El incumplimiento europeo de Maastricht comparado con la Argentina de 2001

Hoy se ha publicado un post interesante en el blog de Lucas Llach en La Nación. Por un lado, el gráfico resume la situación fiscal de los países europeos en relación con el Tratado de Maastricht. Cuanto más nos alejamos del punto en el que se cumple Maastricht, más comprometidos están los países.

  1. Alemania parece ser el país más sólido.
  2. España muestra un problema en el déficit, pero no tanto en el tamaño de su deuda.
  3. Grecia claramente es el país con la situación fiscal más delicada.

Por otro lado, Llach suma en el gráfico a la Argentina 2001. En contra de quienes afirman que la crisis de la década de los 90 ha sido fundamentalmente fiscal, argumenta que la situación por entonces era muy sólida, con sólo un 2 % de déficit, y con un tamaño de deuda que apenas superaba el 50 %.

Dice Llach:

Contra los que creen que el problema de la convertibilidad fue esencialmente fiscal, es notable comprobar que incluso en 2001, cuando la recesión venía debilitando los ingresos públicos, la Argentina todavía estaba cumpliendo los criterios de deuda y déficit que se impusieron a sí mismos los europeos (y que jamás cumplieron; en la última cumbre decidieron prometer que prometerán cumplirlos)

¿Cómo responden a este argumento quienes piensan que el problema de la Argentina en 2001 fue la situación fiscal?

18 pensamientos en “El incumplimiento europeo de Maastricht comparado con la Argentina de 2001

  1. Una vez leí que el gasto público (que aumentó considerablemente en los 90) empujaba los costos hacia arriba pero este aumento no se podía traducir a los precios por que la competencia de la “economía abierta” no lo permitía. De esa manera las empresas comenzaron a cerrar y eso desencadenó el problema. 1. ¿Es correcto este razonamiento? 2. ¿Si es correcto, es un argumento “fiscal”, o podría considerarse no fiscal?

    Me gusta

    • Yo diría que es correcto el razonamiento. Pero no es sólo fiscal.
      Y una aclaración: Es cierto que el gasto público se duplicó en términos absolutos durante esos 10 años, y con inflación cero. Pero en relación con el PIB, esa evolución fue bastante estable. Esto es lo que lleva a Jorge Avila a señalar que aun cuando una reducción del gasto hubiera sido deseable, el gasto no fue el problema.

      Me gusta

  2. está mal ese grafico. Para Argentina el deficit nación no financiero (primario) era de casi 4%, y cuando se le sumaban las provincias crecía hasta casi el 7% (primario!)… a eso hay que sumarle el financiero.
    Pagina 5 http://www.ucema.edu.ar/conferencias/download/Microsoft%20PowerPoint%20-%20Cema1.pdf

    Y hay que recordar que el estado federal era el principal acreedor de las provincias, y su principal refinanciador, además de prestamista de ultima instancia.

    Era una situación muy similar a la de España hoy, deuda-deficit consolidado. La unica diferencia que en entonces el banco central no hizo como el BCE, comprarle con pesos los titulos publicos a la banca comercial y refinanciar al gobierno. En España esto lleva dos años. Europa por mercado ya está quebrada completa, no es una novedad eso.

    Rusia fue al default con un ratio de 25% del PBI de deuda. Mas que el % de deuda, lo importante es como está nominada, en que plazos de maturity se emitio, el tipo de amortización (no es lo mismo tener que pagar un año complicado sistema frances que sistema americano), y el margen que te deja la cuenta corriente frente al superavit primario.

    En 2001 el saldo de la cuenta corriente duplicaba por primera vez en muchos años, tu deficit primario. Sin banca central que salga al rescate de la burocracia, era obvio el desenlace, sea con 100% del PBI, o con 25%.

    Aca un paper de los ’90 sobre el efecto del deficit fiscal, basicamente el efecto del gasto del gobierno, sobre la inversión, el ahorro privado, el ahorro externo y el crecimiento economico.

