1. Un cambio en el problema de la discusión del marxismo

A principios de 1946, Rudolf Carnap le escribió a Popper para felicitarlo por la publicación de The Open Society and its Enemies. Carnap había quedado impresionado por el libro, pero, según lo revelara la correspondencia que siguió, también estaba confundido. Lo confundían dos cosas en particular: por qué Popper había otorgado un amplio reconocimiento a F. A. von Hayek, a quien Carnap había conocido en la Universidad de Chicago, y sobre cuyo The Road to Serfdom Carnap había oído hablar, pero no había leído (tenía fama de reaccionario); y, además, si era posible que el propio Popper no fuera socialista.

En su contestación, Popper defendió enérgicamente a su amigo y camarada intelectual, Hayek; también mencionó, al pasar, que tenía dificultades para conseguir en los Estados Unidos un editor para The Open Society.1 La respuesta de Carnap ponía de manifiesto a la vez su simpatía y su indignación; opinaba que eso no hacia más que demostrar que la publicación de trabajos científicos no debía estar en manos privadas. El incidente es revelador.

Acceda aquí al documento completo.