could scarcely persuade the smith, or the carpenter, that his right to own the horse-shoe, or the gate, he makes, has been conferred on him by the statutes and the judges.”

    Me gusta

  17. “Se que los hombres de letras, que son quienes generalmente sostienen esta opinion, pueden hacer parecer cualquier mentira como verdadera, pero su ingenio no puede convencer al herrero o al carpintero que el derecho que tienen a poseer la herradura o la puerta que fabrican les ha sido concedido por las leyes y los jueces”.

    Me gusta

  18. La pregunta es ¿que se da antes, la intención por convenir o la convención? Pues si los seres humanos se predisponen a acordar un marco legal que “reconozca” su derecho a poseer, es porque previamente concordaron con ese razonamiento.
    Por otra parte, los animales, tal como el León, son mucho más incisivos en la marcación de su territorio. No disponen de un sistema jurídico para asignar un derecho y sin embargo son más respetuosos de los espacios ajenos. En ese sentido, podemos decir que el “derecho de propiedad” se ejerce naturalmente.

    Me gusta

  19. Recién terminé de leer el trabajo que posteó Gabriel Zanotti más arriba y creo que da claramente una respuesta satisfactoria al interrogante inicial de Adrián. Combina los fundamentos filosóficos de Santo Tomás de Aquino, diferenciando preceptos primarios y secundarios de la ley natural, con los argumentos de la Escuela Austríaca de Economía. A los postulados de la EA los encuadra entre los preceptos secundarios de Santo Tomás. De ese modo, ubica al derecho de propiedad dentro de los fundamentos de la ley natural, pero deducidos por sus efectos prácticos (por eso son preceptos secundarios) y no vigentes por sí mismos (como lo son los preceptos primarios). Si les interesa el tema, recomiendo enfáticamente la lectura de este trabajo. Acá está el link:

    Haz clic para acceder a Gabriel%20ZANOTTI-%202004.pdf

    Me gusta

  20. Ayn Rand escribIa “el derecho a la vida es el derecho fundamenttal, y de èl derivan todos los demás derechos. El derecho a la prorpiedad es la ùnica forma de implementar el primero”

    Hayek usa una frase respecto del derecho anglosajon de tipo consuetudinario: “los jueces descubìan el derecho”, es decir, los jueces descubrian algo que “estabaa ahí”. Y es algoo que, como menciona Sebastiân (mi profesor de Theory of the Firm), a partir de su “descubrimiento” ha ido evolucionando.

    Creo que el derecho de propiedad es inherente al ser humano, partiendo que el derecho de propiedad no es sobre tener una cosa, sino sobre la tenencia, uso y disposición del fruto del trabajo, y como dicen varios, eso parte incluso de la propiedad de nuestra vida (expresado mas poeticamente, el derecho a la búsqueda de la felicidad).

    Y ahí entramos al problema que plantea Adrian respecto de la “debil” posición de los economistas respecto del derecho de propiedad. Si se ve desde un punto de vista utilitario, efectivamente la defensa del derecho de propiedad es debil, ya que se defiende por meros fines utiles, definidos por “alguien”.

    Me gusta

  21. Yo plantearía el punto de la siguiente forma: Existen dos nociones del derecho natural: la religiosa y la secular. Si tomamos la versión religiosa del derecho natural, acabaríamos diciendo que la propiedad existe porque un ser superior nos dotó de dicha cualidad. Si por el contrario nos tomamos la versión secular, racionalista, acabaríamos diciendo que por medio de la “razón” (whatever that means) descubriremos los derechos que son “inherentes” al ser humano.

    Yo de entrada descartaría la versión religiosa, no tiene sustento. La segunda explicación, plantea un problema: ¿el derecho natural según quién? ¿De dónde saco la idea de ese derecho natural? No son verdades evidentes en sí mismas.

    La apropiación o posesión no son en sí sinónimos de derecho de propiedad. El derecho de propiedad es sumamente complejo. Si pensamos el asunto en bienes físicos el tema parece muy obvio. Sin embargo, ¿resulta igual de obvio en bienes intangibles? Por ejemplo, en Guatemala tenemos una excelente ley de Telecomunicaciones. En la misma se definen prácticamente derechos de propiedad sobre el espectro electromagnético. ¿Es natural el derecho de propiedad sobre el espectro electromagnético? Mi respuesta es que no. El derecho de propiedad es un producto de la civilización. Yo plantearía que la respuesta es justamente la contraria a la que titula la entrada que discutimos: el derecho de propiedad es artificial. Solamente en civilización se puede hablar de derecho de propiedad.

    Nuevamente, sugiero no confundir “apropiación” o “posesión” con derecho de propiedad. En ausencia de civilización bien puedo poseer o apropiarme de un animal o de una fruta. Naturalmente si alguien intenta despojarme de mis pertenencias las defenderé incluso con violencia. Sin embargo, lo que distingue al “derecho” de propiedad es el mecanismo para hacer valer el derecho. En un lugar civilizado, si soy interrumpido en mi derecho de propiedad, acudo a un tribunal y mi derecho es protegido con una serie de mecanismos legales bien establecidos.

    Me gusta

    • Lo artificial y “no natural” es que un homínido -ostentando “titulo” de legislador- plasme sus opiniones como “derechos”, como en el caso del espectro radioeléctrico, con un mero mandato al que pretende equiparar como una Ley (vgr la gravedad)

      Me gusta

      • No entiendo tu comentario. Nadie pretende “equiparar” el espectro radioeléctrico a rango de ley. Simplemente se definen derechos de propiedad donde antes no existían. Sea artificial o no, me da igual.

        Me gusta

  22. Gracias a todos por los comentarios y reflexiones. Es un tema delicado, del cual aun no tengo una posición clara. Pienso que todos los libertarios de algún modo defendemos la propiedad privada como requisito para la cooperación social, la división del trabajo y la formación de capital, pero cuando vamos a su justificación, el debate es interminable. Hayekianos, Rothbardianos y Randianos tienen distintos argumentos y posiciones respecto de la propiedad como un derecho natural, y eso se observa en la diversidad de posturas que recibimos en este post. Esto muestra lo relevante de hacer una profunda investigación sobre el tema y me alegra que en este momento se esté desarrollando una investigación de tesis doctoral sobre el punto.

    Me gusta

  23. Justo lo leí el otro día: “La existencia de la personalidad, la libertad y la propiedad, no se debe a que los hombres hayan dictado Leyes. Por el contrario, la preexistencia de su personalidad, libertad y propiedad es la que determina que puedan hacer leyes los hombres”. Frédéric Bastiat

    Me gusta

  24. Buenos días desde España,

    he tardado unos días en encontrarlo, pero vía la página de Mises Hispano, he encontrado el libro de Hans-Hermann Hoppe titulad La ética y la economía de la propiedad privada donde en el capítulo 2 da una argumentación de la propiedad privada desde la autoposesión del cuerpo y el derecho natural.

    El enlace es: http://www.miseshispano.org/wp-content/uploads/2012/10/%C3%89ticayEconom%C3%ADa.pdf

    Espero que os ayude a este debate, un saludo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.