Etiquetas

Es curioso que un país con un historial de inflación como el de Argentina, en lugar de haber consenso sobre el origen del problema existan, en cambio, teorías sobre origines no monetarios de la inflación (entiendo las teorías estructuralistas serian un ejemplo).

Veo dos problemas en las teoría no monetarias de la inflación. Uno es que, al final de cuentas, estas teorías sí hacen uso de una expansión monetaria para explicar la inflación. Uno esperaría, sin embargo, que una teoría no monetaria no debiera hacer uso de esta variable. El segundo problema es cuando se usa cambio en precios para explicar cambio en precios. Al usar cambios en el tipo de cambio o tarifas, por ejemplo, en definitiva se está partiendo de aquello que se quiere explicar. La pregunta (en este contexto) debiera ser por qué el tipo de cambio o el precio del petróleo suben en primer lugar.

Estos casos también tienen también un origen monetario. El de las tarifas es el más fácil de ver. En definitiva el aumento de tarifas es actualización de inflación atrasada (lags). El del tipo de cambio es un poco más complicado, dado que requiere considerar el caso de un tipo de cambio sobre-apreciado (atraso cambiario) vía una intervención indirecta en el mercado de cambios cuando se aumentan las tasas de interés (carry-trade). Esta misma situación, por cierto, es la que el BCRA reconoció ante el FMI al firmar el último acuerdo de asistencia financiera, luego de negar repetidamente el problema a la audiencia Argentina.

Ciertamente puede haber distintos mecanismos, o canales, por los cuales una expansión monetaria que se inicia en el banco central llega finalmente a los precios. Que haya distintos canales no quiere decir que la inflación no sea un fenómeno monetario.

Más allá de la cuestión sobre si las teorías no monetarias son, en definitiva, no monetarias, ¿cuál es la relevancia práctica de estas teorías?

Según el último dato del INDEC, la inflación interanual fue del 50%. ¿Cuanto de estos 50 puntos se pueden explicar por factores no monetarios? ¿A cuánto bajaría la inflación si se eliminasen todos los factores no monetarios? Dicho de otra manera, ¿se puede explicar el nivel de inflación de Argentina con factores no monetarios? Imagino que la mayoría de quienes defienden estas teorías no se sentirían cómodos argumentado que altas tasas de inflación se pueden explicar sin cambios en la oferta de dinero.

Para contextualizar necesitamos un marco que permita ver cambios en el nivel de precios por motivos monetarios y no monetarios. La equation of exchange nos ofrece ese marco: MV = PY.

M (oferta de dinero) y V (inversa de la demanda de dinero) capturan factores monetarios. El producto real (Y) captura efectos no monetarios. En tasas de crecimiento: gP = gM + gV – gY

La inflación (gP) proviene por cambios en la oferta y demanda de dinero (shock nominal) o por cambios en gY (shock reales).

Si la inflación es un problema no monetario, entonces gM =gV = 0; el aumento de gP se explica por una caída proporcional en gY. ¿Cuánto de la inflación en Argentina se puede explicar de esta manera? Recordemos que el PBI real se encuentra estancado (gY = 0) desde el 2011, por lo que es difícil justificar un 50% de inflación por factores no monetarios.


El primer paso para resolver un problema es reconocer el mismo. Es reconocer que, por más que le pese a Cambiemos, la inflación se ha ubicado por encima del promedio del gobierno de CFK. El problema de hablar en términos de teorías no monetarias de la inflación es que distraen la atención del origen del principal problema de la misma: el BCRA. Al menos que los “no monetarias” puedan explicar altas tasas de inflación sin recurrir de manera rebuscada a cambios en la oferta de dinero, la discusión debería centrarse en la política económica del gobierno