    Haz clic para acceder a bulacio_ferullo.pdf

    Me gusta

  3. Coincido con Mauro. Tengo serias dudas sobre ese déficit fiscal en el 2 %. Tengo que investigarlo, pero el dato correcto es el consolidado (Nación + Provincias), y no el primario, sino el que incluye los gastos financieros.
    Antes de la convertibilidad el déficit se financiaba con emisión de moneda. De ahí la hiperinflación. A partir de la convertibilidad, durante 1992 y 1993 el déficit se financió con el ingreso de divisas causadas por las privatizaciones. Desde 1994, el déficit fue financiado con deuda. A medida que la deuda subió, los intereses fueron creciendo, al punto que hacia el final de la década representaban alrededor del 20 % del gasto público sobre PIB. Cuando el FMI y el resto de los prestamistas dijeron basta, el déficit no pudo financiarse, los ajustes para reducir el gasto fueron insuficientes y terminamos abandonando la convertibilidad. El resto de la historia es conocida.
    Cabe agregar también otras dos causas fundamentales a la crisis de 2001. Una es la corrupción. La otra la encontramos en los shocks internacionales. El tequila en 1995, Asia en 1997, Rusia en 1998, Brasil en 1999 y EEUU en 2001. Demasiado para una economía pequeña y abierta como Argenitna.

    Me gusta

  4. También, además, podemos pensar que los límites de Maastricht no son absolutos. No quiere decir que cada vez que un estado supere el 3% del déficit o el 60% de deuda en relación al PBI va a desatarse una crisis de deuda soberana.
    Para un país como Argentina, por su historia y sus circunstancias particulares, es muy posible que aún cuando los datos de Llach fueran exactamente así, las dudas acerca de la capacidad de pago fueran más grandes que en una Alemania, por ejemplo, con una deuda del 80% del PBI.
    En definitiva, más allá de los datos, el argumento de la situación fiscal sigue siendo fuerte.

    Me gusta

  5. Si los datos fueran reales yo me sorprendería, porque significaría que los desequilibrios fiscales no fueron de magnitud. Un déficit fiscal anual de menos del 2 por ciento, financiado con deuda, difícilmente pueda generar la duplicación de la deuda pública y la debacle de 2001.
    Habría que observar también el riesgo país que ante los shocks internacionales subieron el interés que pagaba Argentina por la deuda, y que elevaban el gasto haciéndolo insostenible.

    Me gusta

  6. Adrían, había que emitir con libor internacional + 25-50 puntos en 2001 o el 2000.
    http://www.moneycafe.com/library/libor.htm

    Hoy podes tener el mismo deficit estructural de 2001, que las tasas internacionales te vuelven la carga 50% menor. El riesgo soberano tenía como piso 400 puntos, a eso sumale el riesgo argentino. Hoy ese piso para letras de corto plazo es de menos de 100. Ya tenes 300 puntos de bonus por facilidades crediticias de la FED.

    La caída del primario llevaba años, en PDF del UCEMA te muestra la pendiente acelerada tanto de nación como de provincias. El Efecto “trinquete” de la segunda etapa de la convertibilidad fue acelerado-creciente… un polinomio de grado dos que ningún ahorrista estaría dispuesto a pagar.

    Me gusta

  7. Si el problema no fue fiscal (déficit + deuda), ¿por qué se le cortó la línea de crédito a Argentina? Si el problema no fue fiscal (déficit + deuda), ¿por qué Argentina tuvo que defaultear (unilateralmente) su deuda y devaluar? Por otro lado, no se si los estándares del Tratado de Maastrich se pueden utilizar tal cual para un país como Argentina.

    Al gráfico muestra un déficit de 2% para el 2001. ¿Cuál fue el déficit acumulado?

    Uno de los links de Mauro (el ppt) muestra los déficits nacional, provincial y consolidado de manera separada. Aparentemente el gráfico muestra el 2% que corresponde al deficit nacional, pero no al consolidado (alrededor de 5% para el 2001).

    No creo que el problema haya sido únicamente fiscal, pero si puede haber sido un aspecto importante. Es muy raro encontrar una crisis o ciclo económico que se pueda explicar únicamente con un aspecto. Si intentamos hacer eso, podemos sobre-enfatizar el rol de la variable que elegimos para explicar el fenómeno.

