Así nacen las grandes ideas… una lapicera, una servilleta y nace la Curva de Laffer!

img_3061