Hacia una síntesis entre el liberalismo clásico y el anarquismo de derecha – Por Pablo Pozzoni

Rothbard_HayekEn los últimos días, se han generado en el blog discusiones aquí y aquí en torno al liberalismo clásico de Hayek -representado también en el orden espontáneo-, y el anarcocapitalismo de Rothbard -representado en el principio de no agresión-. Si bien ambas posiciones se presentan como antagónicas, algunos autores han intentado mostrar su consistencia. Al respecto, sugiero la lectura del post de Pablo Pozzoni escrito en su blog en 2007 titulado “La propiedad privada como libertad y liberación. Hacia una síntesis entre el liberalismo clásico y el anarquismo de derecha.”

Al menos dos referencias me parece importante tomar de este texto, y someterlas a discusión. En la primera dice Pablo Pozzoni:

Las postura liberal clásica hayekiana y la anarcocapitalista rothbardiana no deberían ser entonces mutuamente excluyentes, aunque postuladas como están es inevitable. Pero esto es así, creo, por algunos errores en las premisas que, como se ve, no están en sus postulados básicos, sino que por el contrario entran en contradicción con estos.

Y sobre el final concluye:

La síntesis liberal, creo, está en la naturaleza de la propiedad privada. Por eso no se trata de buscar la abolición del Estado, sino su absorción ordenada por parte de la sociedad civil, mediante las mismas fuerzas del mercado. Si su naturaleza era contradictoria con el mercado o no lo era, se probará evolutivamente. No hay por qué desesperarse en un sentido o en el otro. La solución se hace en función de la propiedad privada, y por eso la postura debe ser antes que nada privatista. Si este principio se perjudica, se retrocede y se busca una solución mejor, y se sigue adelante. El principio de no-agresión y el orden espontáneo son aquello “social” que no cambia en el cambio, pero que hacen el cambio creativo “interpersonal” posible, esto es, la fórmula que hace posible la sociedad abierta como la percibieron Henri Bergson y Karl Popper. En pocas palabras: evitar el dominio del poder en las relaciones humanas, mediante una legislación general contra la violencia.

7 pensamientos en “Hacia una síntesis entre el liberalismo clásico y el anarquismo de derecha – Por Pablo Pozzoni

  1. Voy con la última frase del post de Pablo que la encuentro claramente contradictoria: ” evitar el dominio del poder en las relaciones humanas, mediante una legislación general contra la violencia. ”

    ¿Cómo entender un poder sin dominio? El poder es concebido justamente para ejercer dominio sobre algo o alguien. El poder es lo que configura y encarna a lo que conocemos como ESTADO. El Estado es inconcebible sin el poder que le permite crear monopolios: del dinero, de la fuerza, de la justicia, de la seguridad,…ctc

    Las concesiones que Hayek hace al Estado son contrarias a la libertad y la propiedad privada. H.H Hoppe afirma que “Hayek es un socialdemócrata moderado” Un rasgo de mucha cortesía y consideración cuando usa el adjetivo “moderado”

    Me gusta

  2. De acuerdo contigo, Mario Zuluga. Es además lo que discuto con objetivistas: Rand es prácticamente la iniciadora de este concepto de “no agresión”, pero no llegó a fondo (por supuesto Rand fue mucho más allá que Hayek) pero se se quedó en el “Monopolio de la Fuerza Defensiva Objetiva” (utópico que los monopolios no terminen conviertiéndose en agresores. Rothbard (quien comenzó con ella, y defendió igual que ella, el iusnaturalismo y que al liberalimso es un concepto ético) llegó al fondo de la cuestión: gobiernos en competencia. Esta idea ya venía de Gustave de Molinari.

    Me gusta

  3. Los mejores autores del ‘liberalismo’ ‘clasico’ y consistente propusieron la ‘anarquia’ liberal en 1849-1850. Ver Spooner y Molinari por ejemplo.

    La mayoria de los actuales ‘anarco capitalistas’ Rothbard incluido son una mala (o muy mala) copia de gente como Spooner o Molinari

    En cuanto al resto de autores conservadores que pasan por ‘liberales’ como hayek y los otros dos o tres malos divulgadores parciales, no son mas que complices del estatismo y corporativismo actuales.

    Resumiendo, la ‘sintesis’ entre estatismo y liberalismo es un absurdo, y el liberalismo consistente data de 1850. O quizas de 1750 con Burke y su defensa de la sociedad natural. O quizas de antes.

    Los conservadores que la van de liberales tienen que estudiar un poquito mas…

    Me gusta

  4. Mario Zuluaga Uribe: entendiste mal la oración que citaste. Lo que allí quise decir con “dominio” es la intervención del poder en sí mismo, sea el Estado o cualquier otro agente, colectivo o individual. El Estado está construido estructuralmente sobre el poder, aunque hay que ver cuan independiente es de la sociedad en la que actúa. En cualquier caso, lo que quise decir es que el poder puede seguir existiendo potencialmente en tanto haya grupos sociales con diferente capacidad de usar la fuerza, pero que hay que evitar en lo posible las relaciones sociales basadas en la misma, esto es: evitar la violencia. En el caso del Estado, su sola existencia exige el monopolio de la violencia y una cierta provisión forzada de recursos al mismo, y por eso, o se minimiza el Estado, o se reduce a cero. Pero, que haya un Estado, o sea, un poder monopolizado en un colectivo que rodea y ahorca a toda la sociedad, no significa que esté “interviniendo” totalmente sobre ella y absorbiendo su existencia como sucede en el totalitarismo. Si la sola existencia de un poder central implicara un “dominio” (o, mejor dicho, una intervención) total del mismo de todas las relaciones sociales, entonces todo Estado implicaría un socialismo y no habría espacio alguno para el mercado. Y así sería lo mismo Cuba que Chile, Norcorea que Surcorea.

    Me gusta

  5. Juan Gar: creo que te confundís en un par de puntos. Burke era un autor entre liberal y conservador, que sin querer conciliaba ambas posiciones. No creo que haya que igualar conservador con estatista o algo parecido. Es cierto que Hayek y otros liberales clásicos hacen concesiones a la existencia del Estado, pero eso no los hace doctrinalmente “estatistas” o “traidores a la causa liberal” ni nada parecido. El caso de Hayek es muy particular porque tiene muchos puntos de contacto con Burke, e incluso así Hayek es menos conservador que Burke. Y así como Burke puede tener ideas muy liberales, incluso liberales libertarias, sin ser un liberal, también sucede algo parecido con el anarquismo de Spooner, que no es tan fácil de definir como anarcoliberal o anarcocapitalista, siendo que él suponía que el mercado libre con propiedad privada y sin Estado llevaría a la abolición del trabajo asalariado (o sea: consideraba, desde un cierto igualitarismo social, que el capital debía estar en manos de todos pero culpaba al Estado en vez de al mercado de que no sucediera espontáneamente).
    Concuerdo en que lo más cercano a una posición ancap incondicional sería la de Molinari.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.