Análisis de la evolución del dólar blue

dolarEl dólar blue escaló bastante en el verano, y si bien el gobierno intervino para detenerlo, la perspectiva es que la suba seguirá. El análisis que en esta nota realizamos tiene dos planos, uno coyuntural o de corto plazo y otro de fondo o de largo plazo.

En el primero de ellos diremos que la causa de esta escalada se encuentra en la mayor demanda de dólares que los turistas necesitaron para salir del país. Dado que los dólares no se consiguen en el mercado oficial, deben recurrir al paralelo, y pagan el precio que sea por la divisa.

Esto justificó la suba continua de enero, que si bien se detuvo al comienzo de febrero -e incluso bajó-, retomó la suba unos días más tarde. Se dijo que en marzo la suba se detenía, pero la suba sigue firme, al menos en esta primera quincena, y ya alcanzó el valor de 8.05 pesos por dólar. Este análisis que recién resumimos no debe ser nuevo para el lector. Abunda en todos los medios y es el análisis sobre el cual consultores y gobierno están sacando conclusiones.

Pero este es precisamente el mayor error. Lo que debe preocupar al gobierno y a todos los argentinos, no es la escalada de corto plazo, coyuntural, de estos meses veraniegos. Lo que debe preocuparnos son las razones de fondo por las cuales la divisa que abunda en el mundo, escasea en nuestro país.

Y hay tres factores, al menos, que mencionar: 1) El excesivo gasto público: una economía sana requiere financiar su nivel de gasto con impuestos. Cuando el gobierno debe imprimir moneda o tomar deuda para equilibrar las cuentas, la ciencia económica muestra que se sufren las consecuencias. La hiperinflación de los años 1980, o el hiperendeudamiento de los años 1990 son lecciones que debemos recordar; 2) La inflación: El incremento de la base monetaria en torno al 40 % que justamente permite equilibrar hoy ingresos y gastos, tiene un impacto inflacionario cercano al 30 % anual. En la medida que el impuesto inflacionario no se detenga, los argentinos no tienen más remedio que huir hacia la divisa; 3) La falta de inversión. Las tasa de crecimiento anual promedio en torno al 7 y 8 % que la economía argentina experimentó durante los últimos años es historia.

Recuperada la economía de la depresión de 2002, el desafío es atraer ahorro e inversión para expandir la frontera de posibilidades de la producción y sostener el crecimiento. El aislamiento internacional de la economía argentina no sólo ahuyenta el flujo de dólares que podría resolver el problema del dólar y la inflación, sino que además atenta contra el crecimiento económico y la generación de empleo.

El gobierno tiene una fuerte dependencia de las retenciones a las exportaciones para hacerse de divisas, conformar reservas, y poder así sostener la cotización. Una mala cosecha o una caída del precio de los commodities presionaría fuertemente sobre el dólar oficial, sobre el dólar blue y sobre la inflación. Si no se atienden los problemas de fondo, la escalada del dólar no tendrá límites.

Publicado originalmente en Economía para Todos (EPT).

 

5 comentarios en “Análisis de la evolución del dólar blue

  1. Adrián, no tiene que ver con el post (o tal vez sí) pero igual les pregunto: si los precios de los insumos depende de los precios de los bienes de consumo, como dice la escuela austríaca, ¿por qué será que la estructura de costos (salarios principalmente) incide tanto en la determinación de los bienes finales, ratificando la teoría «marshalliana»?

    Tengo una idea formada pero quería transmitírselas a UDS para ver si coincidimos.

    Me gusta

    • Una respuesta rápida me parece que está en la diferencia entre precio y precio esperado. En la práctica, cuando el empresario realiza una evaluación de un negocio, suma los costos (incluidos los salarios) y agregar un margen de ganancia, para así formar un precio esperado que le permite saber cuál es el precio de equilibrio. Pero este precio, es un precio esperado. Nada garantiza que luego el mercado valore el mercado como el empresario estimaba. El precio o precio de mercado, no va a fijarse por los costos, sino por la utilidad marginal, que a su vez da lugar a las curvas de oferta y demanda.

      Me gusta

      • Coincido con Adriàn en el sentido que los costos no fijan el precio de venta, èste lo fija el mercado que està dispuesto a pagar, y por otra parte es el que debe tener en cuenta el productor para que, llegado el caso aumente la productividad y la eficiencia -no excluyente solo para este acontecimiento– para que su negocio sea rentable, si es que se da el caso que los costos de producciòn superan el precio q el mercado està dispuesto a pagar. Saludos.

        Me gusta

  2. En mi opiniòn el denominado «dòlar blue» no es otro que el «dòlar fianciero/turistico» que exixstiò en èpocas pasadas y que el gobierno actual se empeña en no reconocer -la devaluaciòn digo- donde las malas practicas monetaristas y econòmicas les obligò a recurrir temporalmente a èstas alquimias que todos bien conocemos como terminaron.

    Me gusta

  3. Pingback: Análisis de la evolución del dólar blue | ESEADE

Los comentarios están cerrados.