    Me gusta

  8. El problema (quizás) fue: (1) político: Gobierno de Bush con intenciones de endurecer las condiciones para otorgar créditos por la experiencia mexicana, rusa y Asia; además de la debilidad intrínseca de De la Rua.
    (2) Los commodities por el piso, más un dólar muy alto, dió la imagen de que el tipo de cambio fijo no podía resistir nuevas devaluaciones como la del ’95.

    No se vislumbraba un panorama tan rico como el actual.

    Me gusta

    • Coindico! No es lo mismo el dólar fuerta de los 90 que el dólar débil de hoy. La crisis de 2001 en EEUU cambió la política monetaria, que se hizo mucho más laxa, aumentando también el precio de los commodities. Pienso que si Argentina hubiera mantenido la convertibilidad o hubiera dolarizado, habría logrado salir de la recesión en 2003, a un costo mucho menor.

      Me gusta

  9. @nico: el trabajo de bulacio y ferullo, el estudio publicado en aaep que adjunté, le da un coeficiente de divergencia entre producto y deficit fiscal historico, incluyendo los ’90, de -0.43 por cada punto de deficit primario; en 2001 entre provincias y nación tuviste el 50% de caída de tu producto sensiblemente influenciada por tu política fiscal. A eso agregarle las externalidades que generar la inestabilidad fiscal y la capacidad de solvencia en la prima de riesgo sistemico, y tenés demostrado porqué fue el estado y no la recesión internacional la que hizo colapsar el sistema.

    Les pregunto a vos nico y adrian, que están mas metido en el tema, si hay trabajos con supuestos de la escuela que hayan abordado con agudeza critica el concepto de balanza de pagos y la influencia que tiene la inyección de dinero, sea de base o vía endeudamiento de un agente monopolico de influencia sistemica, digase estado.

    Creo que la escuela con los supuestos de lag intertemporal y heterogeneidad pueda dar luz a como se comporta la balanza de pagos en la inicial de un colapso.

    Me gusta

  10. Muy bueno! Tengo que leerlo! Lo único que me hace ruido es el restarle importancia a los shocks internacionales… yo pienso que fueron tan relevantes como la situación fiscal y la corrupción. Pero es una premisa que debería trabajar!

    Desde la Escuela Austriaca se ha escrito muy poco sobre esto. Conozco sólo el artículo de Lazzari-Guido en Libertas No. 38. Luego están los artículos de Roberto Cachanosky, Alberto Benegas Lynch (h) y Martín Krause, pero hasta donde leí, no son trabajos extensos, ni profundos y mucho menos econométricos.

    Ivan, quien participa de este intercambio, está viendo de trabajar este tema. Esperemos que tome la posta. Yo hace tiempo tengo intenciones de trabajar el tema, pero la crisis de 2008 se me hizo más interesante y su siguiemiento me quita bastante tiempo.

    Me gusta

  11. @mauro: No he podido leer el trabajo de link en estos últimos días, pero coincido que la crisis internacional puede haber sido más el golpe de gracia que el problema de fondo.

    No hay muchos trabajos sobre ese tema. El efecto, o rol, de grandes agente monopólicos lo ha trabajado Koppl con el nombre de “Big Players”. Creo que Ivo puede ofrecer mejor información sobre ese punto. Aunque no se si desde el punto de vista que te interesa.

    En cuanto a movimientos internacionales de fondos, en el contexto de la crisis internacional hay unos artículos recientes de Hoffmann y Schnabl. Aunque están más enfocados a la crisis que al efecto de financiación al estado. Pero es cierto que el aspecto de la teoría del capital tiene para aportar a esta literatura. Por ejemplo, la teoría sugiere que ante shocks nominales se permitan cambios en el tipo de cambio, y que ante shocks reales se deje al tipo de cambio flotar.

    Pero en el caso de un ciclo del tipo ABCT, donde el shock es monetario, mantener tipos de cambio fijos puede prolongar el período del boom (aumentando las distorsiones acumuladas) si el shock proviene de un banco central que emite una moneda usada como reserva internacionalmente (dolar, euro). He encontrado muy poca literatura sobre este tema.

