Portfolio Personal: Panorama Electoral

Mis reflexiones sobre el panorama electoral de medio término del gobierno de Mauricio Macri. Un poco de todo, gradualismo vs shock, resultados fiscales, inflación.

Cambiemos se aproxima a unas importantes elecciones de medio término. El objetivo es imponer otra derrota electoral al Kirchnerismo y consolidar  así poder político. Sin embargo, a casi medio término de mandato no ha logrado cambiar el eje del debate político y tiene  logros económicos grises para mostrar a sus electores.

Que a grandes rasgos el debate electoral se centre en “Cambiemos vs Kirchnerimo” muestra que el nuevo gobierno no ha logrado mover la opinión pública del pasado hacia el futuro. Hay dos motivos que explican esta situación. En primer lugar, la promesa de cambio es una promesa vacía (o caja negra) en el sentido que no se identifica de manera precisa en qué consiste el cambio.

Seguir leyendo en Portfolio Personal.

3 pensamientos en “Portfolio Personal: Panorama Electoral

  1. Como siempre, tu comentario está sólidamente fundamentado y toca los puntos débiles del programa económico actual. Pero de ahí a suponer que estas cuestiones técnicas inadecuadamente resueltas pueden ser las causas de un resultado negativo en la próxima contienda electoral hay un abismo. El volátil electorado argento no tiene, muy mayoritariamente hablando, ni la menor idea de los posibles resultados, sean malos, buenos o regulares, de estas medidas y sólo están reaccionando a cuestiones mucho más cercanas a su universo particular como cuánto le aumentó la factura de gas, la nafta o la carne, todo ello por supuesto que muy bien alimentado por la propaganda descalificante y mentirosa de casi todo el conglomerado opositor -todos bajo el sello peronismo de alguna clase- que les (nos) vuelve a proponer las mismas soluciones para revertir los problemas que ellos mismas generaron. Y esto ocurre sin que la gente de a pie se de cuenta y tome la menor conciencia de lo que en realidad viene fallando en Argentina desde hace décadas. Tendrías que leer las cartas de lectores, los programas televisivos con panelistas y entrevistados o las declaraciones de algunos desfachatados dirigentes vende-humo para llegar a comprender más a fondo el drama político argentino y las dificultades que puede tener cualquier gobierno para plantear ideas renovadoras, pro-mercado, de incremento de la productividad, anticorporativas, etc. sin ser barrido por un electorado básicamente infectado por ideas populistas como el nuestro. Por todo esto creo que la única forma en que el gobierno actual que ganó con un 2 % de diferencia puede llegar a tener al menos un resultado electoral aceptable, es seguir apostando al desenmascaramiento del desfalco producido por la asociación ilícita que nos gobernó, que es lo que se está haciendo con cierto éxito. Sorry, quizás sea mi estado de ánimo, pero yo no veo soluciones en un mediano plazo. En el largo plazo vale lo dicho por Keynes.

    Me gusta

  2. Nicolás, perdonáme que te moleste volviendo sobre el tema pero lo hago porque me parece que no me hice entender adecuadamente. Yo no dije que vos dieras por perdedor al frente Cambiemos ni tampoco hago vaticinios. Pero si estás ofreciendo un “Panorama electoral” como dice el titulado, lo lógico es que las críticas que realizás por falta de comunicación del estado de situación inicial, falta de enunciación de un programa que explicite y fundamente en qué consiste el cambio prometido en términos de desregulación, apertura al mundo, pasar a una mayor eficiencia del Estado bajando sus costos, eliminación del déficit, etc., todas medidas que un cierto número de ciudadanos consideramos imprescindibles para tener un cambio que modifique el rumbo del país, estén basadas en tu percepción de que esos hechos desmejoran las posibilidades de éxito electoral del gobierno. Y aquí es donde yo disiento porque considero que nuestra sociedad es mayoritariamente reluctante a considerar a esas políticas como solución de nuestros problemas. Vos debés recordar la famosa frase de C.Menem: “Si les decía lo que iba a hacer no me votaban”. Yo considero que eso sigue siendo cierto y que si se explicita con sinceridad cuáles son las medidas necesarias difícilmente se puedan obtener en este país más del 16 % de votos que, por ejemplo, sacó López Murphy en 2003. Esto es así y creo que los asesores de campaña del gobierno lo tienen bien claro. Si tenés un ratito, pegále un vistazo al análisis que hace James Neilson en Noticias del 22/7/17.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.