Hayek teorizó sobre la competencia de monedas privadas y pocas décadas después el bitcoin y las criptomonedas lo confirman

Con los alumnos de la materia Proceso Económico II vemos la propuesta de Hayek sobre la banca libre y la competencia de monedas y luego el desarrollo del Bitcoin que parece conformarse a tales ideas. Aunque vemos otros textos, en su libro “Desnacionalización del dinero” Hayek trata el tema de la política monetaria y realiza una propuesta de “competencia de monedas”, cuya discusión es apropiada en todo país, como Argentina, que tiene dos monedas al menos, el peso y el dólar, o en Europa cuando se plantea la potencial salida de Grecia del Euro. El libro fue publicado en inglés por el Institute of Economic Affairs de Londres.

Hayek5

“Si vamos a considerar seriamente la utilización de diversas valutas concurrentes para su aplicación inmediata en un área limitada, es evidentemente deseable investigar las consecuencias de la aplicación general del principio sobre el que se basa esta propuesta. En el caso de que se aboliera —dentro del territorio de un país— el uso exclusivo de una sola moneda nacional emitida por el gobierno, hallándose permitida la circulación de monedas emitidas por otros gobiernos, se plantearía la cuestión de si no sería más conveniente suprimir el monopolio gubernamental de emisión monetaria, permitiendo que la empresa privada ofreciera al público otros medios de cambio que éste pudiera preferir.

Actualmente, los problemas que plantea esta reforma tienen un carácter más teórico que los planteados por mi anterior propuesta [que las monedas de los distintos países europeos fueran aceptadas en los otros, en lugar de tener una moneda única como el euro], toda vez que esta sugerencia más extrema resulta todavía demasiado extraña al público para poder ponerse en práctica. Ni siquiera los expertos conocen suficientemente la problemática que surgiría La generalización del principio subyacente para poder hacer predicciones seguras sobre las consecuencias de dicho plan. Es evidente, sin embargo, que no es necesaria ni ventajosa la incuestionable y universalmente aceptada prerrogativa del gobierno de producir el dinero. De hecho, puede resultar perjudicial y su eliminación constituiría un gran avance, dando paso a repercusiones altamente beneficiosas. No es demasiado pronto, por tanto, para comenzar el debate. Aunque el plan no pueda ponerse en práctica mientras el público no esté mentalmente preparado y continúe aceptando sin críticas el dogma de la necesidad del privilegio gubernamental, tal circunstancia no debe ser un obstáculo para el estudio de los fascinantes problemas teóricos que plantea este proyecto.

Los economistas no han discutido la competencia entre monedas

Increíblemente, la competencia entre distintas valutas no ha sido examinada en serio hasta hace muy poco. En las publicaciones relativas al tema no se cuestiona la creencia universal de que el monopolio del gobierno en orden a la emisión monetaria es indispensable, ni tampoco se explica si esta creencia se deriva simplemente del postulado según el cual en un territorio dado sólo puede haber un tipo de moneda en circulación —lo que podía parecer una ventaja cuando se trataba de elegir entre el oro y la plata como posibles tipos de dinero—. Tampoco encontramos respuesta a la pregunta de qué sucedería si se suprimiera el monopolio y si el suministro de dinero se realizara mediante la competencia entre entidades privadas que proporcionaran distintas divisas. La mayoría de la gente piensa que la propuesta de que el dinero lo emitan empresas privadas significa que todas deben emitir el mismo (en dinero fiduciario, token money, esto equivaldría simplemente a una falsificación) en lugar de distintos tipos de dinero claramente diferenciabas por diversas denominaciones y entre los cuales el público pudiera elegir libremente.

Un pensamiento en “Hayek teorizó sobre la competencia de monedas privadas y pocas décadas después el bitcoin y las criptomonedas lo confirman

  1. Hola Martin, antes que nada le agradezco ya que soy un asiduo seguidor suyo, cada tanto consumo mucho de sus charlas que encuentro el Youtube. Ud. es muy buen docente y comunicador y a mí que soy Informático, y no economista Ud. me ha ayudado a Introducirme en las ideas de la escuela Austríaca. Paso bastantes hs escuchándolo. Voy al punto:
    Últimamente veo como Liberales, Libertarios, Anarco Capitalistas en todas sus formas ven a las criptomonedas como un triunfo y una confirmación de los ideales Liberal-Libertarios. Tienen cierta euforia por pensar (correctamente) que las Criptomonedas como Bitcoin pueden ser la estaca de madera que nos quite de encima los Bancos Centrales. Pero me doy cuenta que muchos de ellos no alcanzan a entender conceptualmente el funcionamiento de las criptomonedas.
    Las criptomonedas NO son PRIVADAS, todo lo contrario, son COLECTIVAS. El mantenimiento de la red y la validación de las transacciones, es un proceso colectivo que lo llevan a cabo una gran cantidad de nodos en la red, que “compiten” para validar bloques de transacciones a cambio de un fee. Definitivamente NO es lo que menciona en su artículo que escribió Hayek sobre una empresa privada que emite su dinero para ser usado como medio de intercambio y que compite con otras empresas PRIVADAS a ver quien emite un mejor dinero. Al día de hoy esa es una idea bastante precaria y naif.
    Justamente a lo que apunta Bitcoin y las Criptmonedas es a eliminar al intermediario, sea estatal, o privado. Con esto se elimina el banco Central pero también Visa, Mastercard, el HSBC, etc.
    Además, la idea descentralizada de validar transferencias de dinero se está generalizando a validar cualquier contrato. La transferencia de dinero es el caso más trivial. Esto da pie a que colectiva y descentralizadamente se validen transacciones de distinto tipo.
    ¿Esto es un colectivismo burocrático tipo comunismo?, claro que no. Uno puede decidir invertir en equipamiento tecnológico para ser parte de estas redes y competir con otros desconocidos por validar transacciones y ganar dinero. Pero definitivamente son tecnologías pensadas para funcionar colectivamente y sin una empresa centralizada (estatal o política).
    Mi humilde conclusión es que esto no solo elimina burocracia estatal, sino también privada. Los austríacos están contentos por el fin de la banca centralizada y el dinero Fiat. Los socialistas pueden estarlo porque esto atenta contra la concentración del capital.
    Donde antes había Banco Centrales y Comerciales ahora está Bitcoin y los nodos de su red que validan transacciones. Pero donde antes había un EMI que se hizo rico, luego hubo un Netflix y luego habrá una plataforma descentralizada de smart contracts que conecte directamente a artistas y sus seguidores para comerciar música.
    Donde antes hubo burocracia regulatoria para taxis, luego vino uber y luego habrá una plataforma descentralizada de smart contracts que conecte directamente a taxistas y pasajeros para validar los pagos por viajes.
    El capital que antes tenían empresas como EMI y que ahora tiene una empresa tecnológica como Netflix lo tendrán los miembros de la red que permita validar transacciones entre consumidores de música y artistas. Ese capital existirá pero de manera menos acumulada y más equitativo quizás.

    Le mando un abrazo.
    Martín

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.