    Los artículos de Hofmann y Schnabl:
    Hoffmann, A. (2010). An Overinvestment Cycle in Central and Eastern Europe? Metroeconomica, 61(4), 711-734. doi:10.1111/j.1467-999X.2010.04103.x

    Hoffmann, A., & Schnabl, G. (2011). A Vicious Cycle of Manias, Crises and Asymmetric Policy Responses – An Overinvestment View. The World Economy, 34(3), 382-403. doi:10.1111/j.1467-9701.2011.01334.x

    Hoffmann, A., & Schnabl, G. (2011). National Monetary Policy, International Economic Instability and Feedback Effects -An Overinvestment View. Working Papers on Global Financial Markets.

    Me gusta

  12. gracias adrian!, comencé a leerlo hoy “Apuntes sobre la caída de la economía argentina: se puede evitar todo, menos las consecuencias” . Un enfoque mas de finanzas publicas que del capital.
    http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/5881505/Apuntes_-Finanzas-publicas-y-control.html

    @nico: genial. Lo Ojee a hoffman para europa del este http://mpra.ub.uni-muenchen.de/15668/ claramente una modelización de transmisión secundaria en la teoría del capital. Una novedad para mi. Me intriga un poco el metodo, minimos cuadrados indirectos, pero es una nota al pasar.

    Ojeando los papers veo como vital comprarme Advances in Austrian Econometrics: Explorations in Austrian Economics by Roger Koppl http://www.powells.com/biblio?isbn=9781848553309 . Observo mucho material de aca.

    Soy mas amigo del pronostico que de lo explicativo, por eso quería modelizar con la econometría moderna aún alejada de la escuela pero mas cercana que antes (¿tendremos alguna vez metrica austriaca? con test estadisticos kirznernianos!?) , las etapas para economías pequeñas y abiertas de la degradación de un ciclo ampliado. Y tengo que utilizar como referencia al principal ente individual de la economía, el estado… de ahí mi busqueda de instrumentos de soporte. Hasta ahora AN INVESTIGATION OF INVERTED YIELD CURVES AND ECONOMIC DOWNTURNS de Cwik http://mises.org/etexts/cwik-dissertation.pdf me dio gancho para identificar las etapas, creo que su modelización es trasladable a tasas de referencias locales. Y despues, aunque mas pobre, renaud fillieule http://mises.org/journals/qjae/pdf/qjae10_3_1.pdf me da herramientas para cuantificar “el volumen” de cada etapa. Creo que de acá filtrando luego con el material que me pasas Nico, puedo armar algo a escala para testear balanza de pago.

    Estoy medio trabado para lo que quiero. Igual es trabajo de tesis tengo tiempo. A penas tenga algo se los paso.

    Me gusta

  13. Yo no soy crítico de la econometría como herramienta estadística siempre que esta sirva para ilustrar la relación que existe entre dos variables. Pero la causalidad no viene dada por la econometría sino por la teoría a priori previa (en sentido Machlup/Zanotti).
    El libro de Koppl es muy oportuno, aunque todavía no pude verlo.

    Me gusta

  14. @mauro: Sí, los artículos de Hoffmann y Schnabl no tratan específicamente el tema que te interesa. Pero pueden servir de una primera aproximación. En cuanto a su metodología econométrica, no recuerdo los detalles técnicos de cada artículo. Cada método tiene sus fortalezas y debilidades, y los casos a analizar no siempre cuadran de manera perfecta y el autor tiene que hacer un trade-off. Imagino que Hoffmann habrá tenido sus motivos.

    No se exactamente que estás tratando de hacer con la tesis, pero si te podemos ayudar de alguna manera no dudes en escribirnos. En cuanto al préstamos al “big player” estado, una salvedad. No es lo mismo si el shock monetario entra a la economía por el sistema bancario (crédito) que si lo hacer a través de gasto público, la dinámica es distinta. En el primer caso las tasas de interés disminuyen antes que el nivel de precios se vea afectado, esto no necesariamente ocurren en el caso de gasto público. De allí que el ABCT aplique al primer caso más que al segundo. Lo menciono sólo en caso que estés pensando en hacer algo términos del ABCT, pero si ese no es el caso entonces esto quizás no sea tan relevante.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.