¿POR QUÉ SCIOLI DEVALUARÁ MÁS QUE MACRI?

Macri-ScioliLa teoría económica, o en particular la teoría monetaria, enseña que a largo plazo la relación entre la moneda local y la divisa internacional es que la que determina el tipo de cambio real. Cuando comparamos las políticas económicas que los dos principales candidatos presidenciales dicen que tomarán, queda claro que uno devaluará –a largo plazo- más que el otro.

Coincido con variados analistas en que tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri, tienen un plan similar en lo que refiere al sinceramiento de las variables macroeconómicas, pero mientras el primero sugiere avanzar de modo gradual, el segundo avanzaría a modo de shock.

El análisis entonces debe concentrarse en la cantidad de pesos, y en la cantidad de dólares que circulará e ingresará –en forma neta- al país, si se aplica las políticas por ambos sugeridos.

Por el lado de los pesos, Macri ha reconocido –sin decirlo- cierto ajuste, incrementando las tarifas de los servicios públicos –aunque manteniendo parte de los subsidios- e incluso “ordenando” el gasto público. Se trata de reducir rápidamente la monetización del déficit fiscal que genera la alta inflación por todos conocida. Scioli, sin embargo, habla de “cambiar lo que haya que cambiar”, pero difícilmente pueda avanzar en un tarifazo en los servicios públicos o en una baja del gasto. Más bien, la propuesta de Scioli debe entenderse por un cambio de “gasto públio” por “inversión pública”, lo que en definitiva hace difícil pensar de qué modo podría reducir el ritmo de crecimiento del actual circulante de pesos.

Por el lado de las divisas, debemos reconocer en Macri el interés por retomar las relaciones internacionales con el mundo y una más clara decisión de atraer capitales e inversión privada, lo que en definitiva redundará en un ingreso de divisas al país. Scioli en este sentido no ha podido desligarse aún del bloque al que la Argentina hoy pertenece junto con Venezuela, Ecuador y Bolivia, lo que genera dudas en torno a un cambio en la estrategia de relaciones internacionales, y también en cuanto al éxito que pueda tener en atraer capitales al país.

Mientras Macri apuntará a un rápido desaceleramiento en la expansión monetaria para reducir la inflación, Scioli promete seguir con el modelo actual en forma similar al modelo Kicillof, a costa de continuar con el estancamiento/recesión, especialmente en el sector industrial. Mientras Macri apunta a fomentar la inversión privada atrayendo inversión extranjera directa, Scioli apunta a fomentar la inversión pública, que no es más que mantener la política actual pero redirigiendo el gasto de unos sectores a otros.

Independientemente del mensaje que ambos ofrecen respecto a la política inmediata que se tomará en caso de ganar las elecciones, está claro que a largo plazo Scioli deberá devaluar más que Macri. Es cierto quizás que, con Macri, la unificación del tipo de cambio oficial y blue sea más rápida, acercándose el primero a la cotización del segundo, pero después de esta “devaluación” -que yo prefiero llamar «sinceramiento» de la devaluación ya generada por Kicillof- tanto el tipo de cambio nominal como el real deberían estabilizarse, si se hacen correctamente los deberes en el plano fiscal. Pero también pensamos que, con Scioli, al mantenerse el ritmo de crecimiento del circulante en pesos, y al alcanzar un menor éxito relativo en el ingreso de divisas al país, la devaluación a largo plazo deberá ser mayor.

4 comentarios en “¿POR QUÉ SCIOLI DEVALUARÁ MÁS QUE MACRI?

  1. Concido con el analisis hecho por Adriàn y en definitiva estoy de acuerdo en que el candidato que mas asegura el crecimiento de la economìa y el ordenamiento del gasto es Macri, scioli està condicionado, aunque quisiera, por la señora que comandarà su gestiòn junto a la càmpora que seguirà siendo el principal factor de desastre con sus «politicas» para el paìs. Cordialmente enrique

    Me gusta

  2. No se trata de saber qué es lo que deberá hacer la nueva administración, sino como lo hará y cuando.
    Es redundante y agotador continuar enumerando las debilidades macroecómicas que deben ser corregidas.
    La actual administración tiene asegurada su continuidad por la incapacidad de la oposición y no por virtudes propias, pero en caso de intentar prolongar la misma línea que narra como ¨ inclusión con desarrollo ¨comprobará de la peor manera que es simplemente imposible.

    https://dinamicaeconomica.wordpress.com/2015/10/15/los-numeros-de-la-macroeconomia-que-deja-la-administracion-saliente-son-muy-malos-el-proceso-de-reordenamiento-sera-largo-y-complejo/

    Me gusta

    • No por resdundante se debe dejar de insistir en esas teorias econòmicas -en este caso de teroìa monetaria- indispensables para el paìs, lo que puede resultar redundante para algunos puede ser desconocido, aùn en estos tiempos, para otros y creo que no son pocos

      Me gusta

  3. El gradualismo casi siempre termina asegurando la continuidad de las políticas económicas, al menos en América Latina así se ha dado, se pierde la oportunidad. Los tratamientos de shocks con las reformas respectivas siempre terminan modificando la estructura económica y por tanto son exitosas. Argentina necesita efectuar políticas de cambio urgentes y rápidas, ya que que estas por lo general son impopulares, mientras más se demore más irrealizables son la políticas, es más necesita que haya una buena comunicación con la gente y se informe las razones del cambio para que puedan ser aceptadas, evidentemente que habrá costo político. Para esto es necesario un buen equipo económico-político. Indudablemente el tipo de cambio real y nominal se apreciará, o depreciará poco (esto último es poco probable) si se ataca al déficit fiscal y una política monetaria «apretada», el ingreso de capitales y las mayores exportaciones provocarán este efecto. La apertura externa tanto por la cuenta corriente y la cuenta capital no podrá respetar la secuencia u orden de liberalización (faltará tiempo), será necesario aperturar las dos en forma simultánea, esto pasó en Polonia, Perú, Chile, habrá que estar preparado para la apreciación cambiaria, los argentinos lo vivieron el los primeros dos años del gobierno de S. Menen cuando se fijo el tipo de cambio. Si Scioli ingresara al gobierno, los costos económicos y políticos de hacer una política seria y creíble para lograr estabilidad y crecimiento será mayores que las de Macri.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.