¿Crea el Gobierno Trabajo?

Hace unos días Adrián posteo un working paper en el que trabajos juntos sobre los efectos de una política fiscal expansiva con recursos ociosos enmarcado en el modelo de Garrison.

Una de las aclaraciones que hacemos es que en términos económicos, crear trabajo implica crear valor, no catalogar estadísticamente a alguien como «empleado.»

El ejemplo que apela al ridículo de que fácilmente se puede solucionar el problema del desempleo contratando a una mitad de los desempleados para que caven pozos y a la otra mitad para que los tapen a veces es mal entendido. El punto no es crear trabajo que no sea obviamente ridículo. El punto es que trabajo que a simple vista no nos resulta ridículo (empleos en oficinas, fábricas, etc.) pueden ser tan «ridiculos» en términos económicos como cavar pozos y taparlos. El punto es el efecto económico, no el efecto psicológico que uno y otro trabajo nos puede generar.

En este breve video Steven Horwitz discute el problema de la creación de trabajo por parte del estado.

1 comentario en “¿Crea el Gobierno Trabajo?

  1. Pero incluso en este escenario opera el tema del valor subjetivo; un agente de gobierno puede legítimamente considerar que la «catalogación estadística de personas como empleados» crea valor (y defenderlo incluso vía los estudios que señalan el efecto sobre la autoestima, etc. de empleados -aunque otros agentes los consideren improductivos- vs. la autoestima en desempleados o subsidiados).
    Además, la opinión pública también puede llegar a adherir a esta concepción pintoresca de «creación de valor».
    De nuevo, el problema es el marco de incentivos perversos que se generan en la agencia política en virtud del cual algo que para quienes actúan en el ámbito privado puede resultar ridículo, para esos mismos agentes una vez pasaran a operar bajo la lógica pública dejaría probablemente de ser percibido como ridículo. En lo que señala la entrada y en la aporía que presento, subyace un problema sustantivo de irracionalidad de la acción que debe ser enfrentado si no se quiere caer en meros análisis de más o menos mercado/gobierno.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.