Una solución de mercado para la disputa por las Malvinas

Steve H. Hanke ofrece una solución «de mercado» al conflicto de Malvinas.

Sería interesante conocer la opinión de los lectores.

19 comentarios en “Una solución de mercado para la disputa por las Malvinas

  1. Yo tengo otras dos:
    1. La primera, tal vez más barata, sería directamente comprar cada una de las propiedades ofreciendo precios atractivos para que cada isleño venda
    2. La segunda es la de Borges, dárselas a los bolivianos así resuelven la cuestión de la salida al mar

    Me gusta

  2. La opción 1 es viable considerando que en toda la isla residen sólo unos 3000 habitantes. Incluso se puede pensar alguna «indemnización» para que viajen a Inglaterra, donde se sentirían más cómodos con el idioma y las instituciones.

    Pero aun con cierto acuerdo en este sentido entre Argentina, Inglaterra y los isleños, otro debate que inicia después es de qué hace el gobierno con las propiedades en esta isla vacía.

    Nosotros diríamos que hagan con ella lo que se hace hoy con las free cities, pero imagino -en su lugar- planes sociales con un bonus por zona desfavorable bastante alto para estimular el poblamiento de la isla.

    En pocas palabras, se cumpliría la proyección de Samuel Johnson desarrollada en 1771, según cita el mismo Steve H. Hanke:

    «Qué, si no una soledad lúgubre y sombría, una isla descartada para el uso humano, ventosa en invierno y estéril en verano; una isla que ni siquiera los salvajes del Sur se han dignado habitar, donde se debe mantener una guarnición en condiciones que hacen envidiar a los exiliados en Siberia; una isla que será un gasto a perpetuidad, y de utilidad sólo ocasionalmente; una isla que si la fortuna corona nuestros esfuerzos, en tiempo de paz tal vez se convierta en un nido de contrabandistas, y en tiempos de guerra, en un refugio de futuros piratas».

    Me gusta

  3. Hola Adrián, me parece que esta propuesta de Hanke es bastante mala. Te copio un post que hice hace un par de días sobre el mismo tema.
    me parece bueno que comiencen a haber propuestas de solución que pasen por fuera de los gobiernos involucrados. Esta de Hanke no me parece muy razonable. Supone un referéndum donde debería haber un 80% de votos en favor de Argentina para comenzar una discusión sobre la soberanía. Esto nunca va a ocurrir, con muchísima buena voluntad hacia Argentina, la votación saldría 99% en favor de Inglaterra. Esto haría que automáticamente se volviera a la situación actual. Para lograr esa super-mayoría, propone que Argentina indemnice a los isleños por el perjuicio de pasar de ser ingleses a ser argentinos, lo que resultaría inaceptable para cualquier gobierno argentino (sería tanto como aceptar que ser argentino es tan malo, que me tendrían que pagar mucha plata para que lo sea). Además, para lograr que los isleños voten por argentina, lo que habría que pagarles sería una fortuna (lo suficiente como para que decidan, eventualmente, irse a vivir a Londres).
    Me parece que, contrariamente a lo que opina la ONU, la solución a largo plazo debería pasar por la auto-determinación de los isleños, y yo agregaría, el establecimiento de una free city allí.
    Una propuesta en tal sentido podría ser:
    1) Que Gran Bretaña y Argentina se comprometan a suspender por cincuenta años toda discusión por la soberanía.
    2) Que Gran Bretaña retire todas sus fuerzas militares y Argentina se comprometa a no iniciar ningún tipo de acción armada o de ningún otro tipo para recuperar las islas en ese plazo.
    3) Que los isleños organicen las islas como quieran, al modo de una free city, cuyo estatuto deberá ser respetado por Gran Bretaña, Argentina y la comunidad internacional en general. de esa manera estarán organizados durante esos 50 años.
    4) Los isleños podrán optar por ser ciudadanos argentinos o ingleses (hoy tienen esa facultad, todos son ingleses, dicen que uno vino a sacar el DNI, posiblemente pagado por el gobierno o porque perdió una apuesta en el pub). Podrán también optar por tener la doble ciudadanía, o ninguna, o la de cualquier otro país.
    5) Podrán hacer tratados de cooperación, comercio y de cualquier otro tipo, sin necesidad de participación de ningún gobierno, con Inglaterra, Argentina, o cualquier otro país.
    6) En 50 años los isleños decidirán sin quieren que las islas permanezcan independientes de ningún gobierno, y si así lo hacen, se suspende definitivamente la discusión sobre la soberanía.

    Me gusta

  4. Gracias Ricardo por tu comentario. La verdad es que nunca me había puesto a pensar en cómo solucionar este conflicto hasta que leí el artículo de Hanke, por eso lo difundimos en el blog para intentar generar este intercambio.
    Pienso que cualquier propuesta de solución debiera tener el consentimiento de los isleños, quienes en definitiva viven hoy en la isla y serán los más beneficiados o perjudicados con cualquier acción que se tome.
    Tu propuesta me parece excelente! Lo que yo decía arriba, de hecho, iba un poco en ese sentido, ya que proponía en línea con Hanke indemnizar a los isleños para retirarse de la isla, y luego armar una free city.
    Del modo en que lo planteás, hay una dificultad: convencer a los iseños que una free city sólo redundará en beneficios para ellos.

    Me gusta

  5. Por lo que poco que conozco de la historia de los malvinenses, pareciera ser que todos ven un problema menos los supuestos perjudicados, los malvinenses. El problema de los isleños es cada vez que el gobierno argentino intenta involucrarse en sus instituciones. El gobierno argentino confunde quien es el soberano en una república, es el pueblo, no el gobierno. Si el soberano desea ser representado por la corona Inglesa en lugar del estado Argentino pues listo, no hay más problema.

    ¿Cuántos de los Argentinos que desean que las Malvinas sean Argentinas, estando en lugar de los isleños (es decir, con sus incentivos), renunciaría al Reino Unido para someterse al estado Argentino?

    No estoy seguro que las Malvinas tengan un problema, sino más bien que el gobierno Argentino les crea un problema.

    Veo poco factible la compra… no hay punto medio, o están bajo el protectorado del Reino Unido o del Argentino, no puede ser algunos sí y otros no. Esto implica definir un default, si hay uno que se opone, ¿que sucede? Este es, justamente, el problema de la soberanía. El ejercicio es interesante, pero al ser entre países no se qué tan factible es su aplicación.

    Si realmente se respeta el principio de autodeterminación, y los isleños quisieran ser una free-city, entonces podrían exigirlo al Reino Unido y listo. No conozco la situación de las islas, pero no se cuánto ganarían las Malvinas con esto; dudo que haya muchas regulaciones (es impresión, desconozco la situación).

    Me gusta

  6. ¿Está prohibido para los argentinos ir a las islas? ¿Se nos prohíbe, por ejemplo, comprar un inmueble allí?

    Porque si ese no fuera el caso yo diría que el que esté interesado en «recuperarlas» vaya y se instale allí con una transacción comercial DE MERCADO en serio (comprando una casa, por ejemplo). Y si todos comparten la idea las Malvinas pasarían a ser argentinas de hecho.

    Si esto no es así y tenemos que movernos en el marco de gobiernos y democracia que -sobre todo- tanto alaban nuestros propios dirigentes, entonces comparto con NIcolás que si los Kelpers están allí y quieren depender de Inglaterra, no hay ningún problema que resolver.

    Me gusta

  7. Lo único atinado en esta nota son las palabras de Samuel Johnson con respecto a MALVINAS (pues ése es su nombre) y su proyección a futuro: se convirtieron en nido de contrabandistas y refugio de piratas (pues ésa es la característica del país colonizador/usurpador).
    Otro detalle: MALVINAS no tiene bandera; la prohibición es para los buques de bandera británica que se dirijan a realizar operaciones a MALVINAS. Soy patagónica (Chubut) y todas las provincias de esta región sancionaron leyes similares para aplicarlas en sus puertos.
    La soberanía argentina no debe rendirse ni comprarse ni venderse ni medirse con preceptos mercantiles. Y esto no significa nacionalismo exacerbado ni pretensión de recuperarlas con guerras absurdas, sino sólo a través del accionar persistente de la diplomacia.
    Los isleños deben comprender y aceptar que son intrusos; no son «pueblo» argentino sino ocupas en nuestro terrotorio; la opción de la autodeterminación no es aplicable en el caso de MALVINAS (así lo sostiene la ONU desde hace décadas). Cuando las MALVINAS sean recuperadas (devueltas) e incorporadas como una provincia más al territorio federal argentino, los isleños podrían optar por la doble ciudadanía y vivir bajo bandera argentina o regresar a su lugar de origen.

    Edith Terenzi
    Lic. en Ciencias Políticas
    Trelew – Chubut

    Me gusta

    • Querida Edith, estás enferma del peor mal social: el nacionalismo. Los isleños como los llamás, son los únicos habitantes estables que han tenido las islas desde que los hombres pueblan la tierra. No han tenido que desplazar, esclavizar o eliminar población alguna para ocuparlas (Argentina nunca tuvo una población estable en Malvinas y tampoco España, más aún en 1833, el artículo menciona erroneamente 1933, Argentina ni siquiera existía como nación organizada). Creo que es uno de los escasísimos ejemplos de población originaria que hay en el mundo. Por lo tanto creo que primordialmente se debe garantizar que los actuales pobladores puedan vivir en paz y de acuerdo a sus deseos. Cuando los ingleses llegaron a Malvinas, nosotros no habíamos conseguido tener una frontera segura contra la indiada en la mismísima provincia de Buenos Aires.

      Me gusta

      • Estimado Miguel, en la apertura del blog (véase Bienvenidos, 28 de enero de 2011), cerramos la nota introductoria señalando que «Este blog está abierto a aquel que quiera pensar y debatir, con respeto mutuo y honestidad intelectual.»
        Ha pasado más de un año y no hemos tenido que eliminar ningún comentario. Uno puede disentir con el comentario de Edith o cualquier otro, pero le ruego mantenga el respeto por las opiniones de los otros comentaristas. De otro modo tendremos que borrar sus comentarios.

        Me gusta

  8. Siguen explorando en busca de Petroleo? Creo que ESA es la causa del interés renacido de tomar control de las islas. Cualquier solución deberá plantear qué hacer con los recursos naturales que se descubran…

    Me gusta

  9. Las Malvinas van a ser argentinas cuando a los malvinenses les convenga ser argentinos. Si queremos recuperar las islas, lo mejor que podemos hacer es que ser argentino sea algo bueno y no una desgracia. Mientras sea así, los malvinenses van a seguir prefiriendo ser ingleses

    Me gusta

  10. Pienso que Edith está resumiendo el sentimiento general del argentino respecto a las Malvinas. «Son nuestras, los isleños son ocupas, deben irse». Miguel hace bien en recorrer la historia y establecer que justamente no está tan claro que sean ocupas, o que las Malvinas sean de Argentina, y por ello se desató el conflicto. En la historia más reciente, Orlando hace bien también en señalar que apareció el petróleo, aunque muchos dicen que es de mala calidad o que las exploraciones son insatisfactorias.
    Lo positivo de esta nueva etapa de debate que que es pacífico. Lo que está claro, creo, es que nunca debió irse a las armas para solucionar el conflicto.

    Me gusta

  11. La entrevista es excelente. Tomo un extracto:

    ¿Están interesados los isleños de ser parte de la Argentina?

    Sinceramente no conozco a un isleño que desee ser parte de la Argentina. Y con ello no quiero ofender a nadie. Es que nosotros simplemente tenemos nuestro modo de vida y estamos contentos con ello.

    Cuando personas de otros países me preguntan lo mismo, yo les pregunto si serían felices si su país, su cultura y todo lo que quieren, pase a manos de otro país. Es una pregunta que invariablemente les molesta.

    Me gusta

  12. Jorge Lanata (http://www.lanacion.com.ar/1446232-lanata-tratar-de-pensar-en-libertad-se-parece-a-un-delito-en-la-argentina) agrega un comentario a considerar:

    «La manera de argentinizar las islas es integrarlas, no aislarlas; vetar los permisos de pesca es una maniobra imbécil y menor: tardan diez minutos en cambiar la bandera de conveniencia y siguen pescando. Lo que hay que hacer es poblar Malvinas, integrarlas: médicos argentinos trabajando en sus hospitales, malvinenses estudiando en Gallegos, trabajadores temporales en uno y otro lado. Crear lazos verdaderos y no retórica en tribunales internacionales que no sirven para nada.»